viernes, 17 de octubre de 2008

MJ12: El pacto USA/Aliens p2

MJ12
(Segunda Parte)


Los fondos para el MJ12 eran aprobados por el comité de presupuestos y otorgados al Ministerio de la Defensa, para unos asuntos ultra-secretos, el Programa de Construcción del Ejercito de Tierra. Si bien este cuerpo no podía disponer de estos fondos, y no sabía a qué iban destinados, la autorización para su utilización procedía de hecho del Ministerio de la Marina. Los fondos se dirigían al departamento Cheassapeake, el cual tampoco podía disponer de los mismos. Incluso el mando supremo, un almirante, desconocía su destino real. Un solo hombre, el comandante de la Marina encargado del departamento Cheasepeake y que sólo rendía cuentas a la Oficina Militar de la Casa Blanca, conocía la verdad, el importe de los fondos y su destino final. El total secreto que ha rodeado a estos fondos prueba fehacientemente cómo todas las pistas han sido ocultadas mediante un intrincado laberinto imposible de desentrañar hasta para los más expertos. Nunca hubo ninguna auditoría y nunca la habrá sobre la utilización de estos fondos secretos.

Abultados importes de este fondo ultrasecreto han sido transferidos secretamente a Palm Beach, en Florida, a un lugar que pertenece a la Guardia Costera denominado Peanut Island. Esta isla se encuentra próxima a un terreno que pertenecía a Joseph Kennedy. Se ha rumoreado que el dinero se utilizó para el acondicionamiento del terreno y diversas inversiones inmobiliarias.

No obstante, hace algún tiempo, un programa de televisión dedicado al asesinato de Kennedy, mostró el testimonio de un empleado de la Guardia Costera que afirmó haber entregado dinero en los límites del terreno de la familia Kennedy a un representante de la familia. ¿Podría esto tratarse de un pago secreto a la familia Kennedy por la pérdida de su hijo John F.? Otros pagos siguieron durante el año 1967, y después cesaron. Los importes y el motivo real de estos pagos siguen siendo una incógnita.

Mientras tanto, Nelson Rockefeller había cambiado nuevamente de puesto. Esta vez, había enfocado su interés en el antiguo puesto de C.D. Jackson, a saber: "Responsable de las misiones especiales para las estrategias psicológicas". Cuando Nelson fue nombrado para este puesto, el título del puesto fue: "Responsable de misiones especiales para la estrategia de la guerra fría".


Nelson Rockefeller

Este mismo puesto se mantuvo y se desarrollaron sus atribuciones hasta que fue ocupado por Henry Kissinger, bajo el mandato de Nixon. Oficialmente, debía ofrecer ayuda y consejo para el desarrollo de la comprensión y de la cooperación entre los pueblos. Esta versión era un puro pretexto, ya que Rockfeller era, secretamente, el coordinador de los servicios secretos del Presidente. En su nuevo puesto, estaba directa y exclusivamente subordinado al Presidente. Tomaba parte a las sesiones del Gabinete, del CFR (Economic Policies) y del Consejo Nacional de Seguridad Nacional (National Security Council), el más alto comité director del gobierno.

Incluso se dio a Rockfeller un puesto aún más importante, el de director de una unidad secreta, el "Grupo coordinador de la Planificación", que había sido creado por decreto NSC 5412/2 en marzo 1955. El grupo se componía de varios miembros "ad hoc", según el orden del día de la reunión. En contrapartida, los miembros permanentes eran Rockfeller, un miembro de cada uno de los Ministerios de la Defensa y de los Asuntos Extranjeros, y el Director de la CIA. Este grupo fue llamado el "Comité 5412", o el "Grupo especial". Por el decreto 5412/1, se obligó a que dicho comité ejecutivo aprobase las operaciones secretas, mientras que en el pasado tales operaciones sólo se ejecutaban con la única autorización del director de la CIA.


