lunes, 20 de octubre de 2008

Audax Viator: Vida en el centro de la tierra.

El descubrimiento en una mina de oro cerca de Johannesburgo, Sudáfrica, a casi tres kilómetros de profundidad, de una nueva bacteria ha conseguido abrir una nueva puerta en la investigación astrobiológica. Dylan Chivian, autor del descubrimiento que se ha publicado en la revista 'Science' e investigador del Laboratorio de la División de Biociencias Físicas de al Universidad de Berkeley (EEUU) afirma: "Ahora que tenemos la prueba de la existencia de un organismo como este, es excitante, hasta en un sentido filosófico, saber que todo lo necesario para la vida está empaquetado dentro de un solo genoma"

El
Desulforudis Audaxviator (Audaz viajera) es el ser vivo más solitario del planeta y vive de forma totalmente autónoma. Es capaz de sobrevivir bajo tierra sin necesidad de oxígeno, en total oscuridad y a 60 grados centígrados de calor. El animal que fue descubierto al extraer muestras de ADN del agua de las profundidades, es una bacteria que basa su vida en el agua, hidrógeno y los sulfatos para recopilar la energía necesaria para vivir.

El hallazgo histórico de esta forma de Vida, es que Audaxviator pueda ofrecer la clave de la vida en otros planetas, ya que cierra la pregunta si puede existir la capacidad de otros planetas de albergar vida, con organismos que pueden existir de manera independiente, sin tener acceso ni siquiera al sol. Se concluye que la bacteria no puede procesar oxígeno, lo cual sugiere que durante mucho tiempo no ha sido expuesta al oxígeno puro. Además, el agua en la que vive no ha visto la luz del día en más de 3 millones de años, lo cual indica lo antigua que es esta especie. Los científicos creen que Desulforudis Audaxviator representa al tipo de organismo que podría sobrevivir bajo la superficie de Marte o en una de las lunas de Saturno, Enceladus.

En el largo y solitario trayecto evolutivo hasta las profundidades de la Tierra, esta bacteria ha desarrollado una batería de genes que le permiten hacer cosas impensables en otras formas de vida, como fijar el nitrógeno directamente del elemento químico presente en el medio.

"Casi todos los organismos viven en comunidades con diferentes papeles dentro de cada ecosistema", dice Chivian.

Pero 'D. audaxviator' ha obtenido genes fundamentales para su vida de otros organismos, como arqueas, gracias a la capacidad de intercambiar material genético, un proceso conocido como transferencia horizontal que le permite obtener genes de organismos muy diferentes a él.

Estos le permiten, no sólo alimentarse de materia inorgánica exclusivamente, sino convertirse en una espora cuando hay periodos pobres en nutrientes o protegerse a sí mismo del ataque de los virus.

No se trata de un organismo marciano, pero su modo de vida bien podría encajar con las condiciones que podría tener un organismo en Marte. Sin embargo, su procedencia no es extraterrestre, sino todo lo contrario procede del mismo corazón de la Tierra.

El nombre de la bacteria procede de la literatura de ciencia ficción de Julio Verne. En un momento de su Viaje al centro de la Tierra, el protagonista, el profesor Lidenbrock, descifra un mensaje que dice en latín: "desciende, Audax viator, y alcanza el centro de la Tierra".


3 comentarios:

[Neuromante] dijo...

Bienvenido camarada Zinko, genial que te encuentres en la causa de desvelar misterios. jejeje.

no necesita oxigeno ni sol? genial. me acabo de acordar de croncias marcianas cuando los marcianos decian que no podia haber vida en al tierra porque habia mucho oxigeno. jajajaja.

bye.

Hermanos Hellsing dijo...

y en realidad, es lo que decimos nosotros.. no puede haber vida en marte por que no hay oxigeno..
esto es una prueba de que perfectamente puede haber bichos vivos y coleando en otros planetas

[Neuromante] dijo...

exactamente. q tal si la vida no necesariamente se origina con oxigeno?

el universo es tan vasto q puede ocurrir cualquier cosa.