viernes, 25 de septiembre de 2009

El caso del Dr Jonathan Reed

et dr jonathan reed

El 15 de octubre de 1996, el Dr. Jonathan Reed, especialista en psicología infantil, durante un día de campo con su perra Suzie en las montañas Cascada, al noroeste de Seattle, tiene un encuentro con un ser extraterrestre... El extraño ser es atacado por la Golden Retriever y éste se defiende aniquilando a la perra en una forma por demás extraña, creando en Reed una mezcla de miedo y enojo... Dichos sentimientos encontrados no le evitan defender a su mascota sin éxito, golpeando con un leño al alienígena abriéndole la cabeza y dejándolo sin sentido, muerto aparentemente...

El Dr. Reed, consternado por la traumática experiencia, se percata de la presencia de un extraño objeto levitando en las cercanías de la zona, gracias a un zumbido que percibe y que paulatinamente lo hace sentir náuseas... Al acercarse al objeto, sus malestares se acentúan, generando vómito y diarrea, en un cuadro de deshidratación aguda y repentina... Reed llega a un grado de no poderse erguir y piensa que morirá en ese paraje boscoso... Después de algunos minutos, recuerda que en su mochila de excursionista trae consigo una cámara fotográfica y una de video, decidiendo sacarlas y documentar lo ocurrido... Lo consigue con grandes esfuerzos, y posteriormente considera oportuno envolver el cuerpo del alienígena en una sábana térmica que también llevaba consigo, sin saber si esconder el cuerpo o llevarlo a otro sitio... Finalmente lo lleva a su jeep, terminando en la hielera del garage de su casa...

Sin poder creer lo que está viviendo, Reed llama a su amigo Gary, quien puede observar el cuerpo y concluye que se trata de un ser extraterrestre... Mismo que, después de dos días dentro de la hielera, recupera su vitalidad y movimiento, estableciendo una relación con Reed basada en gritos, sonidos y actitudes...

A partir de entonces, y gracias a una serie de llamadas pidiendo ayuda y orientación a las organizaciones dedicadas al estudio del tema ovni en Seattle, comienza una persecución contra Reed, que consiste en borrar su identidad y en intimidar a sus amigos, llegando inclusive a provocar la muerte de algunos de ellos. Nueve días después, Reed encuentra su casa siendo vaciada literalmente, dando por resultado la pérdida de una gran parte de las evidencias conseguidas...

De esta forma, el Dr. Jonathan Reed comienza una vida de persecución y de ataques personales y a sus amigos, mismos que continúan en diferente medida... A raíz de la publicación de un libro relatando su encuentro con este ser, comienza una serie de presentaciones personales, acompañado de tres investigadores que se han dado a la tarea de redocumentar su vida anterior al incidente para sustentar esta experiencia... Una experiencia que ahora es analizada profundamente por Jaime Maussan y su staff de investigadores, rescatando del olvido una historia que parece de ficción, pero que tiene elementos suficientes para demostrar su autenticidad y su realismo.

15 de octubre de 1996... Yo me internaba en el bosque junto con mi perra, una Golden Retriever, cuyo nombre era Susy... La tenía desde hace largo tiempo, y fuimos para un día de campo... A las montañas que se encuentran en el Pacífico noroeste... Estacioné mi Jeep, bajamos y comenzamos a caminar sobre una vereda principal... Después de una hora, una hora y media de caminar, ella se echó a correr persiguiendo algo... Una ardilla, un mapache, sólo Dios sabe por qué los perros hacen esas cosas... la última vez que la oí ladraba al final de la vereda, y su ladrido cambió como persiguiendo algo... cambió a un aullido o un gruñido... Como si algo la estuviera lastimando... Dejé mi mochila, y tomé una rama del tamaño de un bate de béisbol, pensando que ella podría estar peleándose con un oso, o con un gato de los que tenemos aquí, grandes gatos en el área, y así poder defenderla si era necesario... Entonces corrí hacia ella, a lo largo del camino, y conforme lo hacía, yo estaba como a 50 pies de algo que yo nunca, jamás en toda mi vida me habría imaginado que podría ver...

