miércoles, 17 de diciembre de 2008

La Leyenda del Holandés Errante



Según la tradición, el Holandés Errante o el Holandés Volador (De Vliegende Hollander) es un barco fantasma que no puede volver a puerto, condenado a vagar para siempre por los océanos del mundo. El velero es siempre oteado en la distancia, a veces resplandeciendo con una luz fantasmal. Si otro barco lo saluda, su tripulación tratará de hacer llegar sus mensajes a tierra, a personas muertas siglos atrás.

¿Cuál es el origen de la famosa leyenda del Holandés Errante?
La historia del Holandés Errante es una de las más famosas y quizá de las más antiguas leyendas del mar, ya que circula desde hace, por lo menos, 500 años. Pero posiblemente su origen se remonte a tiempos muy anteriores al nacimiento de Cristo. Esencialmente, la historia es la siguiente: un maniático capitán holandés -por supuesto, el término «Holandés Errante» se refiere al capitán y no a su barco- desafía la ira de Dios y como resultado es condenado a navegar por los océanos eternamente, provocando la muerte de todos cuantos ven su nave espectral. Esta historia ha sido elaborada por muchos escritores, pero constituye algo más que una ficción, una siniestra historia del mar para asustar a crédulos marineros de agua dulce en tabernas portuarias. Este barco fantasma ha sido avistado en numerosas ocasiones, las últimas en pleno siglo XX

Muchas autoridades sostienen que la historia del Holandés errante se originó a partir de un hecho real, aunque sobre este punto no hay acuerdo. El problema se complica aún más porque existen muchas versiones de la historia, en las que el capitán puede llamarse Vanderdecken, Van Demien, Van Sraaten o Van alguna otra cosa.

La versión más conocida de la historia del Holandés Errante habla de un tal capitán Vanderdecken, cuya nave fue atrapada en una terrible tormenta cuando doblaba el cabo de Buena Esperanza. Los pasajeros, aterrorizados, rogaron a Vanderdecken que se refugiara en un puerto seguro o que, por lo menos, arriara velas a intentara capear el temporal, pero el enloquecido capitán se rió de sus súplicas y, atándose al timón, comenzó a cantar canciones sacrílegas.

La tripulación también se alarmó por la conducta de su capitán e intentó hacerse con el control de la nave, pero el intento de motín fue sofocado cuando Vanderdecken arrojó a su líder por la borda, mientras los aterrorizados pasajeros y la tripulación se encomendaban a Dios. En respuesta a sus plegarias las nubes se abrieron y una luz incandescente iluminó el castillo de proa, revelando una figura gloriosa que según algunos, era el Espíritu Santo, mientras otros dijeron que era Dios.

La figura se enfrentó con Vanderdecken y le dijo que, ya que disfrutaba con los sufrimientos ajenos, de ahora en adelante sería condenado a recorrer el océano eternamente, siempre en medio de una tempestad, y provocaría la muerte de todos aquellos que le vieran. Su único alimento sería hierro al rojo vivo, su única bebida la hiel, y su única compañía el grumete, a quien le crecerían cuernos en la cabeza y tendría las fauces de un tigre y la piel de una lija (lo cual parece muy injusto para el pobre grumete quien, hasta aquí, no había tenido ningún papel independiente en la historia y, presumiblemente, sentía tanto temor ante Vanderdecken como el resto de la tripulación). Sin embargo, con estas palabras la visión desapareció, y con ella todos los pasajeros y tripulantes. Vanderdecken y el grumete quedaron abandonados a su destino.

Ésta es la versión clásica de la historia del Holandés Errante. Puede ser que se base en hechos, pero no hay acuerdo acerca de cuáles pudieron ser esos hechos. Una versión afirma que la historia deriva de la saga escandinava de Stote, un vikingo que robó un anillo a los dioses y cuyo esqueleto, cubierto con un manto de fuego, fue hallado después sentado en el palo mayor de una nave negra y fantasmal.

Otros creen que la historia es más reciente y sugieren que se originó en las aventuras de Bartolomeu Dias (c. 1450-1500), navegante portugués que descubrió el cabo de Buena Esperanza en 1488 y cuyas proezas marítimas llegaron a parecer sobrehumanas, según la biografía que escribió sobre él Luis de Camoes.

Una Partida De Dados Con El Diablo
Otros investigadores han desenterrado una dudosa historia acerca de los dos barcos mercantes holandeses del siglo XVI cuyas tripulaciones avistaron el fantasma de un bajel que se había perdido en el Pacífico; la historia del Holandés Errante derivaría de esto. Otra teoría es que la historia se basa en la leyenda de un alemán llamado Von Felkenberg, que se jugó el alma a los dados con el Diablo y perdió. Una leyenda holandesa similar habla del capitán Van Straaten y también se cuenta una historia acerca de Bernard Fokke.

