sábado, 24 de noviembre de 2012

Hy-Brasil, la otra Atlantida



La Isla Brasil frente a las costas de Irlanda en un mapa de Europa de Abraham Ortelius, fechado en 1572.
Es indiscutible que la más famosa "Isla perdida", es la Atlántida. Pero hay otra isla que es tan misteriosa como ella, llamada Hy-Brasil. Se dice que está situado al oeste de Irlanda y es conocido como Hy-Brasil en la mitología irlandesa. Hy-Brasil (también escrito Hy-Breasal, Hy-Brasil, Hy-Breasil, Brazir) también puede ser responsable de la designación del país que hoy conocemos como Brasil.
Se trata de una isla fantasma situada en algún lugar del océano Atlántico y conocida de diversas formas desde su primera aparición en la mitología irlandesa, alguna vez identificada con la isla de San Brandán. En el mapa de Pizigani de 1367 con el nombre de isla de Braçir es triple; en mapas posteriores se conocerá con los nombres de Braxil, Brazille y otras variantes, con las que llegará todavía al mapa de Jefferys, publicado ya en el siglo XVIII. En el controvertido mapa de Vinlandia, se identifica con la isla de San Brandán situada frente a las costas de Francia: «Magnæ insulæ Beati Brandani Branziliæ dictæ».
En 1498 Pedro de Ayala, embajador de los Reyes Católicos ante la corte inglesa, informaba de que desde hacía siete años buscaban la isla navíos ingleses.[1]
Tales expediciones pudieron de hecho inciarse hacia 1480, en relación con la búsqueda de caladeros de bacalao. También hablaba de esas expediciones hacia 1498 John Day, un mercader inglés, en carta dirigida probablemente a Cristóbal Colón, donde afirmaba que los marinos de Bristol habían llegado a ella, situándola por tanto en el Atlántivo Norte, próxima a Terranova y en relación con las expediciones de Juan Cabot.

Mapa de 1602 que refleja el concepto de la Isla Brasil.
Supuestamente fue descubierta por los portugueses a su llegada a Brasil tras el descubrimiento de América, aunque el primer nombre que dieron al territorio del actual Brasil fue el de «Terra Sanctae Crucis». Según ellos, su posesión colonial estaba separada del resto del continente suramericano por los ríos OrinocoParaguayRío ParanáRío de la Plata, pretendiendo así todos los territorios encuadrados entre tales ríos. Esta denominación fue mantenida prácticamente hasta mediados del siglo XVIII.
Otra teoría posible es que el Hy-Brasil es de hecho el reino perdido de la Atlántida, que se decía que estaba situada más allá de las Columnas de Hércules (Gibraltar). La supuesta localización de Hy-Brasil está también más allá de las Columnas de Hércules y por lo tanto se ajusta a la ubicación de la Atlántida como la ha mencionado Platón. ¿Es esto suficiente para decir que son una y la misma?

Leer más...
domingo, 3 de junio de 2012

Protestas contra la cumbre del Club Bilderberg




Leer más...
domingo, 15 de abril de 2012

Antipsiquiatría: Deconstrucción del concepto de enfermedad mental

El discurso de la psiquiatría

Caracteriza a las disciplinas, cuando se consolidan, el poseer un lenguaje propio, un lenguaje que las constituye y funda. Tal lenguaje se consolida a partir de la interacción, entre el lenguaje “natural” o corriente” y el discurso científico.

Lo que llamamos “discurso científico” es un espacio de representación colectiva en el cual se da la ciencia como actividad humana. El trabajo de la ciencia consiste en una permanente reformulación de sus objetos. De hecho, las disciplinas científicas pueden caracterizarse como discursos que crean y re-crean los objetos de los cuales “fabrican” enunciados. Estos arte-factos se convierten, cuando el diálogo y la polémica fructifican, en factos. Los “hechos” de la naturaleza suelen ser el resultado de disputas zanjadas. Las “verdades” de la ciencia no son el fundamento de las comunidades científicas. Las comunidades científicas son comunidades de problemas y, sobre todo, de retóricas. Una físico reconoce a otro físico por su modo de concebir y desarrollar enunciados verosímiles sobre algún interés común.

Es necesario pues, estudiar el discurso científico en tanto que discurso, hay que reflexionar sobre sus orígenes y modo de constitución, hay que aceptar que no es sólo un producto sino una fuerza productiva. La realidad es una narrativa exitosa. Es aquello que se hace hablando en una comunidad de reconstrucciones de objetos que sólo existen en tanto se habla de ellos de una determinada manera.
El discurso del especialista no es más que una diferenciación, a veces deformada, del lenguaje corriente. Especialmente en las disciplinas cuya formalización discursiva no es de orden matemático y que basan su progreso más bien en la acumulación y ordenamiento de enunciados con contenido empírico. La verosimilitud, que no es precisamente la verdad sino una narrativa exitosa, es el logro al que aspira la ciencia. Sus instrumentos se perfeccionan en dirección a una retórica convincente, el argumento que da cuenta del máximo número de fenómenos, que a la vez resulta económico y elegante por su precisión. Tal es el caso del discurso de la psiquiatría.

Puede ser que la psiquiatría y otras disciplinas de carácter antropológico-médico no sean comparables a las ciencias que la tradición considera fundamentales, dado que en ella son evidentes ciertos rasgos de mutabilidad y obsolescencia que el historicismo ha considerado inherentes a la realidad social. Es innegable el impacto de la cultura y la época en la constitución de un vocabulario técnico y de su repertorio de conceptos. No son pocos los ejemplos en los que una afortunada expresión abrió insospechados caminos a la investigación y la práctica. No son escasos, tampoco, aquellos en que una palabra, por ese proceso que Lukács llamó “reificación”, se convirtió en cosa, creando un espejismo, un pseudo problema en torno al cual se articuló un modo de hablar y se fundaron subdisciplinas y especialidades completas, hasta el punto de hacer pensar -cándidamente- que se avanzaba en las profundidades de la realidad natural. Un claro ejemplo de estos términos desorientadores que se son extrañamente fructíferos fue la voz esquizofrenia.


Ahora bien, otro problema referido al estatuto del saber psiquiátrico es el del discurso inquisidor, la forma en que emplaza sus constructos como dispositivos del poder, de modo tal que una misma expresión en boca de un profano carece del peso -o las consecuencias en el orden médico-jurídico- que tiene si es dicha por un perito psiquiátrico. Supongamos que alguien rotula a un individuo de “demente”.

Obviamente, la “verdad” no interesa para poner en marcha, por ejemplo, el sistema de atención médica. Sólo la reconstrucción técnica de lo designado por el vocablo es válida socialmente. Y ello, en virtud de ser el término usado por alguien que “sabe”. Saber, en este caso, supone que el instrumental lingüístico ha sido previamente “socializado” en usos y contextos específicos por parte de quién profiere la expresión. Participar, en rigor, de una tradición que valida el uso.
Así el trabajo de investigación, en cualquier disciplina, consiste en construir significados o, lo que es casi idéntico, inventar objetos para hablar de ellos. El lenguaje es la realidad constitutiva esencial de toda ciencia y también de toda práctica social. Una y otra se perpetúan por la enseñanza, que es la reconstrucción perenne de los significados sociales.

Hacer del discurso de la psiquiatría el punto central de la indagación, estudiarlo en sus mutaciones y en sus permanencias, no significa otra cosa que detenerse en su opacidad.

Los usos determinan el pensar. Muchos usos de la ciencia psiquiátrica de frontera no son ajenos. Se han gestado en otras realidades, responden a distintos desafíos. Su impronta en el lenguaje nos obliga a veces a decir lo que no queremos, o a querer, lo que no decimos. Espera, en embrión, una psiquiatría latinoamericana que no sea simple recuerdo ni tampoco soberbia ignorancia y pintoresco localismo. Esa “ciencia solitaria ”no se basará en la negación de sí ni en negación de otras. Debe basarse sobre un diálogo de permanente reconstrucción. Para hacerla, es fundamental detenerse en el discurso, que la expresa y constituye.

El concepto de enfermedad mental

La teoría de la enfermedad mental es científicamente imprecisa y su estatuto esta aún por definirse. La psiquiatría como institución represora es incompatible con los principios de una sociedad democrática y libre, y debe ser abolida. Al negar la validez científica de la teoría de la enfermedad no se esta negando la realidad de las enfermedades neurológicas, la locura, el crimen, el consumo de drogas y los conflictos sociales.

El concepto de enfermedad mental tuvo su utilidad histórica pero en la actualidad, es científica médica y jurídicamente inapropiado, así como moral y políticamente incorrecto por las razones que veremos en este artículo.

El mito de la enfermedad mental y la fabricación de la locura.

En 1961, Thomas Szasz, médico psiquiatra, psicoanalista y actualmente Profesor Emérito de la Universidad del Estado de New York, publicó El mito de la enfermedad mental, que inició un debate mundial sobre los denominados trastornos mentales. Szasz anota que la mente no es un órgano anatómico como el corazón o el hígado; por lo tanto, no puede haber, literalmente hablando, enfermedad mental. Cuando hablamos de enfermedad mental estamos hablando en sentido figurado, como cuando alguien declara que la economía del país está enferma. Los diagnósticos psiquiátricos son etiquetas estigmatizadoras aplicadas a personas cuyas conductas molestan o ofenden a la sociedad. Si no hay enfermedad mental, tampoco puede haber hospitalización o tratamiento para ella. Desde luego, las personas pueden cambiar de comportamiento, y si el cambio va en la dirección aprobada por la sociedad es llamado cura o recuperación.

Así pues, lo que la gente llama enfermedad mental como tal, no existe. Lo que hay son conductas, conductas anormales. Enfermedades son cosas como el cáncer y la hipertensión, por ejemplo.

En la mayoría de las así llamadas enfermedades mentales, no hay un correlato orgánico, una lesión neurológica, un trastorno químico, no hay un gen de la locura. ; salvo en situaciones excepcionales como la depresión endógena, donde hay un problema a nivel de neurotransmisores (serotonina), pero si es una enfermedad es una como cualquier otra, no constituye una categoría aparte, ella -como cualquier otra- puede ser medicada, lo que es distinto a ser sedada, mantener en un estado de semi-inconsciencia; y si puede ser tratada aún cuando sea crónica, como la diabetes, no se justifica que existan Hospitales especiales -segregados- como el Psiquiátrico, la Clínica, etc. , la locura no es contagiosa.

Existen diferencias político-religiosas entre ayudar a alguien con su consentimiento y tratar a alguien con drogas a la fuerza. El psiquiatra dice que el paciente está enfermo y que está sufriendo, mientras el enfermo pide que lo dejen en paz.

Thomas Szasz dirige pues el combate contra los internamientos psiquiátricos- señala, como se ha anotado que la enfermedad mental no existe y que los “locos” tratan de decirnos cosas incómodas, lo que no queremos oír. La sociedad cuenta con los psiquiatras para silenciarlos. Esta conspiración de silencio es lo que denuncia Szasz. Lo que se denomina enfermedades mentales son los comportamientos de individuos que nos perturban. La esencia de la locura es el disturbio social y el tratamiento que se aplica a aquellos que la “padecen” se asimila al de un cargo político en el marco de un Estado totalitario, el de disidencia. Así la psiquiatría es también un emplazamiento de lo que se ha dado en denominar el Estado Terapéutico, caracterizado por una excesiva sociedad excesivamente medicalizada y una cultura que tiene como correlato el crecimiento desmedido de la industria farmacéutica y sus obscenas ganancias, llegando a constituir una de las áreas de actividad económica más rentables y pujantes.
Si la esquizofrenia es una enfermedad del cerebro como, digamos, la enfermedad de Parkinson, o la enfermedad de Alzheimer, o la esclerosis múltiple, ¿cómo es que en muchos países hay leyes especiales de salud mental que obligan al internamiento o al tratamiento forzado de los llamados esquizofrénicos? Pero se sabe que no hay leyes especiales para el tratamiento coercitivo de las pacientes con Parkinson, Alzheimer y esclerosis múltiple.