et dr jonathan reed

Era un pequeño... cuerpo... con el aspecto de un niño... De aproximadamente un metro veinte de altura... Tenía dos brazos, tenía dos piernas y era de color oscuro, y tenía una cabeza grisácea... Y se encontraba vibrando violentamente, como si fueran espasmos... Yo podía ver sólo la silueta de esta figura, pero era como si fuera un niño... Y conforme yo miraba, esta cosa le hizo un hoyo a mi perro, o bien mi perro se hizo un hoyo con esta.. por el brazo... Yo le grité a Susy que le dejara ir, pero no lo dejó ir... Y esta cosa la agarró por esta parte, y parte del brazo se extendió hasta su cabeza y lo tomó, zarandeando su cuerpo de un lado al otro... Constantemente... en sólo instantes... Y se trataba de un perro grande... Yo grité nuevamente, y esto dejó de vibrar por unos momentos mientras me miraba, y después comenzó a vibrar otra vez, y mientras lo miraba vi como le torcía el cuello hasta darle la vuelta... y había sangre por todas partes... Ella comenzó poco a poco a morir... Yo podía escuchar el dolor que ella sentía... Y corrí hacia delante y le pegué tan fuerte como pude con la rama... Y esa cosa me gritó... Y yo también le grité... tratando de defender a mi perro y a mí mismo, pues yo no sabía si eso se voltearía y me hiciera lo mismo a mí... Fue algo terrible de ver... Es como si mataran a tu hijo frente a tus ojos... Ella murió, y comenzó a implosionar dentro de ella misma, en un hoyo abierto en su propio cuello... Y su carne y su sangre comenzaron a entrar como si fuera un drenaje... y ella literalmente comenzó a disolverse dentro de este sitio... dentro de un montón de cenizas pálidas en el terreno... Y todo esto ocurrió en un lapso de veinte a treinta segundos... Totalmente, desde que la vi hasta que lo golpeé, e hice mi mejor esfuerzo para matarlo... Pensé que lo había hecho...

Bueno... Luego de que esto pasó, instantáneamente me enfermé violentamente... Tanto que no podía ponerme de pié, vomité y me dio diarrea, todo instantáneamente... No pude salir de esta área de 10 a 15 pies durante cerca de una hora... No me podía parar... Ninguno de mis músculos trabajaba bien... Estaba violentamente enfermo... Pero finalmente me pude componer un poco, y comencé a arrastrarme alrededor... Yo pensé que me iba a morir... Pensé que esto era todo, que mi vida había terminado... ¿Sabes? No había pensamientos racionales... Se trataba de supervivencia... Y en ese momento traté de hacer lo que fuera para poder sobrevivir... Me traté de parar, y me volví a caer... Me recargué en los árboles... Traté de respirar normalmente, y traté de decirme e mí mismo: "Está bien, tú lo puedes hacer, lo puedes hacer... Es sólo un momento... Está bien..." Poco a poco fui recuperando un poco de compostura...
Y entonces... en este sitio escuché un sonido... Oí un sonido que venía de algún lugar del bosque... Y era un sonido que puedo describir como armónico, como un tono... Como un tono irritante, que me irritaba... Y pensé: "Tal vez es otro campista, otro excursionista, me podrían ayudar, y yo necesito su ayuda"... Y miré a mi alrededor, y traté de alcanzar el camino y correr, pero no había nadie ahí... No pude encontrar a nadie... Y me volví a sentir mal, y volví a caer al suelo... Y volví a vomitar, llegando incluso a vomitar sangre... Esto me pasó durante un par de horas.... No podía salir del área... Y el lugar se volvió extraño, se sentía diferente... El terreno se sentía como una esponja... La densidad del aire se sentía pesada en ciertas zonas... Pero no en todas partes... Era casi como sentir que mueves tu mano en el agua, la densidad es diferente... O bien ocasionalmente se detiene y otras se mueve libremente... Y volví a escuchar el sonido, y miré a través de los árboles, probablemente unos 100 metros a lo lejos, y vi lo que parecía como un espejismo... Como un doblez de la luz... Había árboles... básicamente eran pinos con el tronco derecho... Pero debían estar derechos todo el tiempo, y la luz los doblaba como si fueran olas... Esto era inusual, pues la luz del sol no era brillante... Estaba nublado, realmente muy nublado... Y en los árboles, en la copa de los árboles era extremadamente pesada y densa... Por eso miré para ver si había algo entre los árboles, y vi algo que era ajeno al bosque...