Fokke, capitán del Libera Nos, era famoso por la rapidez con que realizaba sus travesías. Quienes envidiaban su habilidad de navegante afirmaban que había establecido un pacto con el diablo, algo que la extrema fealdad de Fokke y su mal carácter ayudaban a creer. Un día se embarcó en un viaje del que no retornó y se rumoreó que, finalmente, el Diablo había cobrado su recompensa.

No es improbable que la leyenda del Holandés Errante naciera como consecuencia de un hecho real, aunque, sin duda, éste habrá sido algo más prosaico que la venta de un alma al Diablo. Existen muchos casos de buques que fueron abandonados por error por su tripulación, en la creencia de que estaban a punto de zozobrar, y luego siguieron a flote durante días, semanas, meses a incluso años, siguiendo los caprichos del viento y las mareas. El más famoso de esos barcos es el Mary Celeste, pero no es el único. Quizá una de las historias más notables sea la del clíper lanero Marlborough, que desapareció en 1890 mientras de Australia se dirigía a Inglaterra. Se dice que fue hallado 23 años después, frente a las costas de Chile. Aunque la historia del Marlborough sea una exageración, resulta fácil imaginar su efecto en las mentes de marinos supersticiosos en aguas poco conocidas, cuando vieron al buque abandonado emerger súbitamente de la niebla.

La historia del Holandés Errante ha inspirado muchas obras de ficción. El poeta norteamericano Henry Wadsworth Longfellow (1807-1882) escribió sobre este aspecto en The phantom ship (El buque fantasma), que figura en su libro Birds of passage (Aves de paso). Edward Fitzball escribió un melodrama llamado El Holandés Errante, y el francés August Jal la versión más conocida de la historia en sus Scénes de la vie maritime (Escenas de la vida marítima). El poeta lírico alemán Heinrich Heine (1797-1856), inspirándose en el melodrama de Fitzball o en un cuento anónimo titulado Vanderdecken's message home (El mensaje de Vanderdecken) -que apareció en Blackwood's Edinburgh Magazine-, escribió sobre el buque fantasma en sus Memoiren des Herrn von Schnabelwopski (Memorias del señor Schnabelwopski). Esto, a su vez, fue indudablemente lo que inspiró la ópera de Wagner El buque fantasma, en la que Vanderdecken puede bajar a tierra una vez cada siete años, para encontrar a una mujer cuyo amor pueda redimirlo. Otros escritores que tocaron el tema fueron Frederick Marryat (El buque fantasma, 1839) y Walter Scott (Rokeby, 1813).

Sin embargo, el Holandés Errante es más que mera leyenda o ficción. A lo largo de los siglos mucha gente afirmó haber visto el espectro de la nave. Uno de los informes más antiguos apareció en 1702 en la Magnalia Christi Americana, historia eclesiástica de Nueva Inglaterra que escribió Cotton Mather, autor prolífico y célebre pastor puritano. Pero muchas de las observaciones son difíciles -si no imposibles- de comprobar y, por lo tanto deben ser descartadas como espejismos, alucinaciones o visiones debidas a un exceso de alcohol. Pero existe un informe excepcional. En 1881 una observación del barco del Holandés Errante fue comunicada por el príncipe Jorge de Inglaterra -que después reinó como Jorge V- y por su hermano mayor, el príncipe AIberto Víctor, duque de Clarence... el mismo duque de Clarence que hoy figura entre los sospechosos de haber sido el infame Jack el Destripador.

Se ha dicho que el incidente aparecía en el libro de bitácora del Baccante, pero no es así. En cambio, sí aparece en un relato del viaje de los príncipes en ese buque, compilado por John H. Dalton a partir de sus diarios personales, cartas y libros de notas. En el momento de la observación los príncipes estaban a bordo de otro barco de la flota, el Inconstant, ya que habían sido trasladados allí cuando el Baccante tuvo problemas en el timón. El relato dice: 11 de junio de 1881. A las 4 de la madrugada el «Holandés Errante» cruzó nuestro rumbo. Era una extraña luz roja, como la de un buque fantasma, incandescente, y en el centro de esa luz, los mástiles, palos y velas de un bergantín, a 200 m de distancia, se destacaron con fuerte relieve cuando se acercó a nuestra amura de babor. El vigía del castillo de proa informó que estaba cerca de la amura, donde también lo vio claramente el oficial de guardia desde el puente, como también el guardiamarina del alcázar, que fue enviado inmediatamente al castillo de proa, pero al llegar allí no logró ver vestigios ni señales de ningún barco material, ni cerca ni en el horizonte, pese a que la noche era clara y el mar estaba en calma. En total fue visto por trece personas, pero si se trataba del Van Demien del «Holandés Errante», o qué, no lo sabremos.