Al señalar que la esquizofrenia es parte del mito moderno de la enfermedad mental, no se intenta negar la existencia de la locura. De hecho, la locura abunda dentro y fuera de los manicomios (ahora llamados hospitales mentales). Lo que estoy cuestionando es la veracidad científica de categorizar lay tratarla como una enfermedad legítima tan curable como una apendicitis o una neumonía. La locura, en su sentido clásico y literario, es más bien un asunto personal (anormalidad) o político (desacato o disidencia).

La Psiquiatría Institucional comprende todas las intervenciones impuestas a las personas por los demás. Estas intervenciones se caracterizan por la completa pérdida,

por parte del denominado paciente, del control de la relación con el psiquiatra. Su aspecto económico más importante es que el psiquiatra es un empleado pagado por una entidad privada o pública. Su característica social más destacada es el uso de la fuerza o del engaño.

Ahora bien, Szasz no es el único, pero ha sido uno de los primeros en denunciar la represión de la locura con su cortejo de camisas de fuerza, encierros, electroshocks, lobotomías y embrutecimientos químicos. Michel Foucault lo hizo en Francia con su célebre Historia de la locura, y Ronald Laing prosigue un combate parecido en Gran Bretaña. “Estoy al lado de Foucault -dice- en cuanto a denunciar la opresión psiquiátrica, pero me separo totalmente de él en el análisis y las soluciones. ”Foucault veía en los asilos un instrumento de represión de la burguesía contra las “clases peligrosas”. Esto es históricamente falso, señala Szasz.

Los primeros asilos fueron creados en Gran Bretaña por la aristocracia para impedir que sus miembros “desviados” disiparan su fortuna. El diagnostico de locura ha sido, y sigue siendo, un medio para desembarazarse de los que molestan. El loco es el que perturba, cuestiona, acusa. La locura no puede, por otra parte, ser definida con ningún criterio objetivo.

Tomemos la esquizofrenia: es el diagnóstico de “locura” más corriente. Los psiquiatras tratan de hacernos creer que existe con el mismo título que el cáncer o una úlcera. En la mayoría de casos, lo que se llama esquizofrenia no se corresponde con ningún desarreglo orgánico. Debe dejarse de afirmar que, detrás de cada pensamiento torcido, hay una neurona torcida. Si éste fuera el caso, precisa Szasz, habría que tratar la esquizofrenia como cualquier otra. Otros exigían medidas más drásticas, especialmente los paladines de lo que se llamó “movimiento antipsiquiátrico”, el cual tuvo mucho reconocimiento en las décadas de 1960 y 1970. Sus principios eran variados y controvertidos: la enfermedad mental no era una realidad objetiva de comportamiento o bioquímica sino una etiqueta negativa o una estrategia para lidiar con un mundo loco; la locura tenía su propia verdad y la psicosis, en tanto que proceso de curación, no debería ser suprimida farmacológicamente.

No existe siquiera un método objetivo para describir o dar a conocer los descubrimientos clínicos sin recurrir a la interpretación subjetiva y tampoco se cuenta con una terminología uniforme y precisa que comunique exactamente lo mismo a todos. Por consiguiente, se tienen profundas divergencias en el diagnóstico, hay un influjo continuo de nuevos términos y una nomenclatura que no deja de cambiar, así como un exceso de hipótesis que tienden a ser presentadas como hechos. Además, la etiología sigue siendo especulativa, la patogénesis sumamente oscura, las clasificaciones predominantemente sintomáticas y, por tal, arbitrarias o posiblemente efímeras; el tratamiento físico es empírico y está sujeto a modas mientras que la psicoterapia se halla aún en pañales y suele ser doctrinaria e ideológica.

Antipsiquiatría y derecho

La psiquiatrización del crimen y la humanización de la pena.

Esta psiquiatrización del crimen ha dado origen al mito del paciente mental peligroso: con bastante frecuencia los medios masivos de comunicación informan sobre un crimen al que, enseguida y tras la entrevista a un psiquiatra o psicólogo, se le endilga el calificativo de trastorno mental. Aunque no hay ninguna evidencia de que los llamados pacientes psiquiátricos son más peligrosos que los normales (la situación actual apunta más bien a todo lo contrario), el mito del paciente mental peligroso se resiste a morir.

El consumo de drogas legales e ilegales. Aunque la humanidad ha usado (y abusado de) drogas tales como el alcohol, la coca, la marihuana, el opio y sus derivados, y el tabaco durante siglos, el llamado problema de la droga, o drogadicción, o farmacodependencia, o abuso de drogas fue una creación del siglo XX con la promulgación de las primeras leyes antidrogas , y la inclusión del uso de ciertas drogas en la lista oficial de trastornos mentales de la Asociación Psiquiátrica Americana. Hasta ese entonces, no teníamos el llamado problema de la droga, ni la palabra drogadicción tenía la connotación peyorativa que hoy tiene.
Décadas más tarde, la guerra antidrogas, supuestamente ejecutada para erradicar el consumo, es llevada a cabo con tanta insensatez y ferocidad que sus terribles consecuencias (un ambiente de persecución inquisitorial, criminalidad, corrupción, daño ecológico y toxicidad agregada por la impureza) han terminado por afectar a toda la sociedad.

La historia de la ciencia está llena de teorías y modelos que fueron descartados una vez que se lograron avances que permitieron un conocimiento preciso de los fenómenos. No veo por qué no va a ocurrir lo mismo con la teoría de la enfermedad mental. Nos corresponde a los científicos la responsabilidad social de revisar crítica y constantemente el estado de nuestros conocimientos para así ponernos al día en nuestra labor.

La teoría de la enfermedad mental tuvo, pues, su utilidad histórica hasta el siglo pasado pero es, en la actualidad, científica y médicamente anticuada pues permite diagnosticar y tratar como enfermos mentales a pacientes con enfermedades cerebrales o de otro tipo que cursan con trastornos involuntarios de conducta; y es moral y políticamente dañina porque se ha vuelto una cortina de humo para toda una serie de problemas económicos, existenciales, morales y políticos que, estrictamente hablando, no requieren terapias médicas sino alternativas económicas, existenciales, morales y políticas.

En Gran Bretaña el líder de la antipsiquiatría fue el igualmente carismático Ronald Laing (1027-1989), un psiquiatra de Glasgow inspirado por la filosofía existencialista de Sartre. Éste advierte, con un aforismo típico, que “la locura no es necesariamente sólo colapso sino también descubrimiento. Es una liberación potencial y una renovación lo mismo que esclavitud y muerte existencial”. En 1965 fundó el Kingsley Hall, una comunidad (se evitaba el término “hospital”) en un barrio obrero al este de Londres donde los residentes y los psiquiatras vivían bajo el mismo techo, estos últimos estaban allí para “ayudar” a los pacientes a superar las largas regresiones que caracterizan a la esquizofrenia. Laing fue un brillante escritor que se granjeó un circulo de seguidores durante el tiempo de la contracultura y las protestas estudiantiles contra la guerra de Vietnam. Películas como Family Life (1971) y Atrapado sin salida (One Flew Over the Cuckoos Nest, 1975) suscitaron opiniones en contra de los asilos crueles y el papel policíaco y normativo de la psiquiatría.

Se ha hablado de una “fabricación de locura” para designar aquella práctica que consiste en asignar etiquetas psiquiátricas -rotular- a personas que son extrañas, que plantean un desafío o que representan una supuesta plaga social. En este desenfreno estigmatizador, los psiquiatras orgánicos no son menos culpables que Freud y sus seguidores, cuya invención del inconsciente -según alega Szasz- prestó nuevos bríos a difuntas metafísicas de la mente y teologías del alma.
La antipsiquiatría, asociada fundamentalmente con políticas de izquierda, reclamaba la desinstitucionalización de las prácticas psiquiátricas. Al mismo tiempo y desde un ángulo totalmente diferente, los políticos de la extrema derecha, incluyendo a Ronald Reagan en los Estados Unidos y Margaret Tatcher en el Reino Unido, dieron su apoyo a la “asistencia comunitaria” ya que se oponían a la idea de un Estado benefactor y les interesaba eliminar esas costosas camas de los hospitales psiquiátricos.

Enfermedad, y no hacer de los enfermos mentales una categoría aparte, a los que se encierra y se cuida de manera imperativa.

El psiquiatra es el inquisidor del siglo XX

“Para comprender el papel de la enfermedad mental en nuestra sociedad, conviene saber que nos encontramos en presencia de un fenómeno religioso, no científico. ” El diagnóstico de “locura”, añade Szasz, ha sucedido, en nuestra civilización occidental, a la “posesión”. La bruja, los poseídos, molestaban, y eran, por tanto, eliminados por los inquisidores en nombre de la verdadera fe. Hoy, los psiquiatras son los nuevos inquisidores, y proceden a una eliminación semejante, pero ahora en nombre de la “verdadera” ciencia. Antaño se creía en la religión; hoy en la ciencia.

Una prueba adicional, según Szasz, del carácter pseudo-científico de la enfermedad mental es la evolución de los diagnósticos según las costumbres y las variantes culturales. A fines del siglo XIX, los psiquiatras trataban sobre todo a los histéricos y epilépticos. La histérica, como la bruja de la Edad Media, era generalmente una joven. De hecho, explica Szasz, la histeria no es otra cosa que una categoría verbal inventada por Charcot, el maestro de Freud, para medicalizar los conflictos que surgen entre las mujeres jóvenes y su entorno. Hoy, la histeria ha desaparecido prácticamente -y sin tratamiento-, como diagnóstico a caído en desuso. Ha sido reemplazada por la esquizofrenia y la paranoia. La conclusión de Szasz es que “lo que nos molesta ha evolucionado”. Ahora bien, los pretendidos enfermos mentales buscan precisamente incomodarnos: “La enfermedad mental es la mayoría de las veces una representación destinada al público. ” La esencia de la locura es el disturbio social. Pero los “locos” hacen algo más que molestarnos. A pesar suyo, nos prestan también eminentes servicios. El concepto de “enfermedad mental” nos permite acomodar comportamientos que nos cuesta aceptar que puedan ser normales y ello porque atentan contra nuestro narcisismo primario. Conductas como, por ejemplo, el “crimen”. Hoy “los criminales ya no son ejecutados; sino son tratados” , este es uno de los alegatos de la antipsiquiatría.

El concepto de “enfermedad mental” puede llegar a ser útil, -para gente interesada-/ nos presta eminentes servicios. El concepto de “enfermedad mental” nos permite acomodar comportamientos que nos cuesta aceptar que puedan ser normales. Por ejemplo, el “crimen”.
Un ejemplo: En el estado de Florida, un condenado a muerte no puede ser ejecutado porque los psiquiatras de la prisión lo encuentran demasiado loco para sufrir su pena

¿Hay que curarle, para poder ejecutarlo? pregunta Szasz
Los criminales ya no son ejecutados, sino que so tratados. La gente busca la enfermedad mental o la locura detrás del crimen; pero en la mayoría de los casos el criminal es normal y lo bastante inteligente para hacer crímenes complejos.
¿Por qué no aceptar que en el hombre hay, como dirá Freud, pulsiones Thanaticas; destructivas y autodestructivas; y que puede ser un animal asesino. La resistencia a

reconocer todo esto responde a nuestro narcisismo primario, como a la excesiva medicalización de nuestra sociedad, la que ha conducido a considerar la apelación a la locura como un atenuante en lo que se ha dado en llamar la humanización de la pena.

Pero lo cierto es que en la historia han existido muchos asesinos y nadie ha dicho que eran “enfermos”, nadie dijo que Caín estaba enfermo cuando mató a Abel. Hitler que mató a millones de judíos, era de hecho un personaje popular, el líder de Alemania, aclamado en los mítines; después, mucho más tarde, se dijo que estaba loco; lo cual vendría a ser un atenuante para tanta atrocidad.

A este respecto consideremos el caso de un condenado a muerte, en Florida, no puede ser ejecutado porque los psiquiatras de la prisión lo encuentran demasiado loco para sufrir su pena. ¿Hay que curarle, para poder ejecutarlo?, pregunta Szasz. El tribunal Supremo de los Estados Unidos tiene la palabra.