Edgar Hoover

La orden secreta del presidente Eisenhower (NSC 5410) precedía por tanto en 1954 la orden 5412 que creó un comité permanente (no "ad hoc"). Este comité fue nombrado MAJORITY 12, y debía dirigir y controlar todas las actividades secretas en relación con la cuestión de los extraterrestres. El NSC 5412/1 tuvo seguidamente que explicar la razón de sus numerosas reuniones en el supuesto de que el Congreso o la prensa se volviesen curiosos. MAJORITY 12 estaba integrado por Nelson Rockfeller, el Director de la CIA Allen Welsch Dulles, el Ministro de Asuntos Exteriores John Foster Dulles, el Ministro de Defensa Charles E. Wilson, el jefe de estado mayor, el almirante Arthur W. Radford, del director del FBI, J. Edgar Hoover y de seis hombres del Directorio del CFR, llamados los "sabios". Todos estos hombres eran miembros de una sociedad secreta de estudiantes, y se denominaban ellos mismos la JASON SOCIETY o los JASON SCHOLARS, y reclutaban a sus miembros de asociaciones tales como los SKULL AND BONES y los SCROLL AND KEYS de las Universidades de Harvard y Yale.


Charles E Wilson

Estos "sabios" eran los miembros fundadores del CFR. El MJ12 contaba pues con 12 miembros: los seis primeros procedentes de cargos del gobierno, y el grupo de "sabios", formado por cuadros ejecutivos y directores del CFR y, más tarde, de la Comisión Trilateral (TC). Gordon Dean, George Bush y Zbigniew Brezinski formaban parte de la misma. Los más importantes y los más influyentes de los "Sabios" que colaboraron en el MJ12 fueron John McCloy, Robert Lovett, Everall Harriman, Charles Bohlen, George Kennan y Dean Acheson. Su influencia política debía permanecer hasta los años ‘70. Es significativo que tanto Eisenhower así como los seis primeros miembros del MJ12 procedentes del gobierno hayan sido asimismo miembros del CFR.


John Foster Dulles


Allen Welsh Dulles

Algunos investigadores serios descubrieron que todos los "sabios" no han estudiado en Harvard o Yale, y que todos no han sido reclutados por su pertenencia a los sociedades secretas denominadas "Skull and Bones" o "Scroll and Keys". Este enigma se aclarará cuando se lea el libro "The wise men" (Los hombres sabios") de Walter Isaacsson y Evan Thomas, de la editorial Simon and Schuster, New York. En el capítulo 9, se verá la siguiente frase : "...su entrada en los Skull y Bones ha sido decidida en una base aeronaval de los alrededores de Duenkirchen".

He logrado descubrir que sus miembros son corrientemente reclutados en base a su servicio militar antes de sus estudios y no sólo y exclusivamente del hecho de su estancia en Harvard o Yale.

Más tarde, algunos miembros elegidos fueron admitidos en la JASON SOCIETY. Eran todos miembros del CFR y, en ese momento, llamados la “Eastern Establishment”. Esto debería darles una idea de la influencia y del significado de la mayoría de las sociedades secretas universitarias. La JASON SOCIETY crece y prospera aún hoy, pero cuenta también entre sus afiliados con miembros de la Comisión Trilateral. Los miembros de la Trilateral existían ya en secreto en 1973. Y la sigla de TC procede de la sigla de la bandera de los extraterrestres.

El MJ12 existe aún hoy. Bajo el mandato de Eisenhower y de Kennedy, y con el fin de despistar, se llamó el Comité 5412 o el Grupo Especial. Durante el gobierno de Johnson, se llamaba el Comité 303, ya que el nombre de 5412 había sido divulgado en el libro "The secret Government" (El Gobierno Secreto). En realidad se había permitido al autor del libro que le llegasen las informaciones sobre 5412/1 para mejor ocultar la existencia del NSC 5410. Bajo el mandato de Nixon, Ford y Carter, se denominó el "Comité 40", y bajo Reagan el "Comité PI 40". Durante todos estos años, sólo el nombre cambió.


George Bush

En 1955, se hizo evidente que los extraterrestres engañaban a Eisenhower y que incumplían el acuerdo suscrito. En muchos lugares de los Estados Unidos se descubrieron cadáveres humanos y de animales mutilados. Se empezó a sospechar que los extraterrestres no facilitaban al MJ12 la lista completa de sus contactos y secuestros de personas y se temía que todas las personas secuestradas no habían sido devueltas. Asimismo se sospechaba que colaboraban con la URSS, y esta sospecha se confirmó. Se tuvo que admitir que los extraterrestres utilizaban y secuestraban un gran número de humanos con el fin de examinarlos con la ayuda de ciertas sociedades secretas y mediante poderes extraordinarios, de magia, el ocultismo y de la religión.

