jueves, 8 de enero de 2009

Jack el destripador

También conocido como Jack the ripper en ingles, fue un asesino en serie que asoló Londres hace más de un siglo y del cual nunca se supo realmente la identidad.
Cinco crímenes perpetuados en Whitechapel hacia 1888, que hoy, por el escaso número de víctimas hubiesen ocupado pocas líneas en los diarios, en su momento revolucionaron Londres y el mundo entero.
Aunque no hay certeza absoluta respecto a los 5 crimenes, ya que se duda si el asesinato de una mujer, también prostituta, el 6 de agosto de ese mismo año, y que respondía al nombre de Martha Tabram, fue también obra suya.

Durante cien años, investigadores, detectives, policías y muchos aficionados han tratado de establecer un perfil psicológico que ayudase a determinar la personalidad o el nombre del asesino, pero hasta ahora solo se han podido identificar los nombres de unos posibles sospechosos. Tal vez por ese motivo Jack el Destripador se ha convertido en el asesino en serie más conocido de la historia. Su nombre nos evoca una silueta entre la niebla del Londres Victoriano, una sombra con capa y sombrero negros que ataca a sus víctimas y desaparece para siempre de la escena del crimen... no en vano se han escrito sobre él cientos de libros, canciones, óperas y películas. Es la perfecta historia de suspense, el gran misterio sin resolver.

Víctimas
Las víctimas eran mujeres que ganaban un salario como prostitutas ocasionales. Los asesinatos típicos de Jack eran perpetrados en un lugar público o semipúblico. La garganta de la víctima era cortada de izquierda a derecha (por lo que, en un primer momento se sugirió que sería diestro, aunque luego se vio la posibilidad de un corte realizado agarrando a la víctima por detrás), a lo que le seguía una mutilación abdominal, aunque en algunos casos dichas mutilaciones se extendían a otras partes del cuerpo. Muchos creen hoy en día que las víctimas eran estranguladas previamente para silenciarlas. Debido a la naturaleza de las heridas en varias de las presuntas víctimas del Destripador, algunas con órganos internos extraídos, como el útero, se ha propuesto la idea de que el asesino tuviera un cierto grado de conocimiento de anatomía. Por este motivo, puede ser que se tratase de un médico, cirujano, o incluso un carnicero, aunque esto, como la mayoría de las creencias sobre el asesino y hechos sobre el caso, está muy discutido.

Las cinco víctimas generalmente atribuidas a Jack son:
* Mary Ann Nichols
* Annie Chapman
* Elizabeth Stride
* Catherine Eddows
* Mary Jane Kelly
En ocasiones se ha incluido en la lista a Martha Tabram y Emma Smith, halladas muertas el 6 y el 11 de agosto de 1888 respectivamente, aunque el modus operandi no concuerda con el de los otros crímenes.

Los Asesinatos
El primer crimen oficial, y el que reconocen todas las crónicas, es el del 31 de agosto de 1888, Mary Ann Nicholls (alias Polly), prostituta y alcohólica, que muere violentamente. Según el atestado forense "Las heridas infligidas a la víctima han sido hechas por persona experta, que hizo los cortes con absoluta precisión y limpieza".
El segundo crimen de la serie sucede el 8 de septiembre del mismo año. Annie Chapman (prostituta y alcohólica, como las demás) es asesinada de idéntica forma.
Justo en ese mes, el 27 de septiembre, la policía recibió la primera carta firmada por “Jack el destripador". Enviada a la Central News Agency, de Fleet Street y escrita con tinta roja (un detalle de humor negro), en ella se escribía: "No cejaré en mi tarea de destripar putas. Y lo seguiré haciendo hasta que me atrapen. El último trabajo salió bordado... Retengan esta carta, sin hacerla pública, hasta mi próximo trabajo... No les importe llamarme por mi nombre artístico".
Después de una larga lista de asesinatos, mutilaciones y crímenes, el 30 de septiembre, la policía recibe la segunda carta de Jack el destripador: "Mi querido jefe: ...Gracias por haber retenido mi carta anterior hasta este momento, en que de nuevo me he echado a la calle para trabajar"
El 9 de noviembre de 1888 Jack el Destripador se despide con el descuartizamiento de Marie Kelly, también prostituta y alcohólica. Fue muerta en su habitación que alquilaba en la calle Miller's Court nº 13 de Whitchapel. La mujer fue encontrada tendida de espaldas sobre su lecho, desnuda, con las orejas, la nariz y los senos arrancados. Analizando las fotos de la época se observó claramente escrito en una pared las iniciales "FM", estas letras encajaban perfectamente con las iniciales de la "fucking mother (puta madre)", como James Maybrick escribía en su supuesto diario, Florence Maybrick, supuesta mujer de éste.

El asesino
John Grieve, un ex comisario jefe adjunto de Scotland Yard, hizo el primer retrato robot de "Jack el destripador" con los testimonios de trece personas que afirmaron haber visto al supuesto asesino, que estranguló y mutiló a cinco prostitutas en el este de la capital británica.

Los investigadores creen que tenía buena conducta además de una capacidad innata para mezclarse entre la muchedumbre y han llegado a la conclusión de que fue interrogado seguramente por la Policía, que lo descartó porque su aspecto normal no delataba a un sádico como el que buscaban.

Además de tener conocimientos de anatomía, como se ha señalado antes, el asesino debía de tener una buena posición económica pues en varios escenarios del crimen se encontraron uvas, que por aquella época eran muy caras.

En la época existieron muchas sospechas aunque ninguna fue demostrada. La más peligrosa (para el sistema social) fue la de que JacK no era otro que Edward, el duque de Clarence, hijo del rey Eduardo VII, que murió, a los 28 años, después de esta serie de asesinatos .