Pero ¿por qué se obstina hoy la gente en buscar la enfermedad mental detrás del crimen?¿Es por humanidad? Todo lo contrario, responde Szasz. Si reconocemos que un hombre es capaz de cometer a sabiendas un crimen espantoso, es porque la naturaleza humana puede ser absolutamente malvada. Y ocurre que lo que deseamos es que la naturaleza humana sea buena. No queremos admitir que el libre albedrío pueda conducir al crimen. Por tanto, el crimen no debe ser el resultado del libre albedrío, sino el de la enfermedad mental.

Hasta el siglo XVIII, el Mal era interpretado como una posesión por el diablo. Hoy, el Mal es necesariamente el signo de un trastorno genético y químico. Todo esto, según Szasz, tiene relación con el pensamiento mítico, no con la ciencia. Por otra parte, añade, si verdaderamente el comportamiento puede analizarse a partir de la observación del cerebro, ¿por qué no tratamos de averiguar las causas químicas de una buena acción, y nos interesamos sólo por las malas?“En realidad, la mayor parte de los criminales es normal, e incluso suficientemente inteligente para llevar a cabo crímenes muy complejos. ”

Una de las conclusiones de la antipsiquiatría es que nada, según el conocimiento actual del funcionamiento del cerebro, permite explicar nuestras elecciones. El libre albedrío no es un fenómeno químico o eléctrico. Es imposible leer nuestros pensamientos en el cerebro. Si bien es exacto que ciertos pensamientos desencadenan ciertas reacciones químicas, la causa de la reacción es el pensamiento libre.

Pero, precisa Szasz, la transformación de los criminales en enfermos mentales no es más que la punta del iceberg. Es sólo la expresión caricaturesca de un profundo movimiento de medicalización de la sociedad moderna, así como de la negativa a considerar al hombre como un individuo libre y responsable.

Por tanto, el psicoanálisis, como la psiquiatría, sólo serviría para negar el libre albedrío y para disminuir la responsabilidad individual. ¿Por ejemplo? Los ladrones, explica Szasz, eran antaño considerados responsable de sus actos, y castigados como tales. Pero a partir del momento en que el ladrón se convierte en un “cleptómano”, ya no es responsable del robo; es “operado” desde el exterior por pulsiones que escapan a su voluntad y que él ignora. Este razonamiento se aplica actualmente al incendiario, que se ha transformado en un pirómano, al violador, al jugador, al juerguista o al fumador. La ilustración más reciente citada por Szasz es la del fumador inveterado que, ante los tribunales, acaba de obtener indemnización económica de un fabricante de cigarrillos americano. La agresiva publicidad del fabricante le habría incitado inconscientemente a fumar y arruinar su salud.

Ahora bien, las intervenciones psiquiátricas deben ser definidas con claridad como voluntarias o involuntarias (este es un criterio de demarcación con una importancia política, ética y religiosa). En las voluntarias, la persona busca la ayuda del profesional movida por sus problemas. Típicamente, el individuo es un beneficiario de la intervención del psiquiatra. En las involuntarias, la sociedad impone la intervención. Típicamente, el individuo es una víctima de la acción del psiquiatra, en tanto que la sociedad (la familia) es la beneficiaria. La psiquiatría involuntaria es incompatible con los principios de una sociedad democrática y libre, y debe ser abolida.

En 1970, Szasz publicó La fabricación de la locura: Estudio comparado de la Inquisición y el Movimiento de la Salud Mental, un monumental estudio histórico dedicado a demostrar que-con el declinar de la cosmovisión teológica y del poder del Estado Teocrático(la alianza del Estado y la Religión), y el ascenso de la cosmovisión científica y del poder del EstadoTerapéutico(la alianza del Estado y la Medicina y, en particular, la Psiquiatría-, el mito teológico de la herejía fue remplazado por el mito científico de la enfermedad mental, la persecución de brujas y herejes por la persecución de pacientes mentales y drogadictos, y la poderosa burocracia papal de la Inquisición por la poderosa burocracia estatal de la Psiquiatría Institucional.

En esta obra, que dio inicio a la nueva disciplina de la historia crítica de la psiquiatría (junto con la Historia de la locura en la Era Clásica, de Michel Foucault), Szasz define también los dos tipos de psiquiatría: la institucional y la contractual.

La Psiquiatría Institucional comprende todas las intervenciones impuestas a las personas por los demás. Estas intervenciones se caracterizan por la completa pérdida, por parte del denominado paciente, del control de la relación con elpsiquiatra. Su aspecto económico más importante es que el psiquiatra es un empleado pagado por una entidad privada o pública. Su característica social más destacada es el uso de la fuerza o del engaño.

La Psiquiatría Contractual comprende todas las intervenciones psiquiátricas buscadas por las personas, motivadas por sus dificultades o problemas. Estas intervenciones se caracterizan por la completa retención, por parte del llamado paciente, del control de la relación con el psiquiatra. Su aspecto económico más importante es que el psiquiatra es un profesional privado pagado por la propia persona (en nuestros días, la situación se complica por la existencia de los seguros médicos). Su característica social más notoria es la evitación de la coacción o del engaño.

Al señalar que la esquizofrenia es parte del mito moderno de la enfermedad mental, tampoco se está negando la existencia de la locura. De hecho, la locura abunda dentro y fuera de los manicomios( ahora llamados hospitales mentales). Lo que estoy cuestionando es la veracidad científica de categorizarla y tratarla como una enfermedad legítima tan curable como una apendicitis o una neumonía. La locura, en su sentido clásico y literario, es más bien un asunto personal (locura individual) o político (locura colectiva).

El concepto psiquiátrico del crimen surgió en el siglo XX con la publicación de El criminal, el juez y el público (1929), de F. Alexander y H. Staub. Para estos autores, había dos clases de criminales: el normal y el anormal. Para el normal la penalidad tradicional era suficiente, en tanto que, para el anormal, Alexander y Staub recomendaban la abolición de los castigos y la implantación de tratamientos psiquiátricos.

Es importante tener en cuenta que esta tesis nació en la época del ascenso al poder de las ideologías totalitarias de la Italia fascista, la Alemania nazi y la Unión Soviética comunista, en las que los psiquiatras estaban dispuestos a cooperar con gobiernos dictatoriales en la represión de los ciudadanos.Por su parte, Thomas Szasz, desde la publicación de El derecho, la libertad y la psiquiatría (1963), ha advertido que la Psiquiatría Institucional se ha convertido en una agencia represiva de control social.

Las metáforas de la enfermedad

¿Qué entendemos por enfermedad mental?

Esta psiquiatrización del crimen ha dado origen al mito del paciente mental peligroso: con bastante frecuencia los medios masivos de comunicación informan sobre un crimen al que, enseguida y tras la entrevista a un psiquiatra o psicólogo, se le endilga el calificativo de trastorno mental. Aunque no hay ninguna evidencia de que los llamados pacientes psiquiátricos son más peligrosos que los normales (la situación actual apunta más bien a todo lo contrario), el mito del paciente mental peligroso se resiste a morir.

Por último, cuando seguimos hablando de trastornos mentales, tenemos en mente otro tipos de hechos: los conflictos personales e interpersonales tales como la angustia, la ambición, las dificultades o desviaciones sexuales, la desavenencias familiares, las fobias, las inhibiciones y demás problemas propios de la fragilidad humana. Se piensa entonces que la vida es armónica y que los conflictos son causados por psicopatologías subyacentes que es preciso curar para ser felices. Esta es la versión pseudocientífica actual de la psiquiatría y la psicología clínica convencionales. No obstante, parece más realista aceptar que la vida es, en sí, una ardua construcción, y que lo que llamamos salud mental es-con más propiedad- la virtud o sanidad espiritual, la que no se logra mediante un arduo y tortuoso camino de aprendizaje, sino más bien con aquella higiene del alma que es la fe, la cual opera mediante la renovación del espíritu de nuestra mente.

La historia de la ciencia está llena de teorías y modelos que fueron descartados una vez que se lograron avances que permitieron un conocimiento preciso de los fenómenos. No hay razón para pensar que no va a ocurrir lo mismo con la teoría de la enfermedad mental. Aquí cabe una gran responsabilidad social y espiritual a los científicos y profesionales médicos, a saber, la de revisar su concepción del hombre para promover no sólo estilos de vida y de pensar saludables, sino también de aspirar a una salud integral que abarque al hombre interior y exterior, aquello que desde el entronque de la antropología hebrea y la moderna medicina psicosomática aparece como el verdadero ser del hombre, su unidad psico-biológica indisociable.

La teoría de la enfermedad mental tuvo, pues, su utilidad histórica hasta el siglo pasado pero en la actualidad se encuentra científica y médicamente desfasada pues arriesga diagnosticar y tratar como enfermos mentales a pacientes con enfermedades cerebrales o de otro tipo que padecen trastornos involuntarios de conducta; y es moral y políticamente nociva porque ha pretendido ser explicación de la infelicidad humana, cuyas manifestaciones fenoménicas pueden aparecer -biográficamente- bajo la forma de problemas económicos, existenciales, morales o políticos, pero que, estrictamente hablando, no requieren terapias médicas ni sólo alternativas económicas o políticas, sino una respuesta a la radical separatividad humana , a nuestra tristeza de no ser santos.

Adolfo Vásquez Rocca es doctor en Psiquiatría.
Leer más...
martes, 10 de abril de 2012

Mecánica Cuántica - La realidad es un sueño

Leer más...
sábado, 31 de marzo de 2012

La Democracia de la tierra


Leer más...
viernes, 30 de marzo de 2012

Ciudadanos de EE. UU., 'conejillos de indias' de la CIA en sus experimentos con LSD


Leer más...

Franco Parisi: La verdad de la economía chilena y cómo la clase política ayuda a los más ricos

Leer más...
jueves, 29 de marzo de 2012

Una "capa de invisibilidad térmica" que sirve para camuflar un objeto

Esta noticia podría echar por el suelo la seguridad de aquellos militares aficionados al uso de rayos infrarrojos para ver a sus enemigos en la oscuridad. El motivo es que pronto estos podrían disponer de una tecnología capaz de hacerlos pasar desapercibidos.

  En los últimos años los científicos han exprimido sus mentes para hacernos invisibles, pero siempre se les escapaba una cosa: el calor. Contenido relacionado Sin embargo ahora, investigadores franceses desarrollaron una técnica que aplica las ideas de la "capa de invisibilidad óptica", similar a la que emplea Harry Potter, al mundo térmico. Según dijeron en el informe publicado en la revista Optics Express, ésta podría usarse a la hora de controlar el calor en sistemas electrónicos sensibles. Antecedentes Se han realizado numerosas investigaciones en torno a la posibilidad de fabricar una capa de invisibilidad. El primer estudio en este sentido vio la luz en Reino Unido en 2006. No obstante, todos estos intentos tienen ciertas limitaciones, lejos de parecerse a las capas del mundo de la ficción. Más recientemente, estos esfuerzos se enfocaron también en ocultar objetos en campos magnéticos o incluso aislar el sonido o las ondas sísmicas. Todos estos proyectos lo que intentan es manipular el movimiento de las ondas y así lograr los efectos de una capa casi mágica. Sebastien Guenneau del Instituto Fresnel en Francia explicó no obstante que controlar el calor es otra historia. "El calor no es una onda, simplemente se difunde de zonas calurosas a frías", dijo. "La matemática y física juegan un papel muy diferente. Por ejemplo, una onda puede viajar largas distancias con poca atenuación, mientras la temperatura normalmente se difunde en distancias cortas". La capa de 20 aros invisibilidad La fórmula de camuflaje del calor se basa en los principios empleados en las técnicas de invisiblidad óptica. El truco fue aplicar fórmulas matemáticas de transformación óptica a las ecuaciones que describen la difusión del calor. El resultado, según descubrieron el Dr. Guenneau y sus colegas, fue una forma de mover el calor a voluntad. Este ángulo de la investigación es distinto al de los que tratan de elaborar una capa que cambie la temperatura y ocultar así objetos, aunque esta última tecnología ha demostrado ser capaz de ocultar un tanque de combate. Con esta nueva técnica, los investigadores proponen fabricar una capa hecha con 20 aros de material, cada uno con su propia capacidad de difusión, en la medida en que pueda transmitir y disipar el calor. "Podemos diseñar una capa para que el calor se difunda alrededor en una zona de invisibilidad, que queda protegida del calor", explicó Guenneau. "O podemos forzar el calor a que se concentre en un espacio reducido, que se calentaría rápidamente". Esta habilidad de direccionar y concentrar el calor podría usarse por ejemplo en la industria microelectrónica, donde en ocasiones el calor en áreas específicas resulta un reto complejo para los ingenieros. Leer más...
jueves, 1 de marzo de 2012

Vlad, El Empalador


Vlad, Príncipe de Valaquia

El príncipe Drácula debe su fama a la novela de Bram Stoker (1897), aunque fue un príncipe de carne y hueso, heroico defensor de los intereses e independencia de su país y del cristianismo, fue conocido por su crueldad y falta de piedad hacia sus enemigos, y por dejar un legado de palacios y castillos, además de fundar Bucarest, la actual capital de Rumania.

