miércoles, 11 de marzo de 2009

La Bestia de Gévaudan ...


Entre 1764 y 1767, más de 120 personas, mujeres y niños, casi en exclusiva, fueron horriblemente asesinados –a dentelladas– por una bestia misteriosa. Todo esto ocurrió en la región montañosa del Gévaudan, en el centro de Francia, y nadie logró resolver el enigma a pesar de las insistentes batidas y de las inmensas recompensas que ofrecía el Rey. La bête (bestia) del Gévaudan pasó a formar parte de la mitología del país, de la misma manera que el monstruo de Lago Ness para los escoceses.

Lo cierto es que la bestia de Gévaudan aterrorizó a la población de Aveyron en el siglo XVIII y quebrantó la autoridad de Luis XV, convirtiéndose rápidamente en un asunto de Estado.

Cazadores de toda Francia atraídos por la generosa recompensa que se ofrecía por su piel, trataron de cazar a lo que se intuía podía ser un enorme lobo de un poder devastador inimaginable. Le calcularon 100Kg de peso y el pueblo pensaba que era el mismo demonio.

El primer ataque de la bestia se produjo el 30 de Junio de 1764 y su primera víctima una niña de 14 años, Jeanne Boulet, ese mismo verano se cobró más vidas y asesino 2 niñas más, 2 niños y una mujer de 32 años. En invierno el número de víctima se incrementaba alarmantemente incluso asesinando dos veces por semana.

Solía arrancar de un solo bocado la cabeza de las víctimas, lo que puede darnos una idea del tamaño y la fuerza de su mandíbula. En tan solo un año se había cobrado 54 víctimas. El monarca alarmado por tan abrumantes cifras decide enviar a sus tropas de choque, los "dragones", que formaban la élite del ejército real. Envió 4 tropas de caballería con el fin de realizar una batida que acabara de una vez con la bestia.

El jefe de una de las tropas quedo sorprendido al ver a la bestia, según su descripción era casi tan grande como su caballo pero infinitamente más rápida y ágil, tras tratar de abatirla a disparos sintió que las balas no eran capaces de traspasar su piel.

Otras descripciones le señalaban como un enorme lobo de aspecto muy extraño, con el lomo rayado y una línea negra que le recorría desde el cuello hasta la cola, el color de su cuerpo era rojizo, con el morro afilado, una cola muy larga y fuerte y extraordinariamente móvil y con unas fauces desmesuradas.

Los esfuerzos de los "dragones" eran en vano, no solo se debían enfrentar al difícil duelo de encontrar a la bestia además tenían otros duros competidores, los caza recompensas, que atraídos por el precio que se puso por dar fin a la vida de la bestia les tendían emboscadas y les confundían con pistas falsas.

Por mas lobos que abatían las víctimas no cesaban, murieron decenas de estos animales. Sin duda el comportamiento de la bestia no se asemejaba al de un lobo común pues expertos cazadores de toda Europa trataban de eliminarla con las técnicas que se empleaban para la caza de estos.

La gente empezaba a sentirse muy asustada, ni la participación del Rey había conseguido aplacar a la bestia. Los clérigos aprovechaban para hacer su campaña diciendo que la bestia solo atacaba a las jóvenes más lascivas, los nobles acusaban a los gitanos pues decían que alguna de las bestias de su circo debía haber escapado. También se apunto a un terrateniente que había recorrido África con una compañía comercial, criaba mastines asilvestrados, lobos, leones y tigres. El pueblo llegó a pensar que había cruzado a estos animales hasta dar con la bestia.

Cuenta la historia que tiempo después, un grupo de cazadores pudo cazar a una de estas criaturas. Luego de darle muerte, los restos del animal fueron llevados al palacio de Versalles, no obstante, el cuerpo, se hallaba ya en un grave estado de descomposición, esto impidió que pudiera ser disecado. El rey optó entonces por mandar lo poco que quedaba de la bestia al Museo de Ciencias Naturales de París, siendo sólo parte de su esqueleto lo único que pudo ser expuesto. Luego, el citado museo sufrió un terrible incendio que hizo desaparecer por completo todo rastro de la bestia.

A pesar de los registros históricos hallados sobre esta supuesta captura, muchos indican que quizá pudo producirse una especie de fraude debido principalmente a la fuerte recompensa que el rey estaba dispuesto a pagar por el cuerpo del temido animal. La falta de estudios, debido principalmente a su descomposición, así como el posterior incendio, imposibilitan, por lo menos hoy, tener la certeza sobre la clase de animal que habían dado muerte los cazadores.

El Chupacabras ...


