lunes, 23 de febrero de 2009

El Partenon ...


El Partenón. En la posición aproximada donde el Partenón fue construido más adelante, los atenienses comenzaron la construcción de un edificio que fue quemado por los persas mientras que todavía estaba bajo construcción en el 480. Fue dedicado probablemente a Athena, y después de la destrucción de sus ruinas fueron utilizadas en el edificio de los fortalecimientos en el extremo del norte del Acrópolis. No mucho se sabe sobre este templo, y si o no todavía estaba bajo construcción cuando fue destruido se ha disputado.

Sus masivas fundaciones fueron hechas de piedra caliza, y las columnas fueron hechas de mármol de Pentelic, un material que fue utilizado por primera vez. El Partenón clásico fue construido entre 447 y 432 para ser el foco del complejo del edificio del Acrópolis. Los arquitectos Fueron Iktinos y Kallikrates (Vitruvius también nombrado Karpion como arquitecto) y fue dedicado a la diosa Athena Pallas o Parthenos (virgen). La función principal del templo era abrigar la estatua monumental de Athena que fue hecha por Pheidias. El templo y la estatua del chryselephantine fueron dedicados en 438, aunque el trabajo sobre las esculturas de su frontón continuó hasta la terminación en 432.

La construcción del Partenón costó el Tesoro ateniense de 469 talentos de plata. Mientras que es casi imposible crear un equivalente moderno con esta cantidad de dinero, puede ser que sea útil mirar algunos hechos. Un talento era el coste para construir un trirreme, el buque de guerra más avanzado de la era. y “… un talento era el coste para pagar al equipo de un buque de guerra por un mes”. Según Kagan, Atenas al principio de la guerra de Penelopense tenía 200 trirremes en servicio, mientras que la renta anual de la ciudad de Atenas a la hora de Perikles era 1000 talentos, con otros 6000 en reserva en su Tesoro. El Partenón es un templo de la orden Dorica con ocho columnas en el fachada, y diecisiete columnas en los flancos, conforme a relación establecida de 9:4. Este cociente gobernó las proporciones verticales y horizontales del templo así como muchas otras relaciones del edificio como el espaciamiento entre las columnas y su altura. La cela era inusualmente grande para acomodar la estatua de gran tamaño de Athena, confinando el pórtico delantero y trasero mucho más pequeño del tamaño usual. Una línea de seis columnas Doricas soportan el pórtico delantero y el trasero, mientras que una columnata de 23 columnas Doricas más pequeñas alrededor de la estatua en un arreglo de dos pisos. La colocación de columnas detrás de la estatua fue un desarrollo inusual puesto que en los templos doricos anteriores aparecieron solamente en los flancos, solamente la gran anchura y longitud del Partenón le ha permitido un contexto dramático de columnas cubiertas doblemente en vez de una pared. El cuarto trasero abrigó el tesoro de Athena y cuatro columnas de la orden iónica apoyaron su azotea. Mientras que la integración Dorica y de elementos iónicos en el mismo templo no fue un nuevo desarrollo en la arquitectura griega, era rara, y concedió en el Partenón un equilibrio delicado entre las características visuales austeras y delicadas. Todos los templos en Grecia fueron diseñados para ser vistos solamente desde el exterior. Los espectadores nunca entraron en un templo y podían vislumbrarse solamente las estatuas interiores a través de las puertas abiertas. El Partenón fue concebido de una manera que los elementos estéticos permiten para una transición suave entre el exterior y el interior que resguardo la estatua Colosal de Athena.

Resumen del Partenón
*Año de construcción: 447-432
* Dimensiones exactas :
anchura del este: 30.875 metros
anchura de o del oeste: 30.8835 m
longitud norte: 69.5151 metros
Longitud Sur: 69.5115 metros
• Proporción de Anchura y altura (sin los Frontones): 9:4
El número de piedras utilizó la construcción del Partenón: Aproximadamente 13400 piedras.
Arquitectos: Iktinos y Kallikrates
• Costo del Partenón: 469 talentos
El Partenón costó: 469 talentos
* Coordenadas: 37° 58 ' N, 23° 43 ' E


Los Húsares de la Muerte ...

Los Húsares de la Muerte fue un cuerpo paramilitar formado por Manuel Rodríguez después del desastre de Cancha Rayada, el 23 de marzo de 1818 en el período conocido como Patria Nueva de la Independencia de Chile.