Vlad III de Valaquia nació en la región de Transilvania, en 1431. Hijo de Vlad "El Diablo" (caballero de la orden del dragón conocido por su afamada crueldad y sangre), se hizo famoso por su increíble bravura y valentía, su implacable sentido de la justicia y defensa del cristianismo, y su extraordinaria crueldad, capaz de llamar la atención incluso en aquellos tiempos sangrientos. Fue conocido por su apodo Drácula, nombre que proviene de "Draculea" (la terminación "ulea" en rumano quiere decir "hijo de"), lo que podría traducirse como "El hijo del Diablo".

Su niñez fue muy difícil, rehén de los invasores otomanos hasta los diecisiete años de edad, al estar disputado el trono de Velaquia desde el exterior por los turcos y húngaros, y en el interior por los aristócratas, que luchaban entre ellos con un salvajismo inusual. La muerte de su padre, ejecutado por Iancu de Hunedoara en 1447, obligó al joven Vlad a ponerse del lado de los turcos, adversarios de Iancu. Sin embargo durante los años posteriores, Vlad fue separándose de los turcos y estrechando las relaciones con su enemigo Iancu, debido a su único objetivo de volver a reinar en valaquia.

  Vlad, el Empalador

El príncipe valaquio también fue recordado a lo largo de la historia con el sobrenombre de Vlad Tepes o Vlad el Empalador, que debe su origen al empalamiento en el año 1459, de rebeldes voyardos, que se disputaban con él el poder de Valaquia, después de haberlos engañado al citarles a una reunión. Los que no tuvieron esa “suerte” fueron obligados a trabajar en la construcción de castillos como mano de obra forzada. Con el tiempo este sanguinario método se convertiría en su favorito mododo de ejecución.

Había dos formas de empalar a los apresados, una de ellas, la más “humana”, consistía en clavar el extremo afilado de un madero largo por el ombligo o por el corazón, con lo que la muerte era inmediata. La otra forma, “aterradora”, consistía en introducir la parte roma por el recto, con lo que éste se iba clavando poco a poco, pudiendo durar dicha angustia dos días.

Aunque, no por mucho tiempo, habitó el castillo de Bran éste se hizo famoso por ser el hogar del malvado conde Drácula retratado en la novela de Bram Stoker, hasta que

murió por una estaca clavada en su corazón. El autentico castillo de Vlad, castillo de Poenari, limitaba con las regiones Valaquia y Transilvania. En su construcción empleo mano de obra forzada compuesta de nobles que se habían opuesto a su oligarquía.

Para la construcción de ése utilizó el método bizantino en el que se hacía una cámara de mortero de cal entre muros, lo que permitió, debido a su cierta flexibilidad, el que

éstos pudiesen soportar los frecuentes terremotos que han sucedido a lo largo de los años.Los arcos de medio punto se levantaban con armazones de madera que debían ser probados por el maestro con su propia vida al situarse debajo cuando éstos eran retirados.

Si el arco no estaba bien realizado caería sobre su ejecutor con el trágico final que todos suponemos.
  
Historias y Leyendas

Entre su innumerables atrocidades se cuenta que solicitó la ayuda de los nobles cristianos de los reinos cercanos en la lucha contra los otomanos (turcos musulmanes que querían invadir su territorio) y como muestra de su ya iniciada lucha envió 24.000 narices cortadas de las cabezas amontonadas de los enemigos derrotados. En su contienda con los turcos, el príncipe Vlad empleó la guerra psicológica al quemarles sus campos, envenenar sus pozos y utilizar estrategias atroces de guerrilla, pero su clímax fue empalar a 20.000 cadáveres de enemigos.

Según la leyenda (otra prueba de la locura del príncipe en su contienda con los otomanos), se cuenta que los emisarios del sultán turco le obligaron a pagar un tributo y Vlad se negó al considerar que éstos le habían insultado al no retirarse sus turbantes, ya que era su costumbre. Él les clavó los turbantes a la cabeza para que así nunca se lo tuviesen que quitar.

Otra de sus abominables “hazañas” fue atrapar al más peligroso de sus adversarios voyardos, Dan Voeivod, en la primavera de 1460, al que obligó a cavar su propia tumba y asistir a sus funerales antes de hacerlo decapitar. Con sus allegados tampoco era especialmente delicado, se cuenta que abrió las entrañas de su propia novia para comprobar por sus propios medios si estaba embarazada, ya que ésta le había entido sobre su estado. En una ocasión hizo colocar una copa de oro junto a una fuente para quien quisiera pudiese beber. El pánico que había implantado entre sus súbditos fue tal que por temor al severo castigo, la copa jamás fue robada.

Sin embargo, también fue conocido por su especial honradez, en una ocasión un mercader sufrió el robo de su carro en el que además se encontraba una elevada suma de dinero. Al poco de conocerlo Vlad, los ladrones fueron apresados y empalados y al dinero devuelto, Vlad añadió una única moneda. El mercader al contarlo vio que le sobraba una moneda lo que se la devolvió al príncipe, hecho que le libro de su propio empalamiento.

Sobre su muerte en 1476, no se sabe si Vlad murió asesinado en las cercanías de Bucarest o en combate mientras luchaba con un ejército de tan sólo 200 hombres contra un ejército de 120.000 turcos. Se dice que su cabeza fue enviada al sultán como prueba de su muerte y su cuerpo fue enterrado en una tumba del monasterio de Snagov, aunque nunca se encontró su cadáver…
Leer más...
miércoles, 29 de febrero de 2012

La cosecha de la muerte. El glifosato contamina el país

 








Las fumigaciones con agrotóxicos en los campos argentinos están envenenando a gran parte de la población. Los tipos de cáncer y las enfermedades que generan. La increíble historia de Estanislao, el nene empapado de plaguicidas. Las zonas más perjudicadas y las amenazas de los sojeros. Testimonios desgarradores.  

Así envenenan: "El 19 de enero de 2009 empezó el calvario: fue bajar al infierno ocho meses”. 

Estaba jugando, lo fumigaron con agrotóxicos y quedó internado con leucemia. En febrero de 2008 Estanislao Milesi tenía dos años y se encontraba entretenido con sus juguetes junto a la pileta de su casa, ubicada en un campo a las afueras de Mercedes, provincia de Buenos Aires. Ni él ni sus padres imaginaron lo que pasaría después de aquel verano en donde todo marchaba bien. Un avión cargado con agrotóxicos estaba fumigando en la zona y pasó muy cerca de su vivienda, casi tocando las plantas del jardín. Al sentir los ruidos, su padre José, que estaba vestido con una camisa y jeans, salió a ver qué sucedía. Vio que la aeronave seguía largando los tóxicos con que se fumiga la mayoría de los campos argentinos. La lluvia de insecticidas bañó a su hijo Estanislao. Lo mismo le pasó a él ya que sintió su camisa mojada. "Le grité a mi mujer: ‘Entrá al nene que están fumigando’”, recuerda José. En agosto de ese año las cosas se complicaron. Estanislao, que ya había empezado el jardín con tres años, comenzó a sufrir permanentemente resfríos, gripes y fiebre. "Pasaba más días en casaenfermo que en el jardín. Terminaron las clases y con mi mujer decidimos mandarlo a la coloniade verano, pero todo empeoró”, explica con tristeza José. Estanislao padecía conjuntivitis, otitis y más fiebre hasta que un día le aparecieron manchas en la piel. Entonces la familia volvió a consultar al médico, quien lo derivó al Hospital Garrahan, donde le diagnosticaron leucemia. "Todo pasó el 19 de enero de 2009, una fecha que no voy a olvidar jamás –suspira José y se emociona-. Ahí empezó el calvario. 

Fue bajar al infierno durante ocho meses con una quimioterapia muy masiva. Pero había que hacerla, si no se moría”. Durante el periodo de quimioterapia Estanislao estuvo al borde de la muerte en cuatro oportunidades, aunque logró salir adelante. En septiembre de 2009 le dieron el alta. "Hay tipos que se encargan de fumigarte a tu hijo, pero otros te dan todo para salvártelo, como pasó con los especialistas del Garrahan. Hemos llegado con el chico a cualquier hora y me lo sacaron adelante”, agradece el padre. Cuando José y su mujer Silvina llegaron al hospital, los médicos le preguntaron por su historia clínica ya que querían saber si algún familiar había tenido antecedentes de la enfermedad que azotaba a su hijo. Pero no era el caso. Entonces le realizaron una serie de estudios y, al no encontrar nada, el médico les preguntó si vivían en una zona donde se generaban radiaciones o en un lugar donde los factores ambientales hubieran podido provocar la enfermedad de su hijo. José se acordó de ese día cuando la avioneta pasó y roció a su hijo con tóxicos. Cuando Estanislao terminó con el tratamiento de quimioterapia volvió a salir a jugar al campo donde vive junto a sus perros, pero la pesadilla se repitió. "Estaba todavía peladito, flaquito, aunque feliz, con nosotros y jugando con sus animales. Pero de pronto vi otro avión fumigador. Me enloquecí. Pensé en ir a buscar una escopeta y dispararle hasta bajarlo, pero por suerte no volvió a pasar. Si lo hacía lo iba a matar porque no hay una ley que nos respalde. Sé que hubiera ido preso, pero nadie defiende a mi hijo”, dice con impotencia José que luego de un tiempo conoció a la abogada Graciela Gómez, una letrada que desde hace años se dedica a denunciar los casos de contaminación y de personas enfermas a causa de los agrotóxicos que usan para fumigar los campos. 

Estanislao hoy tiene cinco años, se está recuperando y se prevé que en 2015 le den el alta definitiva.Sin embargo, no es el único caso en Argentina: la historia se repite en miles de veces. Los tipos de cáncer y las enfermedades que generan. En un partido que algunos dirían que se hizo en el infierno, dos de los principales productores de agroquímicos se han unido en una asociación para volver a introducir el uso del herbicida 2, 4-D, el tristemente célebre defoliante agente naranja, utilizado en la guerra de Vietnam”, publicó el Huffington Post de Nueva York el pasado viernes 17 de febrero en relación a la unión comercial entre la empresa Monsanto y Dow AgroSciences para volver a sacar al mercado un herbicida para acabar con las plagas resistentes que el Roundup no puede matar. El uso de 2, 4 -D está prohibido en varios países europeos y provincias de Canadá. La sustancia es un carcinógeno y se ha demostrado su incidencia en defectos congénitos en los hijos de los aplicadores de pesticidas en un estudio realizado por la Universidad de Minnesota por el patólogo Vicente Garry. Además puede ser un factor de riesgo para enfermedades como el linfoma no Hodgkin, algo normal en los veteranos de Vietnam expuestos al agente naranja. Esta sustancia se utilizó en los Estados Unidos para fines agrícolas en los años 40 y para la guerra química en Vietnam a partir de la década del 60 hasta 1971. Aproximadamente 11 millones de litros de agente naranja fueron arrojados sobre Vietnam entre 1962 y 1970, y se estima que es responsable de 400 mil muertes, tres millones de víctimas de cáncer y 500 mil niños que nacen con malformaciones. Hoy el pasado vuelve al presente con un fin comercial pero a la vez fatal. 