Tuvieron lugar combates aéreos entre los aviones de la Fuerza Aérea y de naves extraterrestres, y se tuvo que admitir la aplastante inferioridad de nuestras armas frente a las de los extraterrestres.
En noviembre de 1955, el decreto NSC 5412/2 creó un comité para el estudio de todos los factores tendientes a establecer y ejecutar un plan director para la política extranjera en la era del poder nuclear. Una vez más, sólo se trataba de un vulgar pretexto que debía ocultar el fin real del estudio, es decir, la cuestión de los extraterrestres.

De forma simultánea, el presidente Eisenhower había ya formado en 1955 y por decreto NSC 5411, un grupo de estudio que debía examinar todos los hechos, pruebas y mentiras de los extraterrestres y a descubrir la verdad sobre ellos. El NSC5412/2 sólo había sido pensado como tapadera en el supuesto de que la prensa comenzara a buscar las razones por los cuales hombres tan importantes se reunían tan frecuentemente. Las primeras reuniones tuvieron lugar ya en 1954 y se llamaron las “reuniones de Quantico”, del nombre del lugar de la reunión, la base aeronaval de Quantico. El grupo de estudio lo integraban 35 personas que sabían el secreto y miembros del CFR, aquellos conocidos como del grupo de los JASON SOCIETY o JASON SCHOLARS. Se invitó a Edward Teller a participar. El Dr. Zbigniew Brezinski presidió estas reuniones durante los primeros 18 meses, y seguidamente lo hizo Henry Kissinger, durante el segundo periodo que se inició en noviembre de 1955. Nelson Rockfeller era un visitante asiduo a todas las sesiones.


Zbigniew Brzezinski

En una segunda fase de las investigaciones, los encuentros se desarrollaron en Quantico, y el grupo pronto se denominó “Quantico 2”. Nelson construyó para el MJ12 y el comité de estudio un centro de reuniones secreto en Maryland al cual sólo se podía acceder por avión. Por lo tanto, los encuentros podían realizarse sin temor a la curiosidad de la prensa. Este lugar secreto de encuentros recibió el nombre de "Country Club", (Club de campo). Ofrece instalaciones completas, incluso un centro de reposo y de reuniones.

Hacia finales de 1956, el grupo de estudio fue aparentemente disuelto y Henry Kissinger publicó en 1957 los resultados, supuestamente oficiales, bajo el título "Armas nucleares y política extranjera" publicado por el CFR en la editorial Harper & Brotheres, en Nueva York. Siendo en realidad la verdad que Henry Kissinger había terminado más del 80% de este manuscrito durante sus estudios en Harvard.

El grupo de estudios continuó con sus trabajos en secreto. Uno se puede hacer una idea de la importancia que Henry Kissinger daba a este grupo de estudios escuchando las declaraciones de su mujer y de sus amigos: muchos de ellos mencionaban el hecho de que éste abandonaba su casa muy temprano y regresaba tarde en la noche, sin hablar con nadie ni contestar a ninguna pregunta. Parecía vivir en un mundo en el cual no había sitio para nadie más.

Estas declaraciones son muy significativas. Los resultados del estudio sobre la presencia y los actos de los extraterrestres debieron impresionarle profundamente. Henry Kissinger no era el mismo durante el tiempo que duraron estas reuniones. Y nunca más conoció acontecimientos tan graves como en esa época. Trabajaba a menudo hasta tarde en la noche, después de un día intenso de trabajo. Estas circunstancias fueron lo que le condujeron finalmente al divorcio.

Una de las conclusiones más destacadas de este estudio sobre los extraterrestres fue que no se podía decir nada al gran público, ya que su conocimiento hubiera probablemente conducido al derrumbe de la economía y de las estructuras religiosas, y a un pánico nacional que desembocaría en una anarquía total. De esta forma la conspiración del silencio debió continuar.

Por lo tanto, ya que nada se podía hacer público, el Congreso no debía evidentemente saber nada de esto. La financiación de los proyectos y de la investigación debía por lo tanto conseguirse de fuentes extragubernamentales. Como solución intermedia se consiguió dinero del presupuesto militar y de los fondos secretos de la CIA.

Otra conclusión importante fue que los extraterrestres utilizaban tanto a humanos como animales para conseguir secreciones glandulares y hormonales de la sangre, así como para espeluznantes experimentos genéticos. Los extraterrestres declararon que su proceder era necesario a su supervivencia. Explicaron que su estructura genética se encontraba tan deteriorada que no podían reproducirse. Declararon que, si no podían mejorar su estructura genética, su raza desaparecería.