Su uniforme era el de los húsares de Galicia, pero de color negro, con una calavera sobre dos fémures, de paño blanco, en el cuello.

Entran en acción

Las noticias de la sorpresa de Cancha Rayada causaron gran consternación y miedo en los habitantes de Santiago, todos pensaban en una nueva emigración a Mendoza o la Argentina. En aquellas críticas circunstancias apareció el popular guerrillero Manuel Rodríguez, y al grito de "¡¡Aún tenemos Patria, ciudadanos!!", volvió el ánimo a los que todo lo creían perdido y se nombró Director Supremo.

El pueblo chileno lo asoció al gobierno de la Junta Delegada que presidía don Luis de la Cruz, y en pocas horas Rodríguez organizó y armó un regimiento que llamó Húsares de la Muerte, queriendo decir que preferían morir antes de darle la victoria al enemigo. Le dio ánimo al pueblo y entregó armas a los voluntarios que se presentaban para construir la defensa de Santiago. Es el guerrillero el que domina la situación y apresta la capital para resistir a los realistas, agitando al pueblo y organizando una movilización extraordinaria. El rumor de la muerte de O'Higgins en la Batalla de Cancha Rayada corría por todas partes, y el pueblo veía como único líder a Manuel Rodríguez, el Hijo de la Rebeldía, que ahora vestía su elegante uniforme negro de los Húsares y que era acompañado por muchos de sus seguidores y amigos.

Por entonces los Húsares de la Muerte comandados por el General Sebastian "Taldo" Vega tomaban gran protagonismo y adornaban de valentía, vigor y patriotismo las calles de Santiago, sus calaveras tomaban vida y el pueblo estaba listo y dispuesto a defender la independencia de Chile.

Treinta horas después de que Manuel asumiera como director supremo, de imprevisto apareció mal herido en el Palacio de gobierno, el Director Supremo Bernardo O'Higgins. Encontrando a Manuel Rodríguez y a los Húsares de la Muerte al mando del país, conversa con Rodríguez, el cual entrega el mando y presenta a los Húsares de la Muerte como un grupo paramilitar listo para defender la capital que en unos días aproximadamente ya tendría a los realistas en sus calles, pero O'Higgins no comparte la idea de que los hombres de Rodríguez defiendan la ciudad. Lisiado después de Cancha Rayada, O'Higgins delegó el mando de las tropas patriotas en San Martín. Este las reunió en los llanos de Maipú, en las afueras de Santiago. En la batalla de Maipú, librada el 5 de abril de 1818, San Martín infligió una dura derrota a Osorio, quien optó por regresar a Concepción; los realistas ya no intentarían otra incursión a Santiago, con lo que la independencia quedaba asegurada.

Disolución del grupo

Manuel Rodríguez antes de la Batalla de Maipú, habló con los integrantes de los Húsares de la Muerte y llegaron al acuerdo de no presentarse en batalla y aguardar en Santiago, tras aquel episodio y después de la batalla de Maipú el 5 de Abril de 1818 , el escuadrón fue disuelto, ya que no quisieron participar de dicha batalla como un acto de desapoyo a O'Higgins.

Los Mongoles ...


Este pueblo nómada de las estepas eurasiáticas fundó en el siglo XIII, bajo el liderazgo de Gengis Khan, el mayor imperio de la historia.

Eran una tribus de jinetes nómadas de las estepas del Asia Central, su lugar de origen coincide aproximadamente en la actualidad con la república de Mongolia y las franjas meridionales de Siberia. En el siglo XIII, bajo el liderazgo de Gengis Khan protagonizaron un movimiento de expansión de tal magnitud, que el imperio mongol llagó a extenderse desde China por el Este, a Rusia y el imperio islámico por el Oeste.

Los mongoles antes de Gengis Khan

Los pueblos mongoles pertenecen al amplio grupo de pueblos mongoloides, del que también forman parte chinos, japoneses, coreanos, thais, etc. Su medio geográfico configuró una forma de vida nómada, basada en el pastoreo de cabras, ovejas y caballos, muy similar a la de otros pueblos esteparios, como los turcos y los tunguses (manchúes), con los que también comparten una filiación lingüística (lenguas uralo-altaicas). Parece que su hábitat original se situaba en las llanuras al sureste del lago Baikal, aunque algunos grupos se extendieron al norte del mismo, en la taiga siberiana, donde vivían de la caza. Su forma de vida motivó la extremada sencillez de las sociedades mongolas. Agrupados en tribus, vivían en tiendas que transportaban consigo en sus desplazamientos en busca de nuevos pastos, no practicaban la agricultura ni tenían ciudades o asentamientos permanentes. El chamanismo y la veneración de los fenómenos naturales constituían sus principales prácticas religiosas.

