sábado, 24 de enero de 2009

El Conde de Saint Germain


La historia no logra develar su vida, pero la versión más repetida es que nació el 26 de mayo de 1696, en el castillo Rackoczi de los Montes Cárpatos, hijo de la Princesa de Hesse Rheinrels y del último soberano de Transilvania, Ferenz II; que al ser destronado por Carlos VI, para proteger a su hijo, lo envió a Florencia, siendo cuidado y educado por Gian Gastote, el último de los Médicis.


Pseudónimo que el mismo adoptó de Sanctus Germanus -Santo Hermano-; en la vida real jamás reveló su identidad y sus orígenes; sin embargo se dice que llevó diferentes nombres como marqués de Montferrat, conde Bellamare, caballero Shoening, marqués de Aymar, entre otros.

Este enigmático y controvertido personaje del siglo XVIII, ha sido descrito mezclando realidad y leyenda, como diplomático, inventor, alquimista, ocultista, violinista, pianista y sabio; también se le ha denostado de charlatán, loco, atolondrado, pretencioso y timador.

De su juventud y edad adulta casi no se conoce nada, se afirma que era muy inteligente y desde los 14 años se destacó en el movimiento Franc-Masónico italiano mientras estudiaba en la Universidad de Siena. Aparece en Escocia y vive allí hasta 1745, desde donde viaja a Austria donde conoce al mariscal francés de Belle Isle a quien cura de grave enfermedad. Como agradecimiento se lo llevó a Francia poniendo a su disposición un laboratorio bien equipado.

En 1758, procedente de Holanda, Inglaterra y Alemania en donde había tenido misiones políticas, cuando tenía 62 años de edad, pero representaba solo 30, el mariscal lo presenta con la famosa Madame Pompadour quien se encarga de llevarlo ante el rey de Francia Luis XV quien queda fascinado ante este personaje, introduciéndolo a su corte donde comienza a desplegar su magia desconcertante.

Un halo de misterio envolvía el origen de su fortuna y su nacionalidad, pues no se sabía si tenía esposa e hijos; donde había adquirido sus finos modales y elegancia; como se mantenía tanto física como económicamente, pues lucía costosas ropas y joyas; en que lugar se había educado y aprendido su impecable cortesía; y la gestión de sus créditos ilimitados. Nadie conocía su casa y aunque frecuentaba las fiestas de la alta sociedad, nunca se le vio comer o beber.

El Conde de Saint-Germain conquista a la aristocracia y a la alta nobleza de la corte con su memoria prodigiosa y su conducta, refinamiento y cultura, aunadas a una conversación embelesante, inagotable y versátil en tono y tema. No menos impresionantes fueron sus geniales habilidades, como escultor; cantante con voz de barítono y virtuoso del piano y el violín; era además pintor, hábil joyero y curandero.

Era ambidextro, las dos mitades de su cerebro eran independientes ya que con una mano podía escribir un soneto y con la otra una carta de amor. Tenía el don de lenguas, era un gran políglota, hablaba correctamente y sin acento, 14 idiomas, entre ellos varias lenguas muertas: Inglés, italiano, alemán, español, portugués, griego, francés, latín, chino, árabe, caldeo, hebreo, sirio y sánscrito; además de algunos dialectos, y también el cuneiforme babilonio y los jeroglíficos egipcios.

Se introduce a la Masonería francesa, los Maestros Moria y Kuthumi de la Sociedad Teosófica dieron el comunicado: " El Maestro que se ocupa del futuro desarrollo de Europa y América es el Maestro Rakotzi. En la Logia Blanco se le llama el Conde Saint Germain y en América actúa como Administrador de los planes cósmicos llevando al plano físico los planes del Cristo".
En 1760 el rey lo envía a La Haya como representante personal, con la misión de negociar un préstamo con Austria para ayudar a financiar la Guerra de los Siete Años contra Inglaterra. Mientras estaba en Holanda se ganó como enemigo al duque de Choiseul, ministro de Asuntos Exteriores de Francia quien descubrió que el conde había hecho sondeos con la intención de firmar la paz entre Inglaterra y Francia, por lo que tuvo que quedarse dos años en Holanda bajo el nombre de conde de Surmont, trasladándose a Tournai, Bélgica, haciéndose llamar marqués de Montferrat.

En 1768 apareció en Rusia en la corte de Catalina, fue primero nombrado consejero del conde Alexéi Orlov, jefe de las Fuerzas Imperiales Rusas y después oficial del Ejército Ruso, eligiendo en esta ocasión un irónico alias: general Welldone (en inglés, bien-hecho).

En 1774, apareció en Nuremberg, intentando obtener fondos de Carlos Alejandro, margrave de Brandenburgo, para instalar otro laboratorio, esta vez pretendió ser el príncipe Rákóczy.

En 1779 se traslada a su última estancia en Eckenforde, Schleswig, Alemania, junto a las costas del Báltico, en donde vive bajo la tutela del Príncipe Carlos de Hesse-Cassel. Finalmente muere de de neumonía, el 27 de febrero de 1784 en la residencia del dignatario.

3 comentarios:

[Neuromante] dijo...

me lo ganaste ¬¬, yo queria escribir sobre Saint Germain. xDDD :)
toma un Cthulhu:

Z . . Z
|||

xD

buena info.

[Neuromante] dijo...

arrg salio corrido mi cthulhu T T

Anónimo dijo...

HOLA SE COMPARTE
www.fuegovioleta.org