 Prohíben fumigar en Areco 

Los vecinos de San Antonio de Areco, distante a 60 kilómetros de Capital Federal, venían denunciando desde el 2000 a varias empresas cerealeras de la zona. Juan Carlos Villar fue uno de los que más luchó durante estos años para que parasen de fumigar. Algo consiguió, ya que el jueves 16 de febrero, en un encuentro de intendentes de la provincia de Buenos Aires en el Concejo Deliberantes de Areco, jefe municipal Francisco Durañona, para sorpresa de todos, anunció que prohibirá la fumigación aérea en el distrito. Un día antes del anuncio se había comunicado con los vecinos para saber de la situación del lugar, donde se registraron numerosos casos de enfermedades y contaminación. Ahora los habitantes se mostraron conformes por la decisión del intendente, aunque seguirán de cerca el tema como lo vienen haciendo desde hace años. 

El polo tóxico 

Sin embargo, las provincias de Buenos Aires y Córdoba, a pesar de tener un grado importante de contaminación ambiental y de personas enfermas por los químicos, no son las más afectadas. Según la doctora Graciela Gómez, abogada encargada de llevar los casos de enfermos más resonantes del país a causa de la fumigación de agrotóxicos, la provincia de Santa Fe es la más complicada en cuanto a la intoxicación. "El gobierno es funcional a esto ya que vive de la soja y no hay ningún tipo de control. La sociedad cree que va a perder las fuentes de trabajo si reclama, pero no es así. Desde el 2004 estamos pidiendo una reforma de la ley provincial. Tienen el ‘monocultivo mental’ porque no entienden. Lo he escuchado al gobernador en varias ocasiones, pero no quiere hacer nada”, explica la letrada. 

 La explotación agroindustrial 

Según los datos recogidos por "Democracia”, se empezó a fumigar con agrotóxicos en los años 1996 y 2000. Esta práctica se fue profundizando a partir del 2004, en pleno boom sojero, cuando también las exportaciones crecieron estrepitosamente, lo cual trae aparejado que la problemática de las fumigaciones con insecticidas tome carácter internacional. La abogada Graciela Gómez envió un informe detallando cómo puede afectar a las poblaciones el consumo de soja contaminada que se importa otros países La carta, enviada al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), al Parlamento Europeo y al Alto Comisionado de Derechos Humanos, pone de manifiesto la gravedad de la situación. Los expertos consultados por este semanario afirman que se pueden utilizar otros medios de producción sin aplicar agrotóxicos, los que generarían las mismas fuentes de ingreso para el campo. Sin embargo, creen que detrás de todo están las empresas que fabrican los productos tóxicos, las cuales facturan millones de pesos mensualmente. Por el momento el país seguirá envenenado y causando los estragos que se suceden hasta la actualidad. 

Álvaro Saez, Semanario Democracia Leer más...
miércoles, 8 de febrero de 2012

Los Hassassin


1. HISTORIA EL VIEJO DE LA MONTAÑA 

Hassan Bin Sabbah nació en 1034 en Persia, este personaje pertenecía a una familia adinerada, además era reconocido en su comunidad y lo llamaban “el viejo de la montaña”. Hassan estudio teología y la doctrina Shií, además visito Egipto y varias regiones, se podía decir que era un hombre muy instruido para su época. Fue entonces que llegaría a la conclusión de que, lo que realmente importa en la vida son las acciones radicales y no solamente plegarias. Fue encarcelado a causa de una revuelta por la sucesión del Califa; pero Hassan logro escapar para entonces poner en marcha su plan: la formación de una sociedad secreta radical y despiadada.

LA LEGENDARIA TRETA DE LA PIEL DE BUEY 

En cuanto Hassan Bin Sabbah regreso a Persia, logro hacerse con una gran extensión de terreno, pero lo curioso es como lo consiguió: Hassan había ofrecido apropiarse solo del terreno que logre ser cubierto por una piel de buey; luego de hacer el trato, todos se quedaron atónitos al ver cómo una piel podía cortarse en finas tiras para así estirarla hasta que al final un enorme territorio pasó a ser propiedad de Hassan. (¡Ojala eso funcionara en estos días!)

EL ALAMUT 

En el terreno “hábilmente” adquirido, Hassan Bin Sabbah construyo “el Alamut” un imperio para algunos y el paraíso en la tierra para otros. Este lugar contaba con hermosos jardines y aposentos, además de fortificaciones y centros de entrenamiento. Todo estaba listo, y las aspiraciones de Hassan al fin iban a ponerse en marcha. 

2. NACEN LOS HASSASSIN EL RECLUTAMIENTO 

Hassan Bin Sabbah comenzó con el reclutamiento de adeptos, principalmente jóvenes Ismaelitas y Chiítas Islámicos. Una vez ubicado el nuevo miembro, éste era drogado y dormido para llevarlo a los bellos jardines del Alamut; entonces el joven despertaba y se le hacia creer que se encontraba en el paraíso, ahí rodeado de fuentes de agua, animales exóticos, comida, vino y principalmente bellas mujeres las cuales estaban dispuestas a complacerlo en todo. (Y cuando digo todo, me refiero a todo) Luego de varios días, el adepto era nuevamente drogado y este despertaba en su habitación; entonces se le decía que, lo que había vivido solo era una visión de lo que le esperaría si luchaba y moría por Alá y por la causa. Fue así que Hassan se gano la lealtad incondicional de cientos de fanáticos. Entonces nacieron los Hassassin. 

EL ENTRENAMIENTO 

En los fortines del Alamut se llevaba a cabo el entrenamiento de los Hassassin; en los patios los hombres eran instruidos en artes de combate, preparación física, camuflaje y el uso de dagas o sicas. También Hassan utilizaba la tortura y el asesinato como medio para impresionar a sus seguidores. En los interiores recibían lecciones sobre el cuerpo humano, idiomas y el uso de diferentes venenos. Por su parte Hassan los instruía en la parte exotérica del Corán, además les enseñaba meditación y concentración. Claro que también continuaban las visitas periódicas al “paraíso” del Alamut. Antes de cualquier misión, se dice que los Hassassin consumían hachís, esto sin duda les daba sensación de poder e imbatibilidad, lo que garantizaba un buen trabajo aunque el costo fuera la vida del mismo Hassassin. El resultado de todo eso era un nuevo Fidai, un Hassassin o mejor dicho un asesino perfecto. En el año 1100 los Hassassin ya contaban con más de 70000 miembros fanáticos y controlaban todo el norte de Siria. 

3. LOS HASSASSIN ENTRAN EN ACCION 

En aquel tiempo era común la extorsión, el soborno o incluso el asesinato de altos funcionarios o políticos; una época perfecta para que los Hassassin entren en acción. He aquí algunos de sus actos mas conocidos: El imperio de Hassan Bin Sabbah había crecido mucho, fue entonces que Nizam Al Mulk gobernante de Persia y antiguo compañero de clase de Hassan, ordeno que el ejército del Sultan rodeara Alamut. Pero antes de poder hacerlo, Nizam fue emboscado y un Hassassin le clavo una daga en el corazón Tiempo después el Sha de Persia nuevamente planea un ataque a Alamut. Pero al momento de preparar sus tropas, éste muere envenenado. Sin duda otro certero trabajo de un Hassassin. Desde entonces Hassan se dedico a eliminar a aquellos líderes políticos y militares que de alguna manera estorbarían en sus planes; parecía que Persia se rendiría ante los Hassassin. El descendiente del antiguo Sultan también intento acabar con los Hassassin, pero a la mañana siguiente de preparar todo para el ataque, despertó con una daga en su almohada. Sin duda esta advertencia hizo que el líder decidiera hacer un pacto en lugar de buscar batalla. 

LOS CABALLEROS TEMPLARIOS ENTRAN EN CONTACTO CON LOS HASSASSIN 

En la época de las primeras cruzadas, los caballeros templarios (que son una de las sociedades secretas más poderosas del mundo) llegaron al oriente próximo y ahí entraron en contacto con los musulmanes y obviamente con los Hassassin. Los Hassassin entraron en batalla atacando a los cruzados y asesinando al rey Conrado de Jerusalén en 1192, además de atentar contra la vida de Saladino. También cuenta la historia, que Ricardo Corazón de León solicito sus servicios para eliminar a rivales poderosos. Todo esto hace notar que durante las cruzadas, los Hassassin combatieron en ambos bandos. Debido a los enemigos que tenían en común, los Hassassin se refugiaron (¿o infiltraron?) entre los caballeros Templarios; esto claramente dejo huellas en los soldados cristianos convirtiendo a la orden del Temple en una sociedad secreta de ideales mas fanáticos, destructivos y paganos. 

¿EL FIN? 

Hassan Bin Sabbah muere en 1124, este hecho no hace que la secta perdiera influencia, pero si algo de estabilidad. Ahora dos generales se hacían cargo de la sociedad; pero estaba claro que nada volvería a ser lo mismo. En 1256 los ejércitos Mongoles atacan Alamut y lo destruyen. Luego Halaku Kan, hijo de Gengis Kan y gran admirador de Hassan Bin Sabbah, ordeno a su consejero que realizara un estudio profundo sobre los Hassassin y los archivos de Alamut. Así entonces concluye una época de oro para la agrupación asesina. 

4. LOS HASSASSIN HOY EN DIA 

Luego de aquellos sucesos, los Hassassin restantes deciden tomar una conciencia pacifista (o tal vez eso querrían hacer creer), esto permite que la sociedad logre sobrevivir y recuperar influencia a traves del tiempo. Pero los Hassassin han hecho apariciones esporádicas en la historia, ocasiones en las que se pudo observar que aun mantienen esa temible actitud de asesinar a quien se les ponga en frente; aquí algunos ejemplos: A principios de la década de 1800 se les vio en la India bajo la dirección de Aga Khan a quien atribuían poderes divinos. A finales de esa década, los Hassassin entraron en Afganistán donde sostuvieron una larga relación con los Británicos. Posteriormente y poco a poco, los descendientes de Aga Khan fueron “infiltrándose” en la cultura occidental. Un claro ejemplo es el casamiento del príncipe Ali Aga Khan con la actriz norteamericana Rita Hayworth Actualmente existen unos 15 millones de Ismaelitas-Hassassin repartidos en distintos países como Pakistán, Siria y Yemen; todos ellos guiados por el magnate de los negocios Aga Khan IV. 