Estas circunstancias motivaron el que los mongoles raramente fundaran Estados, aunque se dieron algunas excepciones. Como otros pueblos nómadas, los mongoles eran excelentes arqueros y jinetes. Convertidos en una fuerza guerrera, su extremada movilidad y velocidad hacía de ellos una seria amenaza para cualquier ejército. Gracias a ello consiguieron fundar efímeros Estados en diversas épocas, como el reino de Yen (siglo IV), el imperio juan-juan (siglos V y VI) o el de los kihtan (siglos X y XI) al norte de China, o el de los kara-kitai (siglos XI y XII) en Asia Central. A causa de la inestabilidad interna y de la presión de otros nómadas, frecuentemente azuzados por el imperio chino, estos Estados solían desaparecer rápidamente, y las tribus mongolas volvían a su existencia errante.

Gengis Khan

En 1196 Temuyin, un jefe de clan mongol, fue elegido khan o kan (soberano) por una asamblea de las tribus. En pocos años sometió a su autoridad a todas las tribus turcas y mongolas que vivían en torno al Baikal, y en 1206 fue proclamado khagan (soberano supremo) por todas las comunidades, y adoptó el nombre de Gengis Khan (soberano universal). Organizó su nuevo Estado sobre dos pilares. El ejército fue dividido en tres tipos de fuerzas: una caballería pesada para romper las formaciones enemigas, una caballería ligera (la especialidad mongola), que con sus continuos y rápidos ataques y retiradas hostigaba y debilitaba al enemigo hasta vencerlo, y cuerpos auxiliares de ingenieros e infantería, normalmente reclutados entre los pueblos sometidos, y empleados en los asedios de ciudades. Los hombres eran repartidos en nuevas unidades, rompiendo las tradicionales agrupaciones tribales, lo que daba cohesión al conjunto, reforzado por la presencia de los 10.000 bahadur, la guardia personal del Khan. La movilidad y sobriedad de este ejército y la organización de un eficaz sistema de correos (yam) permitían desplazar rápidamente grandes contingentes de tropas a lo largo de enormes distancias y concentrarlas por sorpresa contra el enemigo, con efectos devastadores.

Por otro lado, la yasa era la ley imperial que daba cohesión y organizaba el conjunto de las Instituciones del Imperio. La soberanía era electiva dentro de la familia de Gengis Khan, cuyos miembros acaparaban los máximos poderes civiles y militares. La cancillería imperial y el tribunal supremo eran dirigidos por mongoles. El Imperio se dividía en distritos militares, y los jefes del ejército, miembros del gran consejo imperial, se encargaban también de la administración, auxiliados por una numerosa y eficiente burocracia, escogida entre los pueblos sometidos.

Con estos elementos, los mongoles emprendieron una espectacular serie de conquistas. En 1209 sometieron el reino tungús de Xixia, después conquistaron el norte de China hasta Pekín (1215). Gengis Khan obtuvo el vasallaje pacífico de los kara-kitai (1218) y atravesó sus tierras en 1221 para conquistar el sultanato turco musulmán de Jwarizm (noreste de Irán). Combinando la tolerancia con las poblaciones sometidas pacíficamente y la mayor crueldad con los enemigos vencidos, convirtió el terror en un arma tan eficaz como su ejército. Sus lugartenientes Subotay y Djebe realizaron una incursión al sur de Rusia, venciendo a os cumanos y los rusos en Kalka, en 1223.

