Entradas

Mostrando entradas de enero 20, 2009

El Caso Rudolf Fentz, viajero espacio-temporal

Imagen
Una noche de junio de 1950, un hombre vestido de una manera inusual, fué visto en Times Square, Nueva York. El personaje, que parecía tener unos treinta años, paseaba entre la multitud a la salida de un teatro. Llevaba una ropa anticuada; un sombrero alto. Iba calzado con zapatos con hebilla. Los testigos declararon haberlo visto inmovil en mitad de un cruce,"observando asustado" los vehículos y semáforos, como si núnca hubiera visto nada igual. Finalmente pareció darse cuenta del tráfico y comenzó a cruzar sin preocuparse del paso de los vehículos. Un taxi lo alcanzó de lleno y cuando fueron a ayudarle ya estaba muerto.



Transportado a la morgue, se examinaron los objetos que llevaba encima. Había entre ellos: una pieza de bronce desmonetizada; la nota de una caballeriza de Lexington Avenue, que tenía escrito: "Por la alimentacion y alojamiento de un caballo, 3 dolares". Llevaba tambien 70 dolares en billetes antiguos; algunas tarjetas de visita con el nombre de Rud…

El Papa del año mil: Gerberto de Aurillac Silvestre II

Imagen
Uno de los personajes más controversiales y más enigmáticos que se conociera en la iglesia católica de la edad media lo es sin dudas el conocido como el Papa del año Mil. Los enigmas de un sabio medieval adelantado a su tiempo, cabezas parlantes, astrolabios, relojes de agua, máquinas precursoras de las computadoras y de las modernas escrituras secretas son algunos de los inventos del increible Gerbert d'Aurillac.

Acusado de pactar con el diablo y de inspirarse en obras de autores herejes, este sabio medieval fue un adelantado de su tiempo, un hombre anomalo dentro del Vaticano, un esoterista que busco en cabala, el sufismo, la astrología y hasta en el islamismo una fuente renovadora de sabiduria.



Maravillaba a la gente de su época con tantos conocimientos y talento, lo que le generó odio y envidia de todo tipo. Cautivaba a la aristocracia y a los sabios. La vida de Silvestre II está envuelta en un halo de misterio. Se sostiene, como parte de la leyenda en torno a él, que en el mism…

Napoleón y la gran piramide

Imagen
El 1º de Julio de 1798 Napoleón Bonaparte, a la edad de 28 años, llega al puerto de Alejandría a bordo de su buque insignia "L'Orient", el barco del Almirante Francois-Paul Brueys D'Aigalliers, una fenomenal nave de 120 cañones, que comandaba una flota de más de 400 naves, 50.000 soldados, 1.000 piezas de artillería y 700 caballos, tras una singladura por el Mediterráneo que había comenzado en mayo del año anterior y que duraría casi tres años.

Sin embargo hay actuaciones de Napoleón durante este periodo que, según muchos autores, no obedecieron a una motivación estratégica o simplemente militar.


El amanecer del 13 de agosto de 1799, Napoleón Bonaparte, empapado en polvo y sudor, emergió de entre los bloques de la Gran Pirámide, cerca de El Cairo. El héroe corso había decidido pasar sólo una noche en el vientre del más emblemático monumento faraónico movido por un oscuro propósito que habría de quedar sepultado para siempre y es que, tras regresar pálido y desencajado…