El Tourmaline y el Cleopatra, que navegaba a estribor, hicieron señales para preguntar si habíamos visto la extraña luz roja.

A las 10:45 el marinero que esta mañana había avistado al «Holandés Errante» cayó desde las crucetas del mastelerillo de juanete y se hizo trizas. A las 16:15 se efectuaron honras fúnebres y su cadáver fue lanzado al mar. Era un valiente marinero real, y uno de los más prometedores tripulantes del barco, y todos se sienten muy tristes por su pérdida. En el siguiente puerto nos encontramos con el almirante, que también se mostró muy disgustado. Alrededor de 13 personas en el Inconstant, además de una cantidad no especificada de personas en el Tourmaline y el Cleopatra, vieron el espectro, aunque si era el Holandés Errante a otro espectro «no lo sabremos», tal como dijeron los príncipes. Pero, tal como afirma la leyenda, la visión acarreó la muerte de una persona.

Los Nazis También
Una de las fuentes más inesperadas de un informe sobre el barco del Holandés Errante es -según se dijo- Karl Dónitz, comandante en jefe de la flota alemana, y efímero sucesor de Adolf Hitler. Se dice que vio la nave espectral mientras se hallaba en una misión al este de Suez, y que después afirmó que sus hombres preferían enfrentarse con toda la flota aliada antes que vivir nuevamente el horror de ver el barco del Holandés Errante.

El del Holandés no es, por cierto, el único espectro marino. En 1949 se estimaba que había más de 100 casos «bien comprobados» de naves fantasmas que frecuentaban la costa noreste de los Estados Unidos.

El buque fantasma más famoso de los Estados Unidos es, probablemente, el Palatine, que fue tema de un famoso poema de John Greenleaf Whittier. Según la leyenda, en 1752 una tormenta arrojó al Palatine contra las rocas de Block Island, cerca de Rhode Island, y sus restos fueron incendiados por los pescadores; una pasajera quedó atrapada y se quemó viva. Desde entonces, el espectro del barco en llamas ha sido visto en innumerables ocasiones.

Es difícil descartar las pruebas de que algo -se le llama «la luz del Palatine»- ha sido visto con regularidad cerca de la costa. Pero una investigación cuidadosa revela que ningún barco de esas características naufragó jamás en Block Island. Sin embargo, también se descubrió que 14 años antes, en 1738, el Princess Augusta, que llevaba 350 refugiados del Alto y el Bajo Palatinado, en Alemania, sí naufragó en la costa norte de Block Island en circunstancias similares a las que se atribuían al Palatine; no cabe duda de que éste fue el origen de la leyenda. Sólo un elemento del destino del Princess Augusta difiere de la leyenda del Palatine: el Princess Augusta se hundió, y no fue incendiado. De modo que si el espectro que se ve con tanta frecuencia cerca de allí es el espectro del Princess Augusta, ¿por qué el buque fantasma aparece en llamas?

Otro barco fantasma bastante conocido es el Goblin, negro y con velas de cruz, del que se dice que es visto con frecuencia por los habitantes de Porthcurno Cove, cerca de St. Leven, en Cornualles (Inglaterra). Este espectro es característico porque se le ve dirigirse a la costa; después de desliza sobre tierra firme, y finalmente desaparece.

¿Qué son, entonces, esos buques fantasma, esos espectros del mar?. Se les puede aplicar las mismas preguntas, especulaciones y teorías que se refieren a los fantasmas en general. Pero el Holandés Errante se distingue de las historias folklóricas y de fantasmas habituales: ha sido visto muchas, muchísimas veces. Si el barco no existe, ¿qué fue entonces lo que vieron los príncipes a bordo del Inconstant? Dado que la aparición del Holandés Errante y de su barco parece predecir sólo muertes o desastres, quizá lo más razonable sea no buscar la respuesta con demasiado empeño.