Era de color negro... Y corrí hacia allá, corrí a través del ramaje hasta llegar al objeto... Me caí contra esta cosa por causa de la carrera... Yo no sabía lo que era, y al caerme sobre eso me quemé la mano... Frío, estaba frío como el hielo seco, y era duro como la piedra, como el mármol... Y no tenía ningún sentido que eso estuviera ahí... Eso no formaba parte de mi vida o de mi realidad... Mientras tanto esta cosa estaba ahí en medio del bosque, ¿sabes?, y no concordaba con el lugar... Y tan pronto como la toqué el tono cambió... El tono se volvió placentero... Este sonido armónico se volvió... muy sugestivo... Como si no estuviera enojado, si lo quieres o lo puedes entender de esa forma... Caminé a su alrededor y noté que esta cosa no parecía estar tocando el suelo... Pero eso... no era posible...

Y yo lo vi... Lo filmé, lo fotografié, clavé un palo en el terreno debajo del mismo... Sentí la densidad del aire cambiar debajo del mismo, y ahí estuve durante una hora o más, mirando esta cosa... Traté de moverla, la empujé hacia abajo; me recargué contra ella y traté de empujarla lo más fuerte que pude... Yo peso 90 kilos, y no se movió nada de nada... Ni una pulgada o una fracción... Parecía estar anclada en el aire, y no había nada debajo ni nada sobre esta cosa...

... Flotar para mí es como.. ¡flotar!... Y eso estaba estacionario... Yo no pude moverlo para nada... Lo golpeé y lo empujé hacia abajo, y el sonido era absorbido... Era como si golpearas una pieza de granito o de mármol... Y poco a poco traté de recuperar mi fuerza... Porque yo estaba realmente muy enfermo... Y entonces me acordé que en mi mochila traía mis cámaras... Y pensé: "Voy a tratar de grabar esto, para rescatar mi salud mental"... Porque necesitaba encontrar algo de realidad aquí, porque mi realidad se había ido... Todo lo que yo sabía se había ido...

Bueno, en ese punto, todo lo que yo sabía de la realidad ya no tenía ningún sentido... O sea, yo nunca había visto nada que estuviera colgado del aire sin tren de aterrizaje o ruedas... Yo nunca había visto una pequeña criatura que pudiera destruir violentamente un perro de 50 kilos y evaporarlo... Nada de esto tenía sentido...

Finalmente regresé, y pude dejar el bosque, otra vez sin fuerzas, y decidí que los animales se comerían esta cosa, porque hay muchos animales allá arriba... Y tal vez podría preservarla, o quizás podría esconderla... Tal vez había matado algo valioso... Tal vez estaba en problemas... Yo no sé qué tipo de lógica estaba usando... Yo no tenía mucho en mi que estuviera andando... Por lo tanto saqué de mi mochila una sábana térmica, que tenía para emergencias... Y traté de enrollar esta cosa en la sábana térmica y de cubrirla, de modo que ningún animal se la comiera... Tal vez se preservaría hasta que le dijera a alguien dónde estaba y volviera a buscarla y recogerla... Esa era mi intención... Así que lo hice, y al terminar, ya no quería tocarla... Así que puse la sábana, la orilla de la sábana y la enrollé en ésta... como si fuera una bolsa de dormir... Y mientras lo hacía me di cuenta de que el cuerpo de esta cosa era extremadamente ligero para su tamaño.... Algo así como 22 kilos máximo... Tal vez, ¿sabes? la mitad del peso de un niño del mismo tamaño... Y cuando lo hice lo enrollé y lo cargué, y me di cuenta que era ligero... Tomé unas correas de mi mochila y lo até y me lo eché sobre el hombro, y comencé a buscar un lugar donde ponerlo... Dónde esconderlo... Porque donde estábamos, esta región es muy rocosa, muy montañosa, es en una tierra de nevadas y no se puede cavar un hoyo... Yo no llevaba una pala... Tenía un cuchillo y algo de agua, mis cámaras... Es todo lo que tenía... Algo de comida para perro... Entonces lo tomé y comencé a buscar un lugar dónde ponerlo...