Sin conocer nunca quien fue el causante, la leyenda tiene asegurada una larga vida.

Wekufe


El concepto de Wekufe es amplio, y tiene múltiples usos, ya sea como sujeto, cualidad o agente, dependiendo estas del punto de referencia o situación que se tome. Generalmente es usado como nombre genérico de los seres míticos que por lo común son dañinos para el ser humano.

Igualmente se indican que estos seres son entidades vivientes materiales, sutiles o extracorpóreas que proyectan o provendrían de las fuerzas o energías wekufes, energías que se caracterizan por su tendencia a perturbar y/o destruir el equilibrio existente el mar y la tierra; siendo las causantes de las enfermedades, destrucción, muerte y otras calamidades que sufre el Mapuche. Por ello también a los Wekufes se los suele asociar o asimilar impropiamente con el Gualicho, y/o incluso con el concepto de Daimon de los griegos u otras denominaciones que tienen esta característica similar, aunque no serían sinónimos de Wekufe

Posteriormente a la llegada de los españoles a América, al igual que con el Gualicho, los misioneros asociarían incorrectamente a los Wekufes y usarían la palabra como sinónimo del diablo, los demonios o de una fuerza del mal o diabólica; hecho que provocaría confusión y cambiaría parcialmente el concepto de Wekufe hasta la actualidad, e incluso dentro del mismo pueblo Mapuche.

Leyenda
Los mapuche cuentan en sus leyendas que los wekufes provendrían del Minchenmapu, lugar al oeste y fuera del Mapu (tierra en mapuche, aunque Mapu aquí hace referencia a la tierra conocida en la cosmovisión mapuche tradicional). Estos seres se habrían originado de las fuerzas o energías que tienen tendencia a perturbar y/o destruir el equilibrio; y a diferencia de todo ser viviente y espíritu que poseen su propia ánima, los Wekufes serían los únicos seres que no posee ánima propia.

La llegada de los wekufes al Mapu se habría producido por culpa de la antigua batalla que tuvieron los espíritus Pillanes, la cual provoco que el admapu fuera quebrado y todo el Wenumapu (mundo del bien) fuera revuelto y con ello se provocara el cese de su perfecta armonía. Aquella lucha había revuelto también al al Minchenmapu, con lo cual los wekufes y los Laftraches, que hasta entonces habían quedado confinados en el minchenmapu, pudieron escapar; por lo cual desde entonces pueder recorrer también el Mapu y habitar en el Mag Mmapu (el mundo del mal, al oeste bajo el Mapu). Entre estos Wekufes, los más conocidos serían Trelke-wekufe (el cuero), y el Canillo.

Los Wekufes y su relación con los Calcus
Se dice que muchos Wekufes permitirían ser manipulados por los Calcus (hechicero mapuche, equivalente a un brujo), para que estos los utilicen como un medio místico de obtener poder, y para ser utilizados para "enfermar" y matar a otras personas. Esta sería la razón de porque se dice que el Calcu poderozo heredaría el espíritu Wekufe de un ancestro que también fue Calcu y serían sirviente de los wekufes.

Para ser utilizado para enfermar, el Calcu haría que el Wekufe se introdujera al cuerpo del enfermo; generalmente en forma de algún pequeño fragmento de madera, de una paja o una lagartija, o directamente mediante el ataque como entidades vivientes sutiles o extracorpóreas que proyectan energía wekufe del desequilibrio.

El Wekufe y su relación con los muertos
Igualmente el Wekufe tiene el poder de adueñarse y esclavizar al pillú (ánima del muerto reciente que se resiste a alejarse de su cuerpo), mientras esta no se transforme en en espíritu alwe.(espíritu más maduro). El calcu también se aprovecharía de esta cualidad, para utilizar a su wekufe como medio para atrapar a los pillü. Al ser atrapada el pillü este sería también utilizado para hacer daño a otras personas.

Los Wekufes y su relación con otros espíritus antiguos
Los Wekufes también pueden ser enviados por los espíritus o se les permitiría hacer daño, si el Mapuche no ha realizado los gillatunes; por haberse burlado o no creído en un Machi; por ingerir comida sin haber solicitado permiso previo de caza o recolección al espíritu Ngen de la especie, sea esta animal, vegetal o mineral, y principalmente por no respetar las leyes del admapu.

Protección y cura
En la tradición Mapuche, el tener al wekufe en el cuerpo se dice en el idioma secreto o sagrado de las Machi: kalüleluuk'len ("estar en el cuerpo"). Para ser extraído el Wekufe se debe realizar la ceremonia del machitún.

Para mantener al wekufe alejado de la comunidad Mapuche, igualmente siempre se debe realizar la ceremonia del Nguillatún, "Para que Ngenechén y los Pillanes no permitan que los Wecufes actúen.

Igualmente para identificar y tener tiempo de protegerse de un Calcu que pueda estar utilizando a un Wekufe, se dice que estos generalmente estarían vestidos de un color negro compacto como único color en la vestimenta.

Otros usos de la palabra wekufe
La denominación Uecuvu Mapu o, aún mejor escrito: Wekufe Mapu, traducido frecuentemente al castellano como País del Diablo; igualmente utilizo la palabra como parte de la toponimia para señalar a ciertas zonas particularmente inhospitas del Comahue y la Patagonia, por ejemplo la desierta y fría travesía que se ubica hacia las coordenadas [mostrar el lugar en un mapa interactivo] 36°22′S 68°43′O / -36.367, -68.717 en el sureste de la provincia de Mendoza y los confines occidentales de la provincia de La Pampa, otro "Uecuvu Mapu" temido se ubicaba en las más desoladas y ventosas mesetas del centro de la Patagonia.