Sus primeros sucesores

A la muerte de Gengis Khan (1227) el imperio, que se extendía desde Manchuria hasta el mar Caspio, estaba repartido entre su hijos, bajo la soberanía del Gran Khan. En 1229 la asamblea de los nobles mongoles eligió para este puesto a Ogodei. este continuó las conquistas mientras organizaba el imperio, estableciendo ¡a capital en Karakorum (1235). El imperio Km del norte de China fue totalmente conquistado (1234), así como gran parte de Persia (1239). Batu, sobrino de Ogodei, acompañado por Subotay y Mangu, marchó sobre Occidente, destruyendo a los búlgaros del Volga (1236), aplastando a los rúsos y tomando Kiev (1240). Atacó entonces Polonia, Hungría y Alemania, llegando hasta el Adriático (1241). Pero cuando iba a atacar Viena, la noticia de la muerte de Ogodei le hizo volver rápidamente a Karakorum para defender sus derechos al trono. Tras un periodo de minorías y regencias (1241-51), durante el reinado de Mangu Khan (1251-59) el imperio alcanzó su máxima extensión. Su hermano Hulagu, gobernador de Persia, acabó con la secta de los asesinos (1256) y conquistó todo Irak, ejecutando al último califa de Bagdad (1258), pero fue vencido por los mamelucos de Egipto en Am Yalut (1260).

Kublai Khan y la disgregación del Imperio

Kublai, otro hermano de Mongu, encargado de la conquista del Imperio chino de los Song, fue elegido Gran Khan (1260-1294). En seguida trasladó su capital a Pekín, llamada Kanbalik. Desde allí completó la conquista de toda China (1279) y envió expediciones contra Japón, Indochina e Indonesia. Bajo su reinado y el de sus sucesores, el Imperio chino-mongol alcanzó una gran prosperidad, gracias al orden interno y a que la tolerancia y la pax mongolica impuestas sobre gran parte de Asia favorecían enormemente el intercambio de ideas y mercancías. Fue en esta época cuando el famoso viajero veneciano Marco Polo llegó a la corte del Gran Khan, donde recibió cargos y honores. También llegaron otros comerciantes y misioneros, como el franciscano Ruysbroek.

Pero también en esta época comenzó la disolución del inmenso Imperio. La smización del Khan y de la dinastía Yuan por él fundada hizo que otros miembros de la familia se rebelaran contra su autoridad. Su nieto Kaidu fundó un kanato independiente en Asia central, que sólo fue sometido por Timur (1295-1307), sucesor de Kubiai, que no pudo impedir sin embargo la pérdida de control sobre los khanatos o khanatos occidentales. La misma dinastía Yuan fue derrocada en China por los Ming (1368) y sus descendientes se retiraron de nuevo a Mongolia.

Los khanatos de Asia central y occidental

A partir de 1260 el imperio se había convertido en una federación de khanatos, bajo la soberanía cada vez mas teórica del Gran Khan, frecuentemente enfrentados entre sí.

En Asia central, el kanato de Yagatay, tras una fase de expansión, comenzó su declive a la muerte de Kaidu (1301), mientras se turquizaba e islamizaba progresivamente. Tras sufrir el embate de Tamerlán (finales del siglo XIV) y la presión de los rusos, se dividió en varios khanatos que fueron progresivamente absorbidos por el Imperio ruso (siglos XVI-XX).

Al oeste, el khanato de Quipcap o de la Horda de Oro, en Siberia occidental, impuso su autoridad a los principados rusos y llegó a amenazar Bizancio. Islamizado superficialmente, se alió con los mamelucos, ayudando a su victoria en Am Yalut. Debilitado por la rebeldía de los príncipes de Moscú (1380) y la derrotalrente a lamerlán (1395), perdió definitivamente el control sobre Moscovia en 1480, y se escindió en los khanatos de Kazán, Astrakán y Crimea. El último de ellos logró resistir el expansionismo ruso hasta fines del siglo XVIII

Las conquistas de Hulagu en Persia llevaron a la fundación del Imperio de los llkharies o Iljanes. Éstos, tras algunos intentos de alianza con la cristiandad europea contra los mamelucos y los príncipes musulmanes de Siria, acabaron convirtiéndose también al islam a finales del siglo XIII. Esto no impidió la disgregación de su imperio a la muerte de Abu Said (1335).

Los timuríes

En 1360, el turco islamizado Tamerlán (Timur Lenk, «el cojo») se proclamó descendiente de Gengis Khan y unificó a las tribus turcas y mongolas de Asia central. En una serie de campañas devastadoras sometió a su autoridad toda Persia, el khanato de Quipcap (1396), el norte de la India (1399) y el sultanato otomano de Asia Menor (1402). Pero a su muerte (1405), su gran Imperio, con capital en Samarcanda, se desintegró rápidamente.

Un descendiente suyo, Babar, fundó en 1506 el Imperio mogol de la India, que gobernaría durante dos siglos la mayor parte del subcontinente, hasta su sometimiento por los ingleses entre los siglos XVIII y XIX