Busqué un lugar detrás de los árboles y de las rocas, conforme iba regresando al lugar donde estaba mi auto, mi Jeep, y nunca encontré tal lugar, y repentinamente estaba de regreso donde estaba mi Jeep... En forma inconsciente llegué hasta mi Jeep, abrí la puerta trasera, y puse todo lo que traía cargando, y ese bulto también en la cajuela de mi Jeep, y caminé hasta la puerta y me senté en mi Jeep... Y me senté ahí, sin saber qué hacer... Sin saber realmente lo que había pasado... Yo estaba aún tan enfermo, que todos mis músculos me dolían mucho... Apenas fui capaz de abrir la puerta del auto... ¿sabes?... Por ello decidí que debía tratar de dejar ese lugar.. ese lugar que era como el infierno para mí...

et dr jonathan reed

Entonces comencé a conducir camino a casa, pensando que en el camino me podría detener en la estación de los federales, porque había una en el camino y ahí me podrían ayudar... Por lo tanto me dirigí ahí, pero no había nadie... No sabía donde estaban, podían haber salido a comer, no lo sé, pero no había nadie ahí... Continué conduciendo y me dirigí a casa, y entré en el patio de mi casa y ahí estuve sentado por largo tiempo, pensando que tal vez nada de esto había pasado... Quizás esto había sido solamente una ilusión, tal vez me golpeé la cabeza... No lo sé... Pero vi a través del espejo retrovisor y vi esa cosa enrollada ahí, este paquete... Y entendí que realmente algo había pasado, y me salí del auto y fui a sacar esta cosa y a ponerla en la hielera, en mi garaje...

cuánto tiempo demoró todo este incidente? Bueno, pienso haber estado en ese sitio unas dos horas y media... En este sitio en el bosque, y para llegar a casa me llevó como una hora, pues son como 90 kilómetros al este de Seattle...

Lo puse en mi hielera y entré a la casa tratando de no ponerme mal... Traté de calmarme y llamé a mi novia, pero no estaba en casa y le dejé un mensaje: "¡Llámame!"... También llamé a mi mejor amigo y no estaba en casa y le dejé un mensaje: "¡Llámame, necesito que me llames!"... Y me senté ahí, y traté de asearme un poco, de recuperar la forma, de ponerme ropa limpia y bebí un poco de agua, pues estaba deshidratado... Y al entrar en mi mente, me decía que esto no estaba pasando, que esto no podía ser real... Traté de hablarme a mí mismo para salir de todo esto: "Yo no creo en estas cosas".. "Esto no es un pequeño hombre extraño"... Pero no lo lograba... Tal vez era mi perro... Tal vez mi perro murió y yo no podía afrontar esa realidad... No podía llegar a creer todo aquéllo... Puse esto en mi mente una y otra vez, hasta que finalmente tuve que salir de regreso al garaje y mirar... Y cuando lo hice, me pude percatar de que no se trataba de mi perro... Y que esto sí había pasado... Esa cosa estaba ahí.

Y entonces la fotografié, la llevé dentro de la casa y la puse en la mesa y destapé el envoltorio y la fotografié...

"Freddie" era de 53 pulgadas de largo y 45 libras de peso. Tienen forma infantil las dimensiones de sus extremidades con excepción de sus dedos, que resultaron bastante largos en relación al tamaño de la criatura… probablemente una pulgada más largos que los dedos normales de humanos.

El Obelisco es un objeto negro en forma de cuña con ángulos afilados. Es semejante al granito en su apariencia. Se cree que podría ser un portal de tiempo o a otras dimensiones. Algunos aún especulan que podría ser un objeto de comunicación y enlace.