5. EPILOGO 

Claramente los Hassassin son los precursores del terrorismo Islámico moderno, sin duda esta sociedad secreta ahora posee mas poder que en los días de Hassan; es por eso que se debe de estar alerta, ya que sin duda estas personas son muy peligrosas. Con solo mencionarte que la palabra “asesino” deriva de “Hassassin”. Leer más...
lunes, 30 de enero de 2012

Denuncia ya la habían hecho los periodistas: Chile cae 47 puestos en ranking mundial de libertad de prensa

Diversas reacciones provocó el último reporte de Reporteros Sin Fronteras (RSF) que da cuenta que Chile cayó en 47 puestos en el ránking mundial de Libertad de Prensa, quedando en el lugar 80 de 179 naciones analizadas. Lo anterior, debido a los constantes ataques que han sufrido los profesionales de la prensa durante el 2011, en el marco de las movilizaciones sociales, donde hubo detenciones violentas y arbitrarias a reporteros, gráficos y camarógrafos por parte de Carabineros, además de ataques a móviles de prensa y otro tipo de hechos violentos causados por manifestantes. Todos estos hechos fueron denunciados en su oportunidad tanto por el Colegio de Periodistas de Chile como por la Agrupación de Corresponsales Extranjeros en nuestro país, la Unión de Reporteros Gráficos y Camarógrafos, y sindicatos de trabajadores de los medios, denuncias que se canalizaron ante el Gobierno, Carabineros y el Ministerio Público. El Gobierno se manifestó "sorprendido" por este informe. Su vocero, el ministro Andrés Chadwick, dijo “durante el año pasado sí tuvimos lamentablemente algunas situaciones a raíz de las manifestaciones donde se detuvo a algunos periodistas o (…) se produjeron situaciones que el Gobierno no comparte en absoluto”, y agregó que la autoridad no quiere “que se produzca nunca una confusión entre un manifestante, que puede ser objeto de una situación policial, con un periodista que está ejerciendo su profesión”. Casos emblemáticos de agresiones a periodistas hubo muchos durante 2011 en la capital y en regiones. En el caso de Santiago, por sólo citar algunos ejemplos, el periodista Jorge Molina -en ese entonces de El Mostrador- fue detenido mientras cubría una protesta del Transantiago, situación que le ocurrió también al colega Patricio Mery de Panorama News, cuando reporteaba una movilización contra la termoeléctrica Castilla. También hubo aprehensiones arbitrarias de los periodistas Luis Narváez, de Chilevisión, y Esteban Sánchez, de ADN Radio -el primero en medio de manifestaciones estudiantiles y el segundo cuando presenciaba los reclamos por un homenaje al condenado por Derechos Humanos Miguel Krassnoff-, en circunstancias en que ambos mostraron sus credenciales de prensa a los policías aprehensores, como lo demuestran testimonios fotográficos (ambos en esta nota). El Colegio de Periodistas tiene un registro de una treintena de estos casos, la mayoría ocurrido durante el año pasado, antecedentes que fueron puestos a disposición de la Fiscalía Nacional para efectos de que se nombre un fiscal preferente que investigue estos hechos. Para el Colegio de Periodistas de Chile, el informe "sólo viene a reflejar lo que hemos venido denunciando públicamente respecto de lo que se vivió el 2011, donde hubo fuertes e injustificables agresiones a los profesionales de la prensa. Si un organismo serio y responsable como Reporteros Sin Fronteras nos dice que en un año bajamos 47 puestos en Libertad de Prensa, es una demostración más que clara que las cosas no se están haciendo bien en nuestro país". Sin ir más lejos, agrega el órgano colegiado, el "propio Gobierno impulsó una ley para reprimir las tomas en los colegios, proyecto que se ha denominado Ley Hinzpeter, donde en uno de sus artículos permite requisar material gráfico y audiovisual sin orden judicial, lo que lesiona gravemente la labor informativa de los periodistas como lo denunciamos ante los diputados. Entendemos que ese artículo fue retirado por el Gobierno, y confiamos que este informe de RSF reafirme esa decisión". INFORME En varios países del mundo, incluso en algunos democráticos como Chile, Francia o Italia, la labor de los periodistas se vio mermada durante el año 2011, un periodo que además se caracterizó por las revoluciones árabes y las protestas estudiantiles, según indicó el informe anual de la ONG Reporteros sin Fronteras. De hecho, el texto que incluye a 179 países indica que la represión contra periodistas creció en varios de ellos, en especial en Estados Unidos y Chile, mientras que la seguridad se degradó de manera preocupante en otras zonas como Brasil y México, haciendo que dichas zonas cayeran varios puestos en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa. El informe dio a conocer que Chile fue escenario de “violencia contra los periodistas”, “atentados contra redacciones” y de “ataques físicos y en línea”. Junto a esto, el estudio señaló que hubo serios cuestionamientos del movimiento estudiantil contra “la extrema concentración de los medios”. Lo anterior derivó en una caída de 47 puestos en relación al informe del año anterior, dejando a nuestro país en el lugar 80 del ranking mundial que ya tiene 10 años de existencia. Asimismo en Estados Unidos, más de 25 periodistas sufrieron detenciones y brutalidad policiaca durante al menos dos meses, mientras duraron las protestas anticapitalistas del movimiento ‘Occupy’, lo que también generó una caída de los norteamericanos, dejándolos en el lugar 47 de la lista de países con menos libertad de prensa en el mundo. Una situación preocupante en torno al estudio es que considera que sólo un puñado de naciones ofrece una “buena” situación para los periodistas, apuntando directamente a Noruega, Finlandia, Alemania, Suecia, Suiza, Austria, Irlanda, Benelux, Cabo Verde, Canadá y Namibia. Sin embargo existe un hecho notable dentro de la clasificación de recién entregada, ya que por primera vez un país africano aparece entre los diez países con mayor libertad de expresión. Se trata de Cabo Verde, que se ubicó en el noveno puesto, subiendo 17 lugares desde 2010. Lo anterior debido a que el país africano distingue por una “verdadera tolerancia de las autoridades con los periodistas. La prensa es plural y se pueden crear títulos con toda libertad”, indicó Ambroise Pierre, encargado de RSF África. El polo opuesto lo constituyen Eritrea, Turkmenistán y Corea del Norte, “trío infernal” donde no existe “ninguna libertad pública y ocupa sin sorpresa la cola de la clasificación”, seguidos de cerca por Siria, Irán y China. Ante los datos recabados, Periodistas sin Fronteras indicó que la “represión fue la palabra del año pasado”, “la libertad de información jamás fue tan asociada a la democracia” y que “jamás la labor periodística se vio entorpecida por los enemigos de las libertades”. “La ecuación es simple” añadió, señalando que “la ausencia o supresión de libertades engendra mecánicamente la de la prensa. Las dictaduras temen y prohíben la información, sobre todo cuando las puede fragilizar”. El secretario general de RSF, Jean-François Julliard, indicó que “Las grandes democracias pueden hacerlo mejor”, por lo que se muestran más “severos con esos países” ya que esperan un papel ejemplar por su parte. “En ciertos países europeos, sentimos una degradación de los hechos, como registros de redacciones, periodistas procesados, complicaciones judiciales”, añadió Julliard, quien además fue enfático en señalar que “Tenemos la sensación de que existe la tentación de control de la información más importante en 2011 que hace diez años” Fuente: Colegio de Periodistas, Radio Bío Bío, El Mostrador. Leer más...

La Tierra aguarda la gran erupción solar

En la madrugada del pasado lunes se producía una erupción solar que, poco tiempo después, provocaba preciosas auroras en los extremos de la Tierra. Fue la más intensa de los últimos siete años pero apenas una suave brisa si se compara con la tormenta solar de agosto y septiembre de 1859, que provocó que en latitudes tan bajas como Cuba o España la aurora iluminara la noche, las brújulas de los barcos se volvieran locas y hasta las estaciones de telégrafo ardieran. Sólo el escaso desarrollo tecnológico de entonces evitó el desastre. Hoy, la civilización humana es mucho más dependiente de los caprichos del Sol. La erupción solar de esta semana fue catalogada de clase M8,7 en una escala que incluye los grados A, B, C, M y X, como fue la de 1859. Al igual que en el caso de los terremotos, se trata de un gradiente logarítmico; aquí cada letra refleja una liberación de energía diez veces superior a la anterior. La explosión de radiación proviene de la liberación de la energía magnética asociada a las manchas solares y son el evento más explosivo del sistema solar.  

La del lunes fue la tormenta más intensa de los últimos siete años 

"Las llamaradas y erupciones solares son algo así como un, dos, tres, boom", cuenta el científico experto en
tormentas solares de la NASA Antti Pulkkinen. "El primer golpe tiene que ver con la radiación electromagnética proveniente de la erupción, y puede durar algunos minutos u horas. El segundo golpe es la generación de partículas que se mueven muy rápido, y esto puede durar varios días. Y después viene lo serio, el tercer golpe, que se produce cuando una nube masiva golpea el área del espacio cercana a la Tierra, y este impacto puede durar varios días", explica. El Sol no sólo es luz; también es un gigantesco campo magnético, con líneas magnéticas recorriendo de polo a polo. Su fuerza rotatoria va torciendo estas líneas imaginarias en un ciclo que dura unos 11 años. En el clímax de su torcimiento se crean las manchas solares en la zona ecuatorial de la estrella. En ocasiones, como esta semana, enormes burbujas de gas y magnetismo se liberan y consiguen superar la barrera magnética (corona) que rodea el Sol, provocando una eyección de masa coronal que sale disparada hacia el espacio. Si la Tierra se encuentra en su trayectoria puede pasar lo peor. Como explica Pulkkinen, la triple oleada tiene diferentes consecuencias en la Tierra. Lo primero en llegar es la luz, que incluye rayos X y ultravioleta. Esto provoca la ionización de la atmósfera superior de la Tierra, interfiriendo en las comunicaciones de radio. Detrás llega la tormenta de radiaciones. Los astronautas están obligados a protegerse tras un aviso de su llegada. La tercera en venir es la nube de partículas de alta energía. Sus partículas cargadas eléctricamente interactúan con la magnetosfera terrestre provocando fluctuaciones hasta desencadenar una tormenta magnética.  

En 1859, un fenómeno de gran intensidad provocó auroras en España 

"Esperamos que este evento tenga un impacto moderado. No creemos que haya ningún gran problema con el funcionamiento de los sistemas tecnológicos ni en el espacio ni en tierra", explicaba Pulkkinen antes de que la nube de protones llegara. En efecto, aparte de la multiplicación de las auroras boreales, que se pudieron ver en latitudes algo más bajas, no hubo mayores problemas. Algunas compañías aéreas desviaron los aviones que aprovechan las rutas polares para hacer su trayecto más corto, y poco más. Pero el ciclo solar está alcanzando su máximo y los científicos esperan que hasta 2013 se produzcan más llamaradas, algunas de gran intensidad. Toda la que alcance la categoría X podría dejar fuera de combate las comunicaciones por radio, alteraría la fiabilidad del GPS, provocaría apagones eléctricos generalizados y hasta radiación en los pasajeros de los vuelos de gran altitud. "La actividad solar seguirá creciendo en los próximos años. Durante este tiempo esperamos que el número de eventos aumente, así como el tamaño de algunos de los acontecimientos. Los más grandes son raros (como los grandes terremotos o las mayores inundaciones) pero suceden", sostiene el científico de la misión solar SOHO/EIT de la NASA, Alex Young. Para él, la de 1859 fue "la tormenta perfecta" porque se dieron circunstancias para que su impacto fuera grande. Por un lado, la erupción se produjo de frente a la Tierra. Además hay evidencias de que no hubo una sino dos tormentas que se solaparon. La probabilidad de que se repita es baja pero "es posible que nosotros asistamos a un evento tan grande como el de 1859", añade.  

La explosión de radiación proviene de la liberación de la energía magnética 

Según un estudio de la National Academies de EEUU de 2008, una erupción solar como la de 1859 desencadenaría hoy una tormenta geomagnética que afectaría críticamente a las infraestructuras modernas. Entonces, la llamarada provocó tal nube de partículas que aplastó la magnetosfera. Este círculo invisible de magnetismo protege a la Tierra de los vientos solares y la mayor parte de la radiación cósmica. Su alcance es de unos 60.000 kilómetros pero en 1859 se contrajo hasta los 7.000 kilómetros por la presión invisible que procedía del Sol. Lo primero que sucedería con una erupción solar de clase X sería que la ionosfera terrestre se calentaría, cambiando su densidad y composición, lo que afectaría a las comunicaciones por radio y a la señal del GPS. Peor aún, puede crear intensas corrientes eléctricas en la ionosfera llamadas electrojets. Estas corrientes provocan un fenómeno eléctrico denominado "centelleo" que cambia la amplitud, fase, polarización y el ángulo de llegada de las señales. Según un informe del Departamento de Seguridad Interior de EEUU, la señal del GPS no sólo llegaría degradada sino que la tormenta geomagnética podría impedir que la Tierra recibiera la señal emitida por los 30 satélites de la constelación GPS. En tierra, las cosas no serían mejores. La troposfera se cargaría de electricidad de tal manera que hasta el agua de los océanos echaría chispas. Tal cantidad de energía buscaría un camino por donde moverse: de los cables eléctricos a los transformadores, recalentándolos hasta quemarlos. Durante la tormenta de marzo de 1989, la zona occidental de Canadá se quedó a oscuras.  