El exorcismo de Emily Rose, la verdadera historia

Desde su nacimiento, el 21 de septiembre de 1952, Anneliese Michel disfrutaba una vida normal, recibiendo una educación religiosa, propia de una muchacha de su edad. Sin aviso, su vida cambió un dia de 1968 cuando comenzó a sacudirse su cuerpo y descubrió que era incapaz de controlarlo ni de avisar a sus padres, Josef y Anna, ni a sus tres hermanas. Un neurólogo de la Clínica Psiquiátrica Wurzburg le diagnosticó finalmente epilepsia. Y a consecuencia de la dureza de sus ataques y de una severa depresión que sufrió, Anneliese fue admitida en el hospital para tratamiento.

Poco después que comenzaran los ataques, Anneliese comenzó a ver "muecas" diabólicas durante sus oraciones diarias. Era la caida del año 1970, y mientras la gente joven disfrutaba de las libertades de la época, Anneliese combatía contra la creencia de estar poseída. Parecía no existir otra explicación a las diabólicas visiones que observaba durante sus rezos. Incluso, escuchaba voces que decían que "Anneliese se cocerá en el infierno". Ella mencionó los "demonios" a sus doctores solo una vez, explicándoles que ellos habian empezado a darle órdenes. Los doctores parecían no poder ayudarla y Anneliese comenzó a perder fe en que la medicina fuera capaz de curarla.

En el verano de 1973, sus padres visitaron a diferentes pastores, para pedirles un exorcismo. Sus peticiones fueron denegadas y fueron recomendados para que, la ahora veinteañera Anneliese, continuara la medicación y tratamiento. Les fue explicado que el proceso por el cual la Iglesia prueva una posesión (Infestatio) está estrictamente definido y hasta que todo el criterio se satisface, un obispo no puede aprobar el exorcismo. Los requerimientos, por nombrar unos pocos, son aversión a objetos religiosos, hablar idiomas que la persona nunca aprendió o poderes sobrenaturales.

En 1974, después de supervisar a Anneliese por algún tiempo, el pastpr Ernst Alt solicitó permiso al obispo de Wurzburg para realizar un exorcismo. La petición fue denegada y pronto le siguió la recomendación de que Anneliese debería vivir un estilo de vida religioso en regla para encontrar paz. Los ataques no disminuyeron, es mas su conducta cada vez fue haciéndose mas errática. En casa de sus padres en Klingenberg, ella insultó, golpeó e incluso comenzó a morder a los miembros de su familia. Se negaba a comer porque los demonios no se lo permitían. Anneliese dormía en el suelo de piedra, comía arañas, moscas, carbón.... e incluso se bebía su propia orina. Se la podía oir gritando por toda la casa durante horas, rompía crucifijos, destruía cuadros de Jesucristo y lanzaba rosarios por doquier. Anneliese comenzó a automutilarse y el acto de rasgarse la ropa y orinar en el suelo se convirtieron en algo habitual.

Después de hacer una verificación exacta de la posesión en septiembre de 1975 el obispo de Wurzburg, Josef Stangl asignó al padre Arnold Renz y al pastor Ernst Alt la orden de llevar a cabo "El Gran Exorcismo" en la persona de Anneliese Michel. La base para este ritual está en el "Rituale Romanum", el cual continúa siendo, en este momento, un Derecho Canónico válido desde el siglo XVII. Quedó determinado que Anneliese fuese liberada de los muchos demonios que la poseían, entre los cuales estaban Lucifer, Judas Iscariote, Nero, Caín, Hitler, y Fleischmann, un deshonrado sacerdote franco del siglo XVI, y algunas otras almas malditas que se manifestaron a través de ella. Desde septiembre del 75 hasta julio del 76 una o dos sesiones de exorcismo fueron realizadas cada semana. Algunos ataques de la joven fueron de tal violencia que no podía ser reducida ni por tres hombres, ni incluso encadenada. Durante este tiempo, Anneliese podía sentir su vida, de algún modo, mas normal cuando pudo regresar a la escuela y realizar los exámenes finales en la Academia de Pedagogía de Warzburg.

Los ataques, aún asi, no terminaron. De echo, ella quedaba paralizada e inconsciente mas amenudo que antes. El exorcismo continuó por muchos meses, siempre con los mismos rezos y conjuros. A veces miembros de la familia y visitantes estuvieron presentes durante los rituales de exorcismo. Por muchas semanas Anneliese rechazó todo alimento. Sus rodillas se rompieron durante las 6oo genuflexiones que realizaba obsesivamente durante las sesiones diarias de exorcismo. Alrededor de 40 cintas de audio se grabaron durante el proceso para preservar los detalles.