Es Aproximadamente 3 metros de largo por 1 m de alto por 1.5 metros de ancho. Esto fue confirmado por el análisis del Las fotos. Es negro profundo y frio como hielo. Y proyecta algún tipo de campo energético por abajo. También hizo un ruido rítmico que Dr. Reed describe como armónico… a veces agradable a veces no. Estos sonidos parecieron “reaccionar” al cambio en respuesta a acontecimientos circundantes…tal como Dr. Reed tocándolo.

Dr. Reed trató de mover el Obelisco pero era incapaz moverlo. Él lo describió Como si estuviera anclado al aire. Él y Gary volvieron al día siguiente para ver si ellos lo podrían traer. Ellos trajeron cadenas para envolverlo alrededor, dado que el Dr. Reed temía que se lastimaran al tocarlo.

Ellos planeaban arrastrarlo en el remolque de Gary, pero cuando ellos llegaron al sitio dónde había estado, el Obelisco había desaparecido sin dejar rastro alguno. No había la evidencia de que nada hubiera estado allí.

El Dr. Reed encontró un artefacto, al parecer un brazalete cerca de la criatura en el sitio del encuentro. Por su tamaño y la forma, él dedujo que debe corresponder al brazo de la criatura. Él cree que debe haberse soltado durante la lucha con Suzy.

et dr jonathan reed

Se cree que el brazalete es algún tipo de Vinculo o enlace que opera en unión con el obelisco, aunque pueda tener numerosas otras funciones. Basado en la especulación de análisis que condujo en Japón, parece que uno de sus funciones es que sea un transmisor o receptor. También, emite periódicamente pulsos diminutos de la radiación que es una indicación de que aun funciona.

Se estima de 4 pulgadas de largo por 3.5 pulgadas de ancho por 2 pulgadas de alto por pulgadas 3/16 grueso. Pesa 170.3 gramos. Es un compuesto de varios elementos – algunos conocidos y algunos desconocidos, es formado por finas capas. Los símbolos negros asemejan jeroglíficos, que la parecer se trata de una especie de control sensible como “almohadillas”. Estos botones parecen estar mojados pero se encuentran secos.

Adicionalmente hay tres puntas en el interior parecidas a una aguja que parecen ser una "bio-interfase" con el bazo del usuario, que se clavan firmemente al conectarse. El brazalete se activa y clausura, sin causar sensación de dolor.

El Brazalete artefacto esta actualmente en una caja fuerte distante del Dr. Reed, para garantizar su seguridad. Este objeto es conocido por poder ser encendido y operacional, pues emite periódicamente débiles pulsos de la radiación. Al parecer es este artefacto la razón primaria por la que un grupo que se hace llamar "La Escuela" le ha perseguido y le acosa.

Probablemente la razón por la que el Dr. Reed permanece con vida es que es el único que puede llevarlos a encontrar el brazalete, por lo que representa una seguridad el no tenerlo con él.

jueves, 24 de septiembre de 2009

Podcast DFDM 08 - Ciudades Perdidas

ciudad de los cesares

CIUDADES PERDIDAS,
América fue más inventada que descubierta. Inventada por la avaricia galopante de conquistadores hambrientos de oro y poder. La paranoia y la ambición pobló el horizonte de espejismos y fantasía. Cubrieron los páramos más inhóspitos de ciudades perdidas, llenas de oro, luz y misterio. El Dorado, Paitití o nuestra patagónica Ciudad de Los Césares, que se ha proyectado hasta el presente, creciendo como mito hasta mezclarse y alimentarse hasta convertirse en el gran mito fundacional de nuestro territorio. Una Utopía perdida entre la cordillera de los Andes.



Link del Podcast:
http://www.podcaster.cl/2009/09/desde-el-fin-del-mundo-8/

lunes, 21 de septiembre de 2009

Hallazgo de cadaver de Chupacabras en Texas

chupacabras texas estados unidos
Estados Unidos
Conmoción en Texas por hallazgo de presunto cadáver de un "Chupacabras"
De acuerdo a lo señalado por testigos, el animal no tendría pelo, ni ojos y poseía un hocico puntiagudo y el cadáver apareció luego de que varios corrales fueran atacados encontrándose aves muertas.