Consideramos sus pretextos con mucha desconfianza. No obstante, dado que nuestras armas eran inútiles frente a las suyas. El MJ12 decidió mantener relaciones amigables con ellos hasta que hubiéramos desarrollado una tecnología lo bastante avanzada como para permitirnos vencerles militarmente. Se le pidió a la Unión Soviética y a otras naciones colaborar a la supervivencia de la humanidad. Mientras tanto, se estudiaron la construcción de dos sistemas de armamento que utilizaban la tecnología convencional y la nuclear, lo que nos permitiría quizás igualarlos militarmente.

Los resultados de estos estudios fueron los proyectos JOSHUA y EXCALIBUR. Joshua era un arma requisada a los alemanes y que era capaz, ya en ese tiempo, de horadar corazas de tanques de 10 cm. de grosor, a una distancia de casi 2 km mediante haces de ondas de baja frecuencia. Se pensó que esta arma sería eficaz contra las naves extraterrestres y sus armas de rayos.

Excalibur era un arma propulsada por cohetes que volaban por debajo de los 10.000 metros, alcanzaba su blanco con un error de 50 metros y era capaz de horadar el suelo hasta una profundidad de 1.000 metros. Debía llevar una ojiva nuclear de un megatón y se destinaría a destruir las bases subterráneas de los extraterrestres.

Joshua se realizó, si bien que yo sepa no llegó a ser utilizado. En cuanto al proyecto Excalibur, permaneció durante tiempo sin terminar, si bien en la actualidad se realizan grandes esfuerzos para completarlo.

Los acontecimientos de Fátima, que tuvieron lugar al principio de este siglo, se examinaron con la sospecha de que podía tratarse de una manipulación de los extraterrestres. Una operación de espionaje se desarrolló para aclarar el misterio. Los Estados Unidos utilizaron sus contactos iniciados con el Vaticano durante la Segunda Guerra Mundial y que habían mantenido desde entonces y recibieron, poco tiempo después, el estudio completo del Vaticano referente a la profecía. Esta profecía decía que si el ser humano no se distanciaba del mal y se arrodillaba a los pies de Cristo, el planeta se autodestruiría y los acontecimientos anunciados en la Biblia tendrían lugar realmente. Anunciaba entre otras cosas que la tercera guerra mundial estallaría en Oriente Medio en el año 2000 aprox, con la invasión de Israel por una nación árabe unida, en principio con armas convencionales, para llegar al paroxismo en un holocausto debido a la utilización de armas nucleares.

Entre el 2000 y 2003, la mayor parte del planeta sufriría atrozmente y la vida sería destruida en gran parte del planeta . El regreso del Cristo tendría lugar en el 2011. Los extraterrestres, consultados sobre el resultado de este estudio, confirmaron su veracidad. Declararon habernos creados por cruce genético y que habían manipulado la raza humana gracias a la religión, al satanismo, a la magia y al ocultismo. Declararon asimismo que eran capaces de viajar en el tiempo y que los acontecimientos previstos tendrían efectivamente lugar. La utilización posterior, por los Estados Unidos y la Unión Soviética, de la tecnología para viajar en el tiempo confirmó totalmente esta profecía. Los extraterrestres mostraron un holograma que fue filmado por el gobierno, y que pretendía ser realmente la crucifixión del Cristo. No sabíamos ya que creer.

¿Realmente han utilizado nuestras religiones para manipularnos o han sido los verdaderos artífices de las mismas, mediante las cuales continúan manipulándonos? Nadie podía darnos una respuesta.

En 1957 tuvo lugar un simposium (en Hutsville, Alabama), en el que asistieron los científicos más importantes de la época. Llegaron a la conclusión de que hacia el fin de este siglo el planeta se destruiría a sí mismo por la superpoblación y la explotación abusiva de la tierra, si antes no recibíamos la ayuda de Dios o de los extraterrestres.

Una orden secreta del presidente Eisenhower confió a los Jason Scholars el examen de este escenario y la elaboración de alternativas. Los Jason Scholars confirmaron los resultados del estudio de los científicos y plantearon tres proposiciones, las alternativas 1, 2 y 3.