El último dia del ritual de exorcismo fue el 30 de junio de 1976. Anneliese sufria neumonía. Estaba totalmente demacrada y con fiebres muy altas. Exhausta e incapaz de realizar por si misma las genuflexiones, sus padres le apoyaron y le ayudaron a seguir los movimientos. "Pidan la absolución", fue la última manifestación que Anneliese hizo a los exorcistas. A su madre, la joven dijo: "Madre, estoy asustada". Anna Michel grabó la muerte de su hija al dia siguiente, 1 de julio del 76, u al mediodía el pastor Ernst Alt informó a las autoridades de Aschaffenburg. El fiscal comenzó a investigar inmediatamente.

Poco tiempo antes que estos sucesos finales, "El Exorcista" de William Friedkin (1974) apareció en los cines de Alemania, trayendo consigo una ola de histeria paranormal que inundó el país. Los psiquiatras de toda Europa informaron de un incremento de ideas obsesivas entre sus pacientes. A la acusación le llevo mas de dos años poder presentar el caso de Annaliese ante la corte. Los padres de la chica y los dos exorcistas fueron acusados de homicidio negligente. El "Caso Klingenberg" se decidió en base a dos preguntas: qué causó la muerte de Anneliese y quien fue el responsable?

De acuerdo a las pruebas forenses "Anneliese murió de hambre". Especialistas afirmaron que si los acusados hubieran alimentado a la joven a la fuerza una semana antes de su muerte, la vida de Anneliese hubiera podido salvarse. Una hermana de la chica declaro en el juicio que su hermana no quería que la ingresaran en un hospital mental, donde sería sedada y obligada a comer. Los exorcistas intentaron provar la presencia de los demonios, poniendo las cintas grabadas en las que se oían extraños dialogos, como el de dos demonios que discutían sobre cual de los dos debería abandonar primero el cuerpo de la chica. Uno de ellos se llamó a si mismo Hitler, y hablaba con acento franco (Hitler nació en Austria). Nadie de los presentes durante los exorcismos dudó jamás sobre la autenticidad de la presencia de los demonios.

Los psiquiatras, que fueron llamados a testificar en el juicio hablaron sobre la "Inducción Doctrinaria". Dijeron que los curas proporcionaron a la chica los contenidos de su conducta psicótica. Consecuentemente, ellos insinuaron, y finalmente ella aceptó que su conducta era una forma de posesión demoníaca. También dijeron que el desrrollo sexual inestable de la joven junto con su diagnosticada Epilépsia del lóbulo frontal, influenciaron la psicósis.

El veredicto final fue considerado por muchos no tan duro como esperaban. Los padres y los exorcistas fueron declarados culpables de homicidio por negligencia y negación de auxilio. La condena fue de 6 meses de prision y libertad condicional. El verdicto incluyó la opinión de la corte que los acusados debieron ayudar ocupándose de que la joven recibiera el tratamiento médico adecuado, por el contrario, utilizaron prácticas ingenuas que agravaron el estado, ya difícil, de Anneliese.

Una comisión de la Obispo-Conferencia Alemana concluyó después que Anneliese Michel no estaba poseída, aun así, los creyentes no dejaron de apoyarla en sus luchas, y fue porque muchos creían que el cuerpo de la chica no encontraría la paz ni con la muerte. Su cuerpo fue exumado once años y medio despues de su entierro, solo para confirmar que su cuerpo se habia finado como cabría esperar en circunstancias normales. Hoy, su tumba sigue siendo lugar de peregrinaje para aquellos que piensan que Anneliese fue una valiente luchadora contra fuerzas demoníacas.

En 1999 el cardenal Medina Estévez presentó a periodistas en Ciudad del Vaticano la nueva versión del "Rituale Romanun" que ha sido utilizado por la Iglesia Católica desde 1614. Las actualizaciones llegaron después de mas de 10 años de correcciones y se llaman "De exorcismis et quibusdam del supplicationibus" o "el exorcismo para el próximo milenio". El Papa aprobó el uso en el mundo entero del nuevo rito de exorcismo. Llegó 20 años despues de la muerte de Anneliese Michel.

Zeitgeist



Descrita como: " ZEITGEIST documental realizado en el 2007 que desvela las grandes mentiras históricas y actuales que nos ahogan brutalmente a todos", Zeitgeist es un documental del año 2007 originalmente en inglés y con subtítulos en español. Hace un análisis racionalista e histórico de la estrategia y cálculo político, de varias creencias religiosas e instituciones políticas y económicas además de una dominación absoluta inherente a las instituciones de control social convencionales. El documental está estructurado en tres partes, la primera es un exposición del cristianismo como una mitología astrológica que es el terreno abonado para que las masas crean ciegamente en mitos, la segunda expone el funcionamiento de la propaganda y adoctrinación mediática logrando que los propios ciudadanos asientan ser más controlados por sus gobiernos, y la tercera habla sobre la geopolítica y economía global enfocándose en el monopolio del dinero (junto a la especulación financiera) y el gasto militar.