TEXAS, septiembre 19.- Algunos investigadores sostienen que el animal hallado muerto por un hombre en Texas ( Estados Unidos) podría ser el mítico Chupacabras ya que no respondería a ninguna especie conocida.

De acuerdo a lo señalado por testigos, el animal no tendría pelo, ni ojos y poseía un hocico puntiagudo y el cadáver apareció luego de que varios corrales fueran atacados encontrándose aves muertas misteriosamente en Texas, Estados Unidos

"No sé lo que es, pero tengo un animal extraño", señaló Jerry Ayer, dueño de un taller en la ciudad de Blanco, en Texas, Estados Unidos, quien halló a la criatura.

Ayer encontró al extraño animal muerto en un granero, luego de que éste comiera veneno para ratas colocado en el corral.

En tanto algunas personas afirman que son semejantes a los roedores y otros sostienen que se parecen más a un lagarto o aún a un oso pequeño.

El único rasgo que parece compartir las descripciones es la que dice que los “Chupacabras” tienen unos colmillos muy prominentes con los que muerden a sus presas para chuparles la sangre.

Fuente: Terra Argentina

No sé uds, pero por la imagen parece más un perro disecado que un chupacabras, veremos que ocurre más adelante.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Extraño Ser hallado en Panamá



La gente de Cerro Azul, en Panamá, se encuentra asombrada ante el reciente hallazgo. Según un grupo de adolescentes, un extraño animal apareció de repente entre las rocas y lograron matarlo a piedrazos. Algunos creen que se trataría de un extraterrestre

Los jóvenes de entre 15 y 16 años vieron que el animal salió de las rocas del cerro. Ante el miedo de ser atacados por el animal de anormales características, le tiraron piedras hasta matarlo. Las cámaras del Canal 13, Telemetro, pudieron fotografiarlo.

El extraño bicho tiene piel blanca y es bastante parecido a una foca, pero con extrañas facciones. Varias personas afirmaron que se trataría de un extraterrestre. Según anunciaron en el noticiero local, ninguna autoridad se acercó al lugar el hallazgo y no se sabe qué pasó con el cadáver.

Podcast DFDM 07 - La Logia de Lautaro

Logia Lautaro

LA LOGIA LAUTARO.
¿Tu crees que la Independencia de Chile fue una idea espontánea, nacida del romanticismo de patriotas capaces de darlo todo por nada?
¿Nunca te has preguntado de dónde salió el dinero para comprar armas, financiar ejércitos completos, comprar barcos y armar gobiernos?
La logia Lautarina, a la que pertenecían O´Higgins y San Martín, fue una sociedad secreta de origen masónico que puede responder muchas preguntas.



Link del Podcast:
http://www.podcaster.cl/2009/09/desde-el-fin-del-mundo-7/

viernes, 11 de septiembre de 2009

Podcast DFDM 06 - El Proyecto Synco

Synco - CyberSyn

SYNCO, el primer proyecto de gobierno cibernético en el planeta, controlado por computadoras y un sistema de telecomunicaciones similar a la actual internet, fue desarrollado en Chile, entre 1972 y 1973. Este experimento de origen secreto y aún muy poco difundido, es uno de los misterios más grandes por develar aún hoy en día. Acompáñanos, desciende hasta los subterráneos demenciales de uno de los proyectos más alucinantes en pleno Fin del Mundo.



Link del Podcast:
http://www.podcaster.cl/2009/09/desde-el-fin-del-mundo-6/

viernes, 4 de septiembre de 2009

Podcast DFDM 05 - Nazismo Esoterico

NAZISMO ERSOTERICO

¿Indiana Jones no mentía? ¿Realmente los nazis tenían un fondo esotérico y andaban por el mundo buscando objetos de poder: la lanza de Longinos, el arca de la alianza? En verdad creían que había una entrada a la tierra hueca en la Antártida?
Chile tuvo uno de los grandes sacerdotes del esoterismo nazi: Miguel Serrano, escucha sus últimas reflexiones de boca del último periodista en entrevistarlo, Pancho Ortega.



Link del podcast:
http://www.podcaster.cl/2009/09/desde-el-fin-del-mundo-5/