En el cuadro de la Alternativa 1, ojivas nucleares debían abrir en la estratosfera agujeros por los cuales el calor acumulado y la contaminación debía escapar al espacio. Seguidamente la civilización humana debía operar una total conversión y transformar la explotación actual de la tierra en operaciones de protección del planeta. No obstante, esta fue, de las tres, la solución que se estimó menos conveniente, a la vista de la poca voluntad de las personas a adaptarse rápidamente y a los daños suplementarios que causarían las explosiones atómicas.

La Alternativa 2 proponía la construcción de una amplia red de ciudades subterráneas enlazadas por túneles, en las cuales una muestra de todas las culturas y de todas las profesiones podría sobrevivir y permitir la supervivencia de la raza humana. El resto de la humanidad se vería abandonada a su destino en la superficie del planeta.

La Alternativa 3 debía, utilizando las tecnologías extraterrestre y convencional, permitir a una pequeña muestra de seres humanos abandonar la tierra y fundar colonias en el universo. A este propósito, véase el libro "Alternativa 3", de Leslie Watkins. Yo no puedo ratificar ni desmentir la existencia de las supuestas entregas de grupos de humanos que debían constituir los esclavos para trabajar en la consecución de dicho plan.

La Luna, llamada Adán, sería una primera meta a medio plazo, seguida de Marte, llamada Eva. Las medidas que se debían tomar para controlar la superpoblación eran las mismas en las tres alternativas: el control de los nacimientos, esterilización de las personas y contaminación mediante microbios mortales. El SIDA es sólo un resultado de estos planes. Hay otros ejemplos. Ya que se consideraba primordial la disminución de la población se decidió, en el interés de la raza humana, hacer desaparecer los elementos indeseables de la sociedad.

Los Estados Unidos y la Unión Soviética conjuntamente rechazaron la alternativa 1 y ordenaron el inicio inmediato de las alternativas 2 y 3.

En 1959, la Rand Corp. organizó un simposium sobre las construcciones subterráneas. El informe final muestra máquinas capaces de construir un túnel de 15 m. de diámetro a una velocidad de 1,5 m. por hora. Muestra además planes de túneles, más aún, salas subterráneas inmensas, que, al parecer, podrían acoger enormes complejos e incluso ciudades. Parece por tanto que los cinco años que siguieron a la elaboración de las alternativas fueron utilizados para mejorar los métodos de construcción subterránea. Es entonces que los que detentaban el poder pensaron que una de las posibilidades de financiación de los proyectos extraterrestres o de otro proyectos secretos era organizar un mercado ilegal de la droga.

Un ambicioso joven miembro del CFR fue contactado. Se trataba de George Bush, en aquel tiempo presidente y director general de la Zapata Oil, Texas. Se pensó, que la droga, transportada por barcos de pesca desde América del Sur hasta la isla de Bohr, podría seguidamente ser llevada a tierra por barcos de aprovisionamiento de la Armada, cuyo cargamento no era inspeccionado ni por la aduana ni los guardacostas, por lo tanto no levantaba sospechas ni era sometido a ningún control. Se organizó entonces la colaboración con la CIA. El plan funcionó mejor que lo previsto y aún hoy en día está en vigor en el mundo entero. Hay evidentemente aún otros métodos para introducir drogas en el país. Pero, a pesar de todo, deberíamos acordarnos que fue George Bush quien comenzó a vender droga a nuestros niños. Y también que la CIA controla todos los mercados de la droga del mundo.

El programa oficial espacial de los Estados Unidos fue notablemente aumentado por el presidente Kennedy quien, en su discurso de inicio de su mandato, declaraba al mundo que antes de los años ‘60 un hombre caminaría sobre la luna. De esta manera, pensándolo bien, su plan permitió a los responsables distraer de los presupuestos sumas fantásticas para sus planes, y para tener engañada a la opinión pública americana sobre el verdadero plan espacial. Un programa paralelo desempeñó los mismos fines en la Unión Soviética.

De hecho, cuando Kennedy ofrecía este discurso, existía ya en la luna, una base de utilización conjunta entre los americanos, los rusos y los extraterrestres.

El 22 de Mayo de 1962, una nave sin tripulación aterrizó en Marte y confirmó la existencia de un medio ambiente que permitía la vida humana. Poco tiempo después, se inició la construcción de una base sobre Marte. Aún hoy, se puede encontrar sobre la superficie de Marte ciudades habitadas por personas seleccionadas de diversas culturas, profesiones y países.