Zeitgeist es un documental sin ánimo de lucro del año 2007 producido por Peter Joseph con difusión por Internet (mediante Google Video). Aunque grabado originalmente en inglés es posible encontrarlo con subtítulos en español. Es un documental a manera de intrahistoria, intenta partir de un análisis racionalista e histórico de la estrategia y cálculo político, de varias creencias religiosas e instituciones políticas y económicas, en especial el cristianismo, los ataques del 11 de septiembre y la guerra contra el terrorismo, y la Reserva Federal y el sistema financiero internacional. El propio título, Zeitgeist, quiere decir "espíritu guardián del siglo", es decir, la experiencia del clima cultural dominante.

Plantea la existencia de mecanismos de dominación absoluta dentro a las instituciones de control social convencionales, más que enfocarse en que si las intenciones son ocultas o manifiestas explora los métodos de convencimiento individual y asentimiento social de la sociedad civil ante sus dominadores. El documental posee un trasfondo cuasi-anarquista, expresado sobre todo en las conclusiones finales de una manera tácita. Desde su publicación gratuita en Google Video en primavera de 2007, la película ha sido vista más de 5 millones de veces.

Los eventos fueron simplificados para las masas, con la intención de generar la conciencia general y discusión en cuanto a un tema que bajo la deitificación se considera tabú discutir.

Sin embargo, según algunas personas, trataría ciertos lugares comunes de las teorías de la conspiración a pesar de que no contiene mensajes esotéricos en su enfoque, ni presenta una "conspiración" de alguna sociedad secreta concreta, como es costumbre en las teorías conspirativas. Otras opiniones afirman que se trataría más del formato de documental que transmite tal impresión mas no la mayoría de su contenido (con excepción de la segunda mitad del tercer capítulo sobre el futuro geopolítico mundial).

Zeitgeist, (o espíritu de época), no es un análisis sobre religión, sobre medios, ni economía, mucho menos desde una perspectiva marxista. Zeitgeist es sobre la fabricación de mitos, de creencias, de valores; que se transforman en prácticas concretas y reales, mitos que moldean el espíritu (lo intangible) de una época y lo hacen real. No se trata de si es (más) verdad o no es verdad cada de uno de los hechos descriptos por la película, sino sobre como se fabrican los mitos.

Desde esta interpretación podemos agregarle un poco más de pimienta a la película, puesto que como dicen "te deja pensando", podemos pensar que el documental también está proponiendo (fabricando) un mito, o un Zeitgeist, que modifique nuestro espíritu para hacer cosas concretas. Ahora es donde.

El documental está estructurado en tres partes. La primera es una exposición del cristianismo como un mito, un híbrido astrológico-literario. Este mito constituye el terreno abonado sobre el que pueden funcionar nuevos mitos en los que las masas crean ciegamente y así ser manejados con mayor facilidad. La segunda parte expone el funcionamiento de la propaganda y adoctrinación mediática, logrando que los propios ciudadanos asientan ser más controlados por sus gobiernos. La tercera sección habla sobre la geopolítica y economía global enfocándose en el monopolio del dinero (junto a la especulación financiera) y el gasto militar.

Primera parte: La historia más grande jamás contada
En la primera parte del documental se describen las similitudes que existen entre religiones antiguas y el cristianismo.
Por medio de una serie de acontecimientos y fechas se relacionan las narraciones religiosas más conocidas con la descripción astrológica que los egipcios relatan sobre el dios Horus en forma de historia mitológica.
Se hace hincapié en que ciertos atributos de mitos anteriores fueron copiados y atribuídos por los primeros cristianos al Jesús histórico.

Segunda parte: Todo el mundo es un escenario
En este capítulo se intenta demostrar que los ataques del 11 de Septiembre en Nueva York y los atentados del 7 de julio de 2005 en Londres fueron en realidad perpetrados por algún grupo de poder de EE.UU..
Esta operación de bandera falsa estaría dirigida para conseguir el beneplácito de la sociedad estadounidense para iniciar las reformas necesarias que permitirían el comienzo de una serie de "invasiones" de puntos estratégicos como son Afganistán, Irak e Irán.