Se alteran las comunicaciones por radio y la fiabilidad del GPS Conferencia preparatoria

"Una tormenta similar en la actualidad nos podría dejar asombrados", explicaba el físico de la NASA Lika Guhathakurta, en una conferencia organizada el verano pasado. Decenas de expertos y responsables del Gobierno acudieron para responder a la pregunta de si estamos preparados para la próxima gran tormenta solar. "La sociedad moderna depende de sistemas de alta tecnología, y todas son vulnerables", añadió Guhathakurta. El gran problema es que no se sabe cuando será la siguiente tormenta ni su intensidad. Se conoce bien el ciclo solar, se sabe que está a punto de alcanzar su clímax, pero nada más. La NASA y la agencia espacial europea han sembrado los alrededores del Sol de una red de sensores. La mayoría están diseñados para labores de investigación, pero los más recientes, como el Solar Dynamics Observatory, tienen entre sus misiones vigilar la aparición de nuevas erupciones. Son ellos los que pueden avisar con entre 15 o 30 minutos de antelación. Con la información recibida, el Centro de Predicción del Tiempo Espacial de la NOAA (agencia de EEUU) elabora partes diarios para un millar de empresas e instituciones de todo el mundo. Aunque se está trabajando en modelos informáticos para anticiparse al Sol, lo más realista hoy es prepararse para minimizar su impacto. A finales de 2010, EEUU puso en marcha el programa Escudo Solar. Su primer objetivo es modelar en tres dimensiones la eyección de masa coronal camino de la Tierra. Esta tercera oleada tarda varias horas y hasta un día en llegar. Con el modelo se puede anticipar dónde y con qué intensidad golpeará. En ese tiempo, los responsables de las infraestructuras deberán suspender los elementos clave para evitar que, como en 1859, los telégrafos ardan. Leer más...
lunes, 23 de enero de 2012

Asesinatos Politicos

Grandes Asesinatos.

Que hayan caido politicos bajo las balas o el veneno asesino, todo mundo lo sabe; que la mayoria de tales magnicidios hayan quedado impunes o bien ocultos en sus verdaderas causas o motivos, tambien es de sobra conocido; pero afirmar que existe una estrecha relacion entre politica y crimen, es con todo muy preocupante. La lucha por el poder en el mundo pasa por el desencadenamiento de todas las artes, incluso de las mas malvadas y abyectas. Lo curioso del caso es que aquellos que las aplican suelen pasar por seres de alta honorabilidad y digno credito. El estupor surge cuando el secreto es desvelado y las tramas salen a relucir. Cada vez esta mas extendida la creencia de que la politica es una actividad basicamente sucia. El llamado "hombre de la calle" esta convencido de ello. Es algo que ha quedado en evidencia en muy recientes sondeos, llevados a cabo en Italia, Francia, España, Inglaterra y por supuesto en los Estados Unidos. Al fin y al cabo la argumentacion en que se basa tal convencimiento es eminentemente logica: si la politica -parafraseando a Clausewitz- es la continuacion de la guerra por otros medios, y en la guerra, como en el amor se dice que todo vale, que todos los medios son licitos, ocurre que muy a menudo tales medios deben ser la "ultima ratio regis": La Muerte. Pero esto muy dificilmente lo creera el hombre de la calle. Honrado e ingenuo a la vez, el esta dispuesto a creer que la politica es una actividad basicamente -si no intrinsecamente- sucia, y los politicos unos hombres venales con las manos sucias de lodo, pero dificilmente creera salvo en casos aislados y extremos, que aquella, en la practica diaria, es intrinsecamente complicada y secreta, casi esoterica, y las manos de estos estan sucias, no solo de lodo, sino a menudo de sangre. Esto, ademas dejando a salvo que quienes todos toman por ejecutantes de la politica, no son en la mayoria de las ocasiones mas que meros ejecutores. Que la politica tiene amplias conexiones con el crimen solo se admite, a titulo de excepcion, es decir, de anecdotas, cuando ocurre un atentado contra una figura publica. Cuando los periodicos hablan de ello y de la manera en que hablan de ello. No se cree, ni quiere creerse que la concomitancia politica -crimen, es en nuestra epoca, tan fatal e irremitable como la relacion lluvia-humedad- que la politica mundial en los ultimos sesenta o setenta años, este unida al crimen como una hermana siamesa a otra.  

El Caso de J.F.K y Otros Mas 

Tomemos un ejemplo, citado por el muy sesudo Sunday Times, de Londres: en el periodo de tres años que siguio a los asesinatos del presidente Kennedy y de su asesino "oficial", Lee Harvey Oswald, dieciocho testigos interrogados por la policia de Dallas, el FBI, o la Comision Warren, murieron: seis de ellos asesinados a tiros; tres en accidentes de trafico; dos se suicidaron; otro fue degollado; a otro le rompieron el cuello con un golpe de Karate; tres por ataques al corazon y otros dos por causas "naturales". Un actuario, a quien el citado periodico pidio que calculara el indice de longevidad de tan solo quince de los testigos fallecidos, concluyo que en Noviembre de 1963 las probabilidades de que los quince hubiran muerto en Febrero de 1967 eran de un trillon contra una. Han trasncurrido treinta y dos años y lo que parece cada vez mas evidente es que el magnicidia "oficial" Oswald, no fue el asesino real, aunque por supuesto tuvo que ver en la conspiracion, lo mismo que Jack Ruby (alias Jacob Rubinstein), el hampon que mato a balazos a Oswald ante decenas de millones de televidentes. Las conclusiones oficiales de la Comision Warren ya no se las cree nadie, y lo que parece fuera de duda es que Kennedy fue victima de una conspiracion en la participaron agentes de la CIA y del FBI con matones de la mafia como ejecutores. Otros tres presidentes norteamericanos fueron asesinados antes de John F. Kennedy: Abraham Lincoln, James Garfield y William McKinley. Oficialmente asesinados. Pero, atendiendo al calculo de probabilidades todo parece indicar que hubo, al menos, uno mas: el presidente Warren G. Harding, que fallecio repentinamente cuando estaba a punto de nombrarse una comision investigadora del Senado sobre malversacion de fondos publicos que le involucraron a el y a numerosas personalidades de su entorno. El investigador privado Gaston B. Means contratado por la amante de Harding, Nan Britton, descubrio que el presidente habia sido envenenado por su esposa con la complicidad del General Sawyer, amigo del matrimonio desde su juventud. Means publico sus hallazgos en un libro que fue inmediatamente puesto bajo secuestro en La Tierra de la Libertad de Expresion. La prensa empezo a armar un buen alboroto, aunque poderosas influencias se movieron para echar tierra al asunto. Y entonces empezo una verdadera hecatombe de muertes oportunisimas. Nan Britton y la hija que tuvo con Harding murieron en accidente de automovil. Once personalidades relacionadas con el caso y citadas por Means desaparecieron de la circulacion: dos se suicidaron; otras ocho murieron de repente y al Fiscal General del Estado, Dougherty parecio haberselo tragado la tierra porque nunca mas se supo nada de el, que era, por cierto el ultimo testigo que quedaba. El detective Means escribio una segunda edicion, corregida y aumentada, con nuevos hallazgos relativos a las subitas desapariciones, por unos u otros motivos de sus testigos. Esto ocurrio en 1930, pero el impacto de sus nuevas revelaciones resulto muy amortiguado por dos circunstancias: por el tiempo transcurrido (siete años) y por el "crack" de la Bolsa de Nueva York. La gente tenia entocnes otras cosas en que pensar y no le preocupaban en demasiada la muerte de Harding, ni los trapisondeos subterraneos de antaño..ni la suerte del desgraciado detective Means que, como todos, murio de repente por aquellas fechas.  