La leyenda del Chupacabras, comenzó en 1992, cuando los periódicos de Puerto Rico, El Vocero y El Nuevo Día, comenzaron a divulgar las matanzas de muchos tipos de animales diversos, tales como pájaros, caballos, y cabras. En ese tiempo era conocido como El Vampiro de Moca puesto que algunas de las primeras matanzas ocurrieron en la pequeña ciudad de Moca. Mientras que al principio se sospechó que las matanzas fueron hechas aleatoriamente por algunos miembros de un culto satánico, eventualmente estas matanzas se comenzaron a dar alrededor de la isla, y muchas granjas divulgaron pérdidas de vida animal.

Expansión del mito

Poco después de darse a conocer mundialmente las muertes animales en Puerto Rico, otras muertes animales comenzaron a ser reportadas en otros países, tales como República Dominicana, Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador, Colombia, Perú, Panamá, Brasil, los Estados Unidos, más notablemente en México; siendo atribuidas al llamado chupacabras. Así el Chupacabras gano estatus de leyenda urbana.

Las historias del Chupacabras comenzaron a ser lanzadas varias veces en los noticieros norteamericanos e hispanos a través de los Estados Unidos, y se generaron productos comerciales del Chupacabras, por ejemplo: camisetas y gorras de béisbol.

En donde más auge tuvo este fenómeno y leyenda fue en México, o al menos en el norte del país, fue en el poblado de El Álamo de Santiago, Cadereyta y Benito Juarez en el estado de Nuevo León, ya que ahí se reportaron muchos animales muertos, en su mayoría cabras, borregos a supuesta causa del Chupacabras. Incluso en forma sarcástica se le relacionaba con el Ex-Presidente Carlos Salinas de Gortari.Se tienen datos de la presencia de casos similares en San Nicolas de los Garza en Mayo del 2006, donde ataco animales domesticos Gatos que mato con los colmillos en el lomo. las victimas son hembras en su mayoria.

Aspecto o morfología

Jamás se ha tomado una foto real que asegure científicamente que existe el Chupacabras, sólo existen relatos de campesinos y testigos que vieron al supuesto animal.

Muchas son las apariencias que se han relacionado con este mito. Algunos testigos afirman que es como un gorila de tamaño menor con dientes muy pronunciados y capaz incluso de volar y/o dar saltos impresionantes y silenciosos. Otros relatos lo describen como un animal pequeño con forma dediablillo, mitad cabra mitad monstruo, y otros lo describen como una especie de murciélago mediano. Algunos dicen que tiene la apariencia de un perro,lobo o coyote.

Investigaciones

Se han intentado realizar investigaciones serias sobre el supuesto fenómeno. Primeramente se ha intentado establecer un patrón de ataque sobre los animales y aves. Estos patrones parecen coincidir, ya que las víctimas presentan casi siempre una mordedura limpia en la que aparecen dos perforaciones,casi siempre al nivel del cuello de la víctima.

La mordedura además parece ser no detectada por el animal o ave victimizada, ya que no hay evidencias de lucha. Lo extraño es que dentro de la gama de víctimas están las aves, supuestamente aquellas que más escándalo alarmista generan cuando se ven acosadas o atacadas, generalmente pollos o gallinas. No hay reportados eventos previos de alarma en corrales avícolas.

El cuerpo aparece además sin vestigio de sangre, completamente desangrado. Un canal de cable realizó un pretendido serio estudio en EE.UU sobre las apariciones de Chupacabras en distintos estados. En este programa se exhibieron cadáveres de supuestos Chupacabras cuya apariencia era semejante a cánidos. Estos cánidos eran más bien de mediano tamaño, y además sin pelos o de pelo muy raro. Algunos cadáveres tenían la piel erosionada como si estuvieran afectados de sarna. Finalmente el estudio pretendió aseverar que los Chupacabras eran híbridos o mezclas de perros con coyotes, o perros con zorros, etc.

LA CASA EMBRUJADA ...


LA LEYENDA DE LA MALDICIÓN DE LA CASA EMBRUJADA

Al capitán Mujica, de la Marina Real Española, le fue encomendada la tarea de proteger la Virgen del Carmen, regalo del reinado español a la nueva Iglesia Mexicana. El oficial juró a los Reyes, con su espada, que llevaría con orgullo tal labor.

Al encallar en México, las altas eminencias eclesiásticas, felices por la llegada de su venerada, rindieron un gran banquete de celebración en honor al guarda de la Virgen. A la fiesta asistieron las mujeres más hermosas de la región y se dice que entre ellas había una tal vizcondesa Saibfotkin.