Tercera parte: No prestes atención a los hombres detrás de la cortina
En el último capítulo se detalla el nacimiento del Banco Central, la evolución del sistema monetario y por último los supuestos fines de los hombres detrás de la cortina, que irían desde la implantación de chips RFID en todas las personas del planeta, hasta la declaración de un gobierno global.
Es el capítulo donde a partir de la segunda mitad, específicamente en el tema sobre el futuro de la geopolítica, más se mezclan proyecciones sobre sucesos futuros sin el análisis histórico, siendo este capítulo el único que podría ser considerado con toques conspiracionistas, a diferencia de los anteriores que tienden más a la intrahistoria.


Pueden descargarse el documental aqui:
http://www.megaupload.com/?d=NVT3RKA6

y los subtitulos aqui:

http://solosubtitulos.com/descargar-subtitulos/p22977.html

Introduccion Ovnis

El fenómeno OVNI con sus frecuentes apariciones desafía el frío y orgulloso equilibrio intelectual de los científicos. Por eso, no es extraño que los jerarcas de la ciencia establecida, basándose en prejuicios y en oscuros intereses creados, se dediquen a atacar y ridiculizar a quienes investigan este apasionante tema. Pero aún así, la realidad del fenómeno es incuestionable, es un hecho repetido y observado por miles de personas en todo el mundo durante años y siglos. A pesar de los intentos de desprestigiar el tema se ha avanzado mucho en 54 años de recolectar testimonios, que para la ciencia no existen.



A pesar de que la ciencia calcula en nuestra galaxia, la existencia de unas 100.000 millones de estrellas como el Sol capaces de tener en sus órbitas planetas habitables, rechaza la idea de que seres ajenos a nuestro mundo ya nos hayan visitado. La ciencia es hostil ante lo que no comprende y no comprende porque no quiere aceptar su arrogante ignorancia.

Los científicos niegan la visita de seres de otros mundos, porque sostienen que la velocidad de la luz –trescientos mil kilómetros por segundo- es imposible de superar y que una máquina que lograra alcanzar semejante velocidad, se desintegraría. Sucede que sus pobres mentes estructuradas, no alcanzan a vislumbrar que están hablando de la física terrestre actual, (que probablemente parte de cálculos erróneos), unas máquinas inimaginables para nosotros podrían hacerlo, y el hombre ante ellas se hallaría en la misma situación que un hombre de las cavernas delante de una computadora.

Ellos dicen que no se basan en suposiciones sino en hechos verificados y cuando tienen las pruebas a la vista, las rechazan. Su incongruencia se pone aún más de manifiesto al darse a conocer las cifras de los miles de millones dólares que gastan las grandes potencias de todo el mundo para investigar algo " que oficialmente no existe". Cada día nuevas fotos, aterrizajes, filmaciones demuestran que estamos siendo visitados por otras inteligencias, de diferentes mundos.

El tema Ovni no es algo nuevo, la historia de los discos voladores es tan vieja como la propia humanidad. Desde que el hombre existe en la Tierra ha visto la aparición de objetos volantes desconocidos. Muchas cavernas en el mundo tienen dibujos alegóricos, por mencionar algunas, en las cavernas de Ussat y Niaux, en Francia, y en Altamira y La Pasiega, en España, hay pinturas rupestres realizadas 12.500 años antes de Cristo que representan objetos en forma de disco y a sus tripulantes.

Hoy la gente les denomina platos voladores, y sucede así porque en cada época, los testigos para explicar lo que acababan de observar les daban nombres tomados de la realidad cotidiana. Los chinos antiguos hablaban de "dragones volantes"; en el Ramayana, en el Mahabharata y en otros libros sagrados de la India se los llama vimanas, puspakas y carros celestiales. Los egipcios los mencionan en sus papiros con el nombre de "círculos de fuego" Los romanos les decían "escudos ardientes", y La Biblia está llena de casos ovnis, por ejemplo, en II Reyes, cap. 2 versículos 11 y 12, en Ezequiel cap1. Vers. 4 al 28, Zacarías cap. 6 vers. 1 al 5. En la Edad Media las crónicas hablan de barcos brillantes como estrellas que se movían en el cielo. Durante el siglo XIX, se comentaba la presencia de extraños objetos luminosos en forma de cigarro. En la década de 1930 a 1940, millares de personas de Noruega, Suecia y Finlandia vieron aeroplanos fantasmas, Durante la Segunda Guerra Mundial, los pilotos aliados observaron muchas veces extrañas bolas luminosas y las denominaron "foo-fighters" que significa "cazas de fuego".