Asesinatos: Algo Mas Alla 

Es curioso constatar como en la mayor democracia del mundo, y a partir del asesinato del presidente Kennedy, las elecciones parecen ser decididas por una bala. El asesino de John F. Kennedy llevo a Lyndon B. Johnson a la Casa Blanca. El asesinato del Ministro de Justicia, Robert. F. Kennedy, posibilito la estrecha victoria de Richard Nixon en 1968. Y el atentado sufrido por George Wallace, que le dejo imposibilitado en una silla de ruedas para el resto de su vida, facilito el camino para la reeleccion de Nixon. Tras el escandalo del Watergate y la subsiguiente sustitucion de Nixon por Gerald Ford, este, tras sufrir dos atentados contra su vida, decidio abandonar su proyecto de presentarse a la reeleccion. Le sucedio en la presidencia Jimmy Carter, a quien disparo un tiro Lynette Fromm, sin alcanzarle. Tras el accedio a la Casa Blanca Roland Reagan, en cuyo programa figuraba una drastica reduccion de impuestos. Insolitamente empezo a poner en practica sus promesas y al cabo de dos meses sufrio un atentado en el que resulto herido. Aparentemente asimilo la leccion, porque su politica, tras su convalecencia, experimento un giro copernico. Desde entonces -que se sepa- no ha habido mas atentados contra los presidentes norteamericanos. George Bush que tambien prometio espectacularente rebajar los impuestos -"mirad mis labios: voy a bajar los impuestos"- lo que hizo fue subirlos mas que todos sus predecesores. Richard Nixon, que debio su victoria -como se ha dicho- a la bala que cego la vida a Robert Kennedy, estuvo a punto de tener muy mala suerte cuando, al deber abandonar la Casa Blanca, estuvo en un tris de ingresar en el hospital de Bethesda. Fue un episodio digno de una pelicula de Hitchcock: los medicos de la Casa Blanca, tratando de internar a Nixon en aquel hospital; este oponiendose con todas sus fuerzas, apoyado por sus abogados y recluyendose en su rancho de San Clemente, protegido por todo un ejercito de guardaespaldas. La anterior alusion al Hospital de Bethesda que pertence a la Marina de los Estados Unidos, merece una explicacion. El Secretario de Marina James Forrestal, que se oponia con ahinco al reconocimiento del Estado de Israel, fue victima de una tremenda campaña de prensa, siendo acusado de antisemitismo. EL "buda" de la prensa americana, Drew Pearson (alias Lifchitz), anuncio al mundo por la radio que Forrestal estaba mentalmente enfermo. Pese a su formal negativa fue internado en el Hospital de Bethesda. Nada mas ingresar, anuncio que al dia siguiente daria una conferencia de prensa en la que denunciaria la campaña que contra el se habia desarrollado. Pero aquella misma noche fatal sucedio algo. Cayo por la ventana. Se arrojo el?..fue empujado?. Lo unico que se sabe es que murio en circunstancias mas que extrañas y que el principal oponente en America a la creacion del "Estado de Israel", desaparecio con la mayor oportunidad. El general Wedemeyer, uno de los mas brillantes estrategas norteamericanos y de los mejor informados sobre asuntos del Extremo Oriente, escribio un informe, que se hizo famoso sobre los errores de la Mision Marshall, que culminaron con el abandono de Chiang-kai-Check y la toma de poder por Mao-Tse-Tung. Como rehusara modificar el informe, haciendolo acorde con la linea oficial de la administracion Truman, fue relevado de su cargo y se le aconsejo que se sometiera a una revision medica en el Hospital de Bethesda. Alli fue Wedemeyer -por cierto conocido por sus acerrimas convicciones cristianas- y segun la version oficial, se suicido arrojandose por una ventana. La maldicion del Hospital de Bethesda baria de cobrarse una tercera victima: el senador McCarthy. El nombre de ese senador por Wisconsin ha quedado para siempre asociado a la "caza de brujas", creandose un neogolismo, el "Mccarthysmo" que ha sido incorporado a la lengua inglesa como sinonimo de acoso injust a personas inocentes. Sin entrar en valoraciones de Joseph Raymond McCarthy, conviene puntualizar que fue democraticamente nombrado por una mayoria de senadores para que presidiera una comision senatorial que investigara la infiltracion de agentes comunistas en la Alta administracion de su pais. Desenmascaro a mas de medio centenar de agentes y espias enemigos. Para desacreditarle una gran campaña de prensa le acuso de "lunatico" que "veia visiones". Lo que se le olvida es que McCarthy no condeno a nadie: el se limito a acusar ante jueces del Estado Federal...y todos los acusados fueron hallados culpables por democraticos jurados y sentenciados por no menos democraticos juecs. Se trataba del Coronel de Intendencia Peress, convicto de perjurio y posteriormente ascendido a General, cuando la Comision McCarthy se hallaba en plena investigacion. McCarthy le dijo al general Zwicker, que habia propuesto el ascenso del perjurio Peress, que no era digno de llevar el uniforme. Esto basto para que el coronel Tydings -nombrado a dedo por el Presidente Eisenhower- disolviera la Comision McCarthy, cuya muerte politica se debio a la inquina personal de Eisenhower que, sin embargo, habia utilizado la popularidad del senador de Wisconsin como decisiva baza electoral. Pero no bastaba con la muerte politica. Segun cuenta su biografo Medford Evans, dos agentes de policia se lo llevaron a la fuerza para que lo examinara un psiquiatra del Senador, quien ordeno que fuera recluido en el Hospital de la Marian de Bethesda, para ser sometido a un examen mas profundo. McCarthy murio en ese fatidico hospital, pero en esta ocasion no se recurrio al salto por la ventana. Simplemente murio de una "hepatitis no infecciosa", segun indicaba el acta de defuncion, aunque un medico declaro a la prensa que el enfermo no padecia hepatitis. La familia exigio que se realizara la autopsia, a lo que las autoridades medicas, insolitamente se negaron y McCarthy fue enterrado apresurademente. Tras los episodios de Forrestal Wedemeyer y McCarthy no puede sorprender la renuncia de Nixon a ser ingresado en el temible hospital de Bethesda, maxime si es cierto, como afirma el ya citado Evans, que ademas se han dado otros cuatro casos de muerte sospechosas en tan enigmatico "centro de salud". Muertes sospechosas y mucho lo fue la de John edgar Hoover, que desde 1925 hasta su fallecimiento acaecido en 1968, fue Director General del FBI. Varios años despues de su deceso se ha sabido que estuvo al servicio de la mafia que le tenia sujeto por chantaje, al poseer pruebas de su homosexualidad. Pero lo que tambien es cierto es que Hoover coacciono o manipulo mediante chantaje a figuras politicas de muy diversas tendencias y a lo largo de muchos años. Sus archivos, que contenian evidencias sobre los "esqueletos en el armario" de personajes muy importantes de la vida publica americana, eran un arma formidable en sus expertas manos. Los periodistas independientes Frederick R. Sanborn y Percy R. Greaves, en un estudio conjunto, han llegado a la conclusion de que Hoover fue asesinado por una faccion rival del propio FBI, con el apoyo de la CIA, en 1968. No se hizo la preceptiva autopsia y su muerte se atribuyo oficialmente a un paro cardiaco. La posterior lucha por el control de sus famosos archivos privados fue un dechado de sordidez, ilustado por varios paros cardiacos y accidentes de trafico. Seria tan abusurdo como injusto pretender que los crimenes politicos solo ocurren en Estados Unidos. Demasiado conocidos son los casos del asesinato de Leon Trosky, perpetrado por el estalinista español Mercader del Rio; del ex-primer ministro croata, Ante Palevic, o del prominente politico checoslovaco Jan Massarik, a manos los dos de agentes sovieticos: Verwoerd, primer ministro de la republica de sudrafrica, fue muerto a tiros en pleno Parlamento por un supuesto "chiflado" llamado David Pratt. Por cierto que el "loco" Pratt, al ser sentenciado a reclusion perpetua, se puso a llorar desaforadamente, diciendo: "Me habian prometido que no me pasaria nada!!!"... Parece haber muchos "locos" entre los magnicidas. Por lo menos, tal es la version oficial. Oswald Sirhan Sirhan (el asesino de Kennedy), James Eart Ray (el de Martin Luther King) el aludido Pratt, o el joven Herschel Grynzspan, que asesino al diplomatico aleman Von Rath, crimen que provocaria la celebre "Noche de Cristal". Todos ellos estaban mas o menos "locos" o "chiflados" y actuaban por cuenta propia, siempre segun versiones oficiales. Lo que sucede es que la gente es menos insensata de lo que se creen los manipuladores de la llamada Opinion Publica que demasiado a menudo no es mas que la Opinion Publicada..Pies si no, como se explica el hecho de la "oportunidad de los magnicidios? Quien puso el arma homicidia en las manos de tales "chiflados"?..Como tuvieron tan facil acceso a personajes siempre tan bien protegidos? Se dijo que Gavrilo Prinzip y sus dos complices que asesinaron al Archiduque Francisco Fernando, heredero del trono de Austria-Hungria, en Sarajevo en 194, estaban "medios locos" que habian actuado solos y por su propia iniciativa. El caso es que aquel asesinato propicio o por lo menos fue el detonante que provoco la Segunda Guerra Mundial. La version oficial de que se trataba de tres locos aislados no se la creyo ningun historiador serio, y hoy dia se sabe positivamente que el Gobierno de Serbia estaba implicado en el asunto. Existe una regla general en los crimenes politicos; estan por asi decirlo concertados, y la mano del asesino u asesinos esta dirigida por grupos politicos, Estados o partidos que tienen algun interes en envenenar las cosas. En el caso antes mencionado de Gryznpan que se trataba de un joven enloquecido que queria vengarse de Von Rath -supuesto "compañero sentimental" que le habia abandonado- esa tesis quedama desmentida por la confesion del propio Grynzspan de que se confundio de victima, pues a quien pretendiar matar no era a Von Rath, sino al embajador de Alemania. Naturalmente la utilizacion de supuestos dementes en solo un recurso no una regla general. Ya hemos visto que tambien "abundan" los "accidentes" los muy oportunos "suicidios", los "paros cardiados" y mil expedientes mas, todo ello utilizando los sofisticados medios de que disponen los Estados modernos o los agentes que actuan en su nombre. Tal es el caso de Yitzhak Rabin Ex-Primer Ministro de Israel asesinado el pasado año a manos de un estudiante ciudadano del Estado de Israel, que con la mayor facilidad logro introducirse hasta llegar al "custodiado lugar" donde se encontraba en su momento el primer ministro ,segando su vida y sorprendiendo al mundo y al Medio Oriente, en una entrevista hecha al presunto asesino dijo: "Muy pronto dire la verdad de todo y entonces el mundo y el pueblo de Israel se extremecera y no lo podra creer"...raramente los medios de comunicacion no aportan noticia alguna de este hecho, ni se ha dado imformacion, porque?..cierto o no, los asesinatos politicos tiene un interes politico mundial...... El crimen es una herramienta mas de la politica y es una necesidad pretentder ignorarlo, como necedad seria suponer que todos los crimenes politicos han llegado a ser detectados o simplemente sospechados, pues si tenemos en cuenta los medios de que disponen los Estados y sus agencias, oficiales o no, el simple calculo de posibilidades nos indica que lo que se sabe o se sospecha a este respecto no es nada mas que la punta del iceberg. A veces ciertas superpotencia utilizan para la comision de sus crimenes a sus satelites politicos cuando no recurren directamente a organizaciones terroristas de caracter internacional. En el primer de los casos podemos citar, como ejemplo, las llamadas "tramar bulgaras" agentes irregulares de los servicios de seguridad de Bulgaria utlizados por la EX-URSS para ejecutar a personalidades nocivas para sus intereses. Por ejemplo el turco Ali-Agqa, reclutado por los servicios bulgaros, atento contra la vida del Papa Juan Pablo II y hay motivos para suponer que fueron tambien bulgaros quienes armaron y teledirigieron a un "loco filipino" para que intentara asesinar a otro pontifice, Pablo VI, en Manila, unos años atras. En el segundo de los casos, es decir, la utilizacion de organizaciones terroristas el unico problemas ante el que nos encontramos es entresacar algunos ejemplos, dada la multiplicidad de los mismos. Ahi tenemos a los Brigadas Rojas italianas, con sus asesinatos politicos entre los que el del ex-presidente Aldo Moro no fue mas que uno entre muchos, conocidos o no. O la banda Baader-Meinhof que cometio numerosos asesinatos, hasta que -probablemente por haber dejado de ser utiles a alguien- todos sus miembros fueron detenidos y una vez en prision, fueron cayendo sucesivamente por los patios de las galerias de la carcel y abandonaron este valle de lagrimas.  

La Historia Lo Comprueba  

Los asesinatos politicas en suma, son una verdadera constante historica y ello desde los albores. Insistimos en que solo una minima parte de ellos llegan a ser conocidos. A veces el azar, aliado con el celo profesional de algun moderno historiador o periodista llega a desenterrar en un verdadero ejercicio arqueologico algun magnicidio ejercicio arqueologico algun magnicidio oculto en su epoca. Tal es, por ejemplo el caso de Napoleon Bonaparte envenenado gradualmente con pequeñas dosis de arsenicos, en su destierro de Santa Elena, tal como sospechaba su fiel Las Cases. El analisis de los cabellos de la victima, conservados como reliquia, revelo sin el menor resquicio para la duda que el Emperador habia muerto envenando. Un estudio de los documentos de Las Cases, del propio Napoleon y del Gobernador britanico de la isla, un tal Lowe, revelo que fue este quien llevo a cabo el magnicidio. Como decia Oswald Spengler, vivimos en la Edad de la Politica Absoluta. Los objetivos, los fines de la misma, son totales. Los medios tambien lo son. En todas partes. Tambien en España. Bastara con media docenas de ejemplos de primera magnitud: Prim, Canovas del Castillo, Canalejas, Eduardo Dato, Calvo Sotelo y Carrero Blanco. Es decir, la punta del iceberg; de nuestro iceberg. Y cabe suponer que, con el paso del tiempo historiadores e investigadores independientes llegaran a descubrir que los seis precedentes magnicidios no representan mas que una infima parte de los que ocurrieron en realidad. Recientemente tenemos el asesinato en México de Luis Donaldo Colosio, candidato del partido gobernate en ese pais (PRI) a la presidencia de la republica, asesinado bajo la mano de "Jose Aburto", del que se dijo que era un asesino solitario, despues que no, que fue un complot de mas personas, el asunto se ha ido enlodando cada vez mas con cada comision investigadora, lo que es un secreto a voces, es que el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari y Jose (Joseph) Cordoba Montoya tuvieron que ver con ello. Ante este sesinato se esconde el hecho de que Colosio buscaba el progreso de Mexico mediante la industrializacion de sus nuevas zonas virgenes en Chiapas, en las cuales se descubrieron yacimientos de oro, uranio y petroleo para los proximos 500 años, hecho del que la poblacion aun lo ignora, pero que fue de conocimiento de Colosio cuando fue secretario de SEDESOL, hallazgos confirmados en 1995 mediante satelite, ademas no menos misterioso el hecho de que es precisamente en Chiapas donde surge la "guerrilla" o "EZLN" (Ejercito Zapatista de Liberacion Nacional), quedando virtualemnte vedado el acceso a esos ricos yacimientos. En recientes fechas, el asesinato del primero ministro Israeli Yiztak Rabin, a manos de un extremista judio, la solida nacion de Israel, tan unida a traves de siglos parece tambien mostrar un resquebrajamiento interno, ademas que se especula que la guardia personal de Rabin lo dejo acercarse lo suficiente para que este perpetrara el homicidio, el cual fue vitoreado y apoyado por una buena parte de "Judios Tradicionales" en ese pais, el cual se dice que fue entrenado bajo sus directrices, ya que Rabin "atentaba" conra la hegemonia israelita en esa region haciendo la apz con sus enemigos. En fin, podemos sacar como conclusion que ningun asesinato es hecho "en absentia" o por un asesino solitario, siempre hay alguien que es el que da el arma y la forma de perpetrarlo. Leer más...