Saibfotkin estaba comprometida con un coronel mexicano de apellido Iturbide, que, por esos años, se hallaba de campaña por las selvas mexicanas, pero corría el rumor de que había extraviado rumbo y los meses sin noticias predispusieron la actitud y el itinerario de la inmutable vizcondesa.
El capitán Mujica, hombre de amores pasajeros y muchas mujeres, cayó embelesado por la enigmática silueta de la realeza: se cuenta que Saibfotkin jugó con las expectativas de Mujica, como lo habría hecho con las del desaparecido coronel. Según los comentarios de la época, cuando Saibfotkin aceptó el cortejo del capitán Mujica, desapareció sin dejar rastro, sumiendo al mismo en la más plena de las angustias.
Se dice que su labor por esos tiempos fue paupérrima, por lo que se le quitó el honor del cuidado de la Virgen. Sumido en el fracaso emigró hacia el sur instalándose en Colombia.

Mujica vio en la desaparición de Saibfotkin una gran afrenta hacia su persona y decidió jamás enamorarse o dedicarle fidelidad a una mujer.

En Colombia, y ya en un perfil bajo, sin las grandes reverencias del pasado, se casó dos veces, dejó hijos y alejó su rumbo evitando los lazos.

Recorrió Venezuela donde esparció su descendencia con innumerables mujeres utilizando variaciones de su apellido como "Mogica" o "Mugica", para evitarse persecuciones de hacendados u hombres importantes que veían mancillado el honor de sus hijas.

En Ecuador se vio involucrado en un robo de joyas y fue preso. Al año de presidio logró escapar y, en su huida, fue socorrido por una joven mujer, una bruja de las selvas, de la cual no existe registro de su nombre.

La leyenda narra que, ante los ojos de Mujica, la mujer le recordó a la ingrata vizcondesa Saibfotkin y motivado por una sed de venganza le enamoró. La bruja entregó su corazón y después que el capitán retirado sació su líbido le abandonó.

En Perú, Mujica intentó rehacer su vida comprometiéndose con una acaudalada doncella de gran dote, a quien sedujo con sus experimentados conocimientos de galanteo, pero en plena boda apareció la bruja a quien dejó y, se relata, maldijo, en plena iglesia delante de la novia, familiares e invitados, al sorprendido militar.

La maldición de la bruja, al parecer, había sido conjurada para que Mujica jamás pudiere volver hacer feliz con una mujer, no alcanzaría tranquilidad y pasividad, y cualquier intento de prosperidad se vería enturbiado por la fatalidad, la desdicha y el olvido. Mujica no tomó en cuenta las palabras de la bruja, su matrimonio se realizó y continuó con todos sus planes.

Con el pasar de los meses la familia de la esposa de Mujica comenzó a tener diversos problemas financieros que en el transcurso de un año le llevaron a perder toda la fortuna. Solo lograron conservar la mansión donde vivían. El capitán intentó rehacer la fortuna familiar, pero toda empresa que realizó se sumergió en el fracaso.

Suponiendo que sus desgracias eran causadas por la maldición de la bruja, visitó a unos chamanes de la región quienes le recomendaron que la única manera de aminorar el gualicho era alejándose lo que más pudiera del norte, pues su conjuro era un hechizo norteño.

Mujica trató de vender la mansión, pero el padre de su esposa se lo impidió y debió esperar la muerte de éste para poder llegar a usufructuar del inmueble. La mansión habría sido vendida tiempo después perdiéndose, de aquí, el rastro del militar y su esposa. Existen diferentes versiones y la suposición más posible es que haya emigrado a Chile.

A partir de la venta de la mansión, los datos son vagos, Su viaje al país se habría dado muchos años después, ya muy viejo, solo y casi en banca rota.

El destino de la que era su esposa se desconoce.

El capitán Mujica intentó asentarse lo más al sur de Chile que pudo, para aminorar al máximo posible la maldición de la bruja. Terminó trabajando para un terrateniente de la zona que, como una ironía del destino, se llamaba Críspulo Mujica. El militar retirado sabía que no podían existir Mujicas que no procedieran de su descendencia directa, pero avergonzado por el que quizás podía ser algún hijo ilegítimo, ocultó su auténtica identidad (este mismo cambio de nombre ha hecho que los datos no sean del todo certeros).

Por esos años, Críspulo había encomendado la construcción en Santiago de una gran casa para vivir con su familia. Mujica le orientó en aspectos arquitectónicos para la misma, contándole detalles del origen del apellido que poseía y que en definitiva esa mansión debía proyectar lo que “Mujica” representaba. Críspulo quedó maravillado por los conocimientos de su fiel criado, que incluso él desconocía y le envió a Santiago para supervisar aspectos de la construcción...

Corría el año 1912 y, mientras se elevaba la mansión Mujica, Críspulo descubriría, entre las pocas pertenencias de su criado, la espada de capitán del glorioso militar. El antiguo guarda de la Virgen avergonzado, como nunca hubiese imaginado, confesó su verdadera identidad.
El terrateniente atormentado por una apremiante confusión al sentirse engañado por el destino, cayó enfermo muriendo meses más tarde. La mansión sería terminada años después y en ella habitaría el capitán Mujica en el total anonimato y en el más vil de los olvidos.

El longevo hombre que había logrado esquivar a la muerte sucumbió a su asedio. Se dice que en su lecho de muerte, en una pequeña pieza de los criados, en el lugar más masmórrico de la mansión, recibió una única visita de una misteriosa mujer que jamás se supo su nombre, pero que Mujica conocía muy bien y que le recordó que con su muerte la maldición no terminaría, dejando todo lo que llevara su nombre en la más profunda de las tinieblas.

- La famosa espada del capitán Mujica, de oro y brillantes, estuvo en despliegue en una caja negra con fondo rojo por muchos años en el Museo del Carmen. fue robada alrededor de 1974.

- Existen otras mansiones Mujica alrededor de América. Algunas aún no han desaparecido.

- La idea de mansión embrujada se vincula en la mente del colectivo a aquel lugar con almas en pena que vagan dentro de la casa después de haber muerto violentamente. Pero una casa embrujada, también puede serlo por acarrear con una maldición o brujería, de la casa misma o de quienes la habitan.
- La casa Mujica estaba embrujada por la maldición nefasta conjurada por la bruja, la que, según entendidos, permanecerá para siempre.

LA CAÍDA DE LA CASA EMBRUJADA

¿VOCES DE ULTRATUMBA?

Después del enigmático incendio en la vieja mansión abandonada. Vecinos afirmaron escuchar siniestros sonidos en las inmediaciones. Adriana Sepúlveda, quien ha vivido en una de las casas frente al lugar desde hace diez años, nos afirma que nunca presenció actividades extrañas en el sitio, pero sí, reconoce haberse visto extremadamente afectada por un incesante y funesto quejido que surgió en el interior de la mansión destruida: "Fue el otro día, un sábado que pasé por allí, como a las tres de la mañana camino a mi casa, y oí ese ruido: era como un quejido de alguien o algo que provenía desde muy adentro de las ruinas, me pareció decía algo. Yo corrí asustada a mi casa". Otros vecinos han confirmado el relato de Adriana y dicen haber sentido a alguien quejarse en las noches.
Laura Contini, parapsicóloga argentina, visitó el sitio junto a los realizadores y aseguró haberse comunicado extra sensorialmente con una persona que decía ser Tomás Saibfotkin...


EL AURA FUNESTA DE LA CASA EMBRUJADA

En una entrevista a los realizadores de la época dada a una conocida revista de parapsicología española, se mencionó que quizás muchas de las especulaciones sobre la siniestra mansión eran falsas. Algunas de las afirmaciones rescatadas de dicha entrevista fueron que nunca jamás alguien murió en la casa y que no hay datos comprobables que alguna vez fue un asilo psiquiátrico:

"Es una absoluta falacia creer en ruidos de cadenas y llantos de mujeres, hemos investigado profundamente al respecto y todo ello son sólo desvaríos de mentes fantasiosas", expresó C. David.

Por otro lado el licenciado Illanes completó: "Sólo hay dos hechos claros y que no admiten dudas, Tomás Saibfotkin habitó el lugar por años; se han encontrado pertenencias de él en la casa, recuerdos familiares y esas cosas."

La entrevista que duró alrededor de dos horas, también dejó ver que sí existía un aura funesta que envolvía el sitio, pero que no era debido a imágenes fantasmales clichés, de mujeres en pena, niños asesinados y padres poseídos matando esposas infieles, etc.

EN BÚSQUEDA DEL VIEJO PSIQUIÁTRICO

En una época corrió el rumor de que este misterioso reducto fue un albergue para locos desahuciados, al que se le conocería como el Viejo Psiquiátrico y que debido a sus espectrales manifestaciones sería clausurado.
Investigaciones posteriores estarían poniendo en entredicho a la mansión maldita como el escabroso lugar conocido como el Viejo Psiquiátrico.
El incendio del inmueble marchitó todas las posibilidades de aclarar las innumerables dudas que hay en relación a la casa maldita y su nexo con Tomás Saibfotkin.

SÍ MURIÓ GENTE EN LA CASA MALDITA

Con las nuevas investigaciones y con el conocimiento de la leyenda de la casa maldita, ya se sabe que sí murió gente en el inmueble. La muerte del capitán Mujica olvidado allí, es el deceso más relevante. Se constan algunas muertes por accidente. Pero las recurrentes historias del asesinato del niño, de la muerte de la joven sirvienta, o del padre que mató a toda su familia, es falsa y sólo fueron cuentos rescatados de otras leyendas de casas embrujadas.