La historia moderna comenzó el 24 de junio de 1947, cuando un piloto civil canadiense llamado Kenneth Arnold volando cerca del monte Rainier, en el estado de Washington(EE.UU.), divisó desde su avión a nueve objetos discoidales plateados. Cuando un periodista le pidió que se explicara mejor, le respondió: "Volaban como platos que se hubieran hecho rebotar sobre el agua".

Desde entonces los radares de los aeropuertos de todo el mundo han captado la presencia en la atmósfera objetos desconocidos que vuelan a velocidades increíbles haciendo giros de 90 grados sin disminuir de velocidad, algo que es imposible para cualquier aparato terrestre. A medida que estudiosos y curiosos iban interesándose en el tema, fueron formándose grupos de estudio e investigación en todo el mundo, que llevaron el trabajo de recopilación, investigación y análisis en sus horas libres, quitándole tiempo a su familia y a su descanso personal. Dentro de los límites de sus escasos recursos, estos investigadores civiles reunieron y clasificaron informaciones de todo el mundo. Así surgieron los franceses Aimé Michel y Jacques Valleé, los norteamericanos Coral y Jim Lorenzen, Len Stringfield, Donald Keyhoe, los españoles Antonio Ribera, Eduardo Buelta, Juan José Benítez, Eugenio Danyans, Andreas Faber Kaiser y Rafael Farriols, los argentinos Oscar Galíndez, Pedro Romaniuk, Héctor Antonio Picco, todos ellos son apenas una fracción mínima de la legión de buscadores de la Verdad.

Uno de los más prestigiosos investigadores de este fenómeno fue el Dr. Joseph Allen Hynek, que creó un sistema para clasificar al fenómeno OVNI.

Encuentros del primer tipo: Son la simple observación de fenómenos extraños.

Encuentros del segundo tipo: La vegetación queda chamuscada y los motores no funcionan.

Encuentros del tercer tipo: Se advierte la presencia de ocupantes cerca del lugar.

A esta clasificación, posteriormente los investigadores le agregaron; Encuentros del cuarto tipo: Consisten en el secuestro físico o mental de seres humanos por los ocupantes de un OVNI, también se lo denominan abducciones y no suman anualmente más del uno o dos por ciento de los casos.

Uno de los elementos típicos es la emisión de luz, en todos los tiempos esa luminosidad ha sido el estímulo sensorial distintivo en quienes tuvieron ocasión de verlo.

Respecto a los avistamientos, la mayoría suceden entre las 21 y las 24, reduciéndose abruptamente a las 2 y 3 de la madrugada.

En la Argentina el 81, 8 de los informes son de zonas rurales, y el 18,2 por ciento restante corresponde a zonas urbanas.

Conviene aclarar que la el 90 por ciento de los ovnis que se ven en el mundo, son en realidad, manifestaciones de objetos conocidos como globos sondas, aviones, helicópteros, bandadas de aves, el planeta Venus, pero queda un diez por ciento restante que es el que le pone los pelos de punta a todo es establishment oficial.

También existen personas que dicen haberse contactado con entidades extraterrestres que se presentan como observadores de los seres humanos, vienen en son de paz y solamente desean el bienestar de todos los habitantes. Los contactados más famosos son George Adamski, Eugenio Siragusa, Daniel Fry, Truman Bethurum, Howard Menger, Sixto Paz , Enrique Castillo Rincón, Filiberto Cárdenas, Dino Kraspedon, entre más de un centenar.

Si pensamos que nuestro planeta en un insignificante grano de arena que gira alrededor de una vulgar estrella de los millones de estrellas que forman la galaxia que habitamos, y que la Vía Láctea solamente es una de los millones de galaxias que existen en el universo, un universo cuyas dimensiones desafían la imaginación, nos daremos cuenta de que no somos los únicos que habitamos el cosmos. Por ese motivo, el fenómeno OVNI plantea un problema no sólo al astrónomo y al físico, sino también al sabio ortodoxo, al antropólogo, al psiquiatra, al sociólogo, al religioso, por eso es mucho más fácil negar su existencia, que para ellos constituye un problema, que estudiarlo. Es algo indignante que ya lo había observado en su momento el profesor Hynek: "En la ciencia del siglo XX hay una tendencia a olvidar que un día habrá una ciencia del siglo XXI y aún del XXX. Contemplando desde la distancia de los siglos futuros, nuestro actual conocimiento es totalmente insuficiente. Sufrimos pues, de un provincialismo de orden temporal, de una arrogancia que siempre indignó a las generaciones posteriores a los hechos históricos".