A pesar de que los Estados Unidos y la Unión Soviética estén en realidad muy unidas, se mantiene oficialmente una fuerte enemistad entre ellos para conseguir dinero con el pretexto de la Defensa Nacional con el fin de dedicarlo a los proyectos secretos.

En un momento dado, el presidente Kennedy descubrió parcialmente la verdad con relación a la droga y los extraterrestres. En 1963, dirigió un ultimátum al MJ12. Amenazó al comité de terminar con el problema de la droga si ellos no lo hacían. Informó al MJ12, su intención de dar a conocer al pueblo americano, al siguiente año, la existencia de los extraterrestres, y preparó un plan para llevar a cabo esta decisión.

El presidente Kennedy no era miembro del CFR y no sabía nada de las alternativas 2 o 3. Estas operaciones eran controladas y dirigidas a nivel internacional por un comité llamado Comité del Plan Director. La decisión del presidente Kennedy inquietó a los responsables. Su asesinato fue decidido por éste comité y fue llevado a cabo por los agentes del MJ12 en Dallas. El presidente Kennedy fue asesinado por el agente secreto que conducía su coche en Dallas.

Esto se hace patente sin ninguna duda en la película de Zapruder. Si ud. la ve, observe atentamente al conductor y no a Kennedy. Además, todos los testigos oculares situados lo bastante cerca del coche para haber visto a William Greer disparar sobre Kennedy fueron asesinados durante los dos años siguientes.

La Comisión Warren fue una farsa: la mayoría de la comisión de investigación se componía de miembros del CFR. Sus esfuerzos por confundir al público americano fueron exitosos. Y, en los años que siguieron, muchos otros compatriotas que han intentado hacer público el secreto de los extraterrestres han sido a su vez asesinados.

En los inicios de los viajes espaciales y de los aterrizajes lunares, cada expedición era acompañada por naves extraterrestres. Los astronautas del Apollo observaron y filmaron la base lunar LUNA. En las fotografías se pueden reconocer cúpulas, grandes construcciones en forma de bola, que se parecen a silos. Se pueden ver asimismo enormes vehículos para aplanar terrenos, en forma de T, que dejan profundas huellas en la superficie lunar; al igual que naves extraterrestres grandes y pequeñas.

El programa espacial oficial es una inmensa farsa y pone en evidencia un derroche monstruoso de dinero. La tercera alternativa es una realidad y no, en absoluto, ciencia-ficción. La mayoría de los astronautas del Apollo han resultado tremendamente impresionados por lo que han visto. A su regreso, su vida , así como algunos rumores sobre ellos, demuestran fehacientemente las presiones a las cuales se le ha sometido para obtener así su silencio. Se les ha ordenado el silencio absoluto bajo pena de muerte, amenaza que llegó a ser estimada como necesaria. A pesar de todo, un astronauta habló con los productores ingleses del programa de televisión Alternativa 3, en el cual confirmó la exactitud de estas acusaciones.

En el libro "La tercera alternativa", la identidad real del astronauta ha sido suplantada por el seudónimo de Bob Grodin. Se pretendió que se había suicidado en 1978. Esto no puede ser confirmado, y yo creo que numerosos supuestos del libro son de hecho relatados para desinformar. Sigo convencido que esto es el resultado de la presión que ha sido ejercida sobre los autores, con el fin de neutralizar los efectos que provocaron sobre el gran público la emisión en la televisión inglesa del programa Alternativa 3. El cuartel general de la gran conspiración descrita en el libro se encuentra en Ginebra. El comité director se compone de miembros de los gobiernos ya mencionados, así como de miembros dirigentes de los "Bilderberger".

Las reuniones del Comité del Plan Director tienen lugar incluso en el interior de un submarino atómico bajo las capas heladas del Polo. La necesidad de secreto es tan apremiante que es el único método seguro contra la eventual escucha. De mi propia experiencia y de otras fuentes, puedo suponer que el libro refleja un 70% de verdad. Supongo que la desinformación contenida en el libro era no obstante un intento de desacreditar el programa emitido por la televisión británica mediante informaciones que se podían fácilmente poner en duda, de la misma forma que el documento "Eisenhower briefing", publicado en EE.UU. como un plan de auxilio bajo la denominación de "MAJESTIC 12", de cuya veracidad se puede asimismo dudar.

Continuar 3ra Parte