jueves, 19 de enero de 2012

El Codigo de la Capilla de Rosslyn

La vieja capilla templaria de Rosslyn, famosa para el mundo entero por ser protagonista en el libro El Código Da Vinci, ha vuelto al candelero de los Misterios de la Historia y la investigación sobre el Temple, de la mano de los músicos y estudios Tommy y Stuart Mitchell, quienes afirman haber descubierto una melodía secreta pétrea en sus muros. La capilla Rosslyn, erigida en el siglo XV en la campiña escocesa, no es, obviamente, templaria, aunque guarda entre sus muros y alrededores importantes secretos de la más importante Orden de Caballería. Famosa ahora por su inclusión en el libro de Dan Brown, El Código Da Vinci, lo cierto es que la capilla escocesa, presuntamente masona, es fuente de estudio, investigación e imaginación para todos aquellos enamorados de los Caballeros Templarios; al ser una importante prueba de que los constructores del templo fueron claros herederos directos del Saber Templario: del Secreto Mesiánico. Ahora dos especialistas en música, padre e hijo, aseguran haber descifrado una melodía oculta en las esculturas que la adornan. Tommy Mitchell y Stuart Mitchell habrían conseguido leer e interpretar una antigua melodía medieval, tallada en los capiteles y bases de las columnas de Rosslyn, obra de los maestros albañiles (masones) que la construyeron. La leyenda y la Historia no oficial, aseguran que Rosslyn fue erigida por un noble descendiente de caballeros de la Orden de los Templarios. La leyenda se ha incrementado en los últimos años, al incluirla el escritor Dan Brown en su celebérrima obra, en la que se afirma que la capilla esconde una cripta secreta, inadcesible desde la Edad Media (o sea, desde la caída de la Orden Templaria) en donde se guarda el Santo Grial, no entendiéndose este como el cáliz utilizado por Jesucristo en la última cena (cual está con toda seguridad científica y humanista en la Catedral de Valencia) ni tampoco la copa donde José de Arimatea (del grupo de Betania) recogería las preciosas gotas de sangre del Maestro de Galilea en la Cruz, sino como los documentos que prueban (probarían) la estirpe de Jesús de Nazaret en tierras francesas. Stuart Mitchell ha afirmado que descubrió una orquesta de ángeles en la base de unos arcos que rodean el altar central. Estas figuras cargan instrumentos musicales, y cada una mira hacia uno de los cubículos que se forman debajo de los arcos; afirmó. Estábamos convencidos, por la posición de los ángeles en los capiteles de los pilares, y por el hecho de que se encuentran justo debajo de estas pequeñas bóvedas, de que aquí había música, ha asegurado Tommy Mitchell. Los músicos confirmaron sus sospechas cuando encontraron un ángel que porta un papiro en que se ve un pentagrama y tres notas claves.“También encontramos pistas en otros libros. Con el paso de los años esto se convirtió en una obsesión y decidimos descubrir qué era lo que estaba pasando aquí”, agregó. Los especialistas van a interpretar la música que aseguran haber desentrañado de las paredes pétreas de Rosslyn en un concierto que se celebrará este mismo mes en la capilla. La pregunta que surge a todos los especialistas en Misterios Históricos es: ¿por qué los escultores escondieron en las piedras, en clave, una melodía determinada? De nuevo la música aparece como forma de energía y mensaje oculto para ser descifrado, únicamente, por la persona adecuada.

1 comentario:

Anónimo dijo...

la busqueda de la verdad nos hara libre, algunos veran u oiran lo que quieren, lo unico esencial es la palabra ya sea en musica o escrita o en el dialecto que sea solo busca la interpretacion de ello y aconpaña